125 personas con discapacidad de Málaga, beneficiarios de los primeros cursos de pádel adaptado

0
6

Finalizan los últimos 4 cursos de la Escuela de Pádel Adaptado que se han impartido en esta provincia durante el segundo trimestre del 2014, gracias al apoyo de FUNDACIÓN MAPFRE y Fundación Deporte y Desafío.

Clausura de los ‘Cursos de Pádel Adaptado” de la FUNDACIÓN MAPFRE y la Fundación Deporte y Desafío en el Club Reserva del Higuerón
Clausura de los ‘Cursos de Pádel Adaptado” de la FUNDACIÓN MAPFRE y la Fundación Deporte y Desafío en el Club Reserva del Higuerón

Nota de prensa. FUNDACIÓN MAPFRE y la Fundación Deporte y Desafío clausuraron en la mañana de ayer en el Club Reserva del Higuerón de Málaga los 4 últimos cursos de pádel adaptado que han promovido dichas entidades durante el último trimestre del 2013 y los dos primeros de este año.

El objetivo de esta iniciativa, de la que se han beneficiado un total de 125 personas con discapacidad intelectual y física de esta provincia, es contribuir a mejorar su estado físico, así como potenciar su integración y sus habilidades sociales a través del deporte. También obtienen numerosos beneficios físicos y psicosociales, como mayor autonomía personal, confianza, capacidad de superación y seguridad en sí mismos, y mejora del equilibrio y de la fuerza física.

En el acto participaron Joaquín Miró, Director General Territorial de MAPFRE en Andalucía Sur y Noelia Peña, Coordinadora de los programas deportivos de la Fundación Deporte y Desafío, que repartieron los diplomas a los participantes.

Los asistentes han podido conocer a un grupo de participantes y comprobar en directo como se desarrollaban las clases.

Gracias al apoyo de la Fundación MAPFRE han contado con todos los materiales necesarios para la práctica del pádel: palas y pelotas, 4 sillas de pádel adaptado, material de psicomotricidad (conos, aros, escaleras…) etc. Así como con profesionales especializados en discapacidad que trabajan con la Fundación Deporte y Desafío desde hace años y que han impartido estos cursos, ajustando la enseñanza en función de las distintas capacidades y niveles de los asistentes. Además, para poder llevar a cabo esta iniciativa la Fundación cuenta con la colaboración de voluntarios que han ayudado a los profesores y a los participantes en todo lo necesario.

Son muy numerosos los beneficios físicos y psicosociales que se pueden alcanzar con la práctica del pádel estas personas. Entre los más importantes podemos destacar el logro de una rehabilitación funcional y psicológica, desarrollar la autonomía personal, mejorar el autoconcepto, la confianza y la seguridad en uno mismo, mejorar el equilibrio y la fuerza, motivar la superación de cada participante, trabajar los límites de cada persona, desarrollar actitudes de aceptación y respeto de lo diverso y lo diferente tanto hacia uno mismo como hacia los otros, etc.

Profesionales especializados en discapacidad han impartido esta formación con la colaboración de voluntarios que han ayudado a los alumnos y profesores en todo momento. Para las clases, se han tenido en cuenta las distintas capacidades y nivel deportivo de los participantes y se han utilizado cuatro sillas de pádel adaptado y material de psicomotricidad adecuado para esta actividad.

Desde que comenzaron estos programas deportivos,  cada curso ha sido un éxito, lo que se demuestra en el interés por los participantes por repetir  y continuar cada cuatrimestre, aunque, por supuesto,  también tienen cabida las personas con discapacidad que quieren probar el pádel por primera vez.

La Escuela de Pádel Adaptado en Málaga, que se inauguró en octubre del año pasado, continuará su actividad en septiembre de 2014 con la realización de más cursos, que se llevarán a cabo en el Club Reserva del Higuerón, situado en Benalmádena, en esta ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here