A Amivel le faltó partido para la remontada

Salto inicial en Burgos. Foto Amivel

basketaxarquia.com – El equipo local cimenta su vitoria en un gran tercer cuarto y a Amivel le falta tiempo el último cuarto para la remontada. En un partido donde las defensas dominaron a los ataques, los Axárquicos no tuvieron su día en cuanto a la capacidad anotadora se refiere.

Como se preveía, se dieron los ingredientes y el partido disputado por Servigest Burgos y Clínicas Rincón Amivel fue grandísimo y apasionante. Los burgaleses tenían que aprovechar sus armas para poder con la plantilla como veleña. La extenuante defensa exhibida por los burgaleses fue el aspecto clave que hizo que la victoria se quedara en la cancha del Jose Luis Talamillo. Valga como dato que lograron bajar la media de anotación del Clínicas Rincón en veinte puntos. Si a esto unimos la intensidad y concentración demostrada por los blanquillos el resultado es uno de los mejores partidos disputados por el club burgalés en la división de honor.

Paradójicamente, el primer cuarto fue toda una demostración de acierto cara al aro contrario y el equipo local se marchaba a 19 puntos en ese parcial. Y, pese a que los jugadores ya estaban rayando a un gran nivel defensivo, el partido era un cambio de canastas. Cristian y Álvaro Mora se desafiaban exhibiendo sus muñecas, con Manu y Jesús Romero acompañándoles en cada equipo. Tanto uno como otro equipo, aprovechaban sus puntos fuertes. Pero fueron los burgaleses quienes, a base de velocidad, consiguieron una primera ventaja de cinco puntos en esos diez minutos. En el segundo cuarto el intercambio no fue de canastas sino de parciales (8-2 para el Servigest contestado con un 0-6 por los malagueños) y ninguno de los conjuntos lograba llevar el partido a su terreno. Aún así ,la ventaja de seis puntos al descanso hacía soñar a los locales con una victoria que, a priori, no entraba en los cálculos para disfrute de la animosa y numerosa afición que se citó en un pabellón que registraba una importante entrada.

En palabras del entrenador Jesús Escudero “nuestras premisas eran hacer que su anotación bajara de 60 puntos y salir con rapidez de su presión para anotar en contraataque. Y, por suerte, nos han salido las dos cosas”. Podemos tomar esas palabras como resumen de un tercer periodo portentoso en el que el equipo burgalés aprovechaba su férrea defensa para salir en velocidad hacia el aro contrario y escaparse en el marcador hasta una máxima diferencia de catorce puntos. Este cuarto podría servir como resumen del partido completo y, por extensión, de la filosofía de juego de Servigest Burgos para este año: defender, correr y jugar en equipo. Con Jason omnipresente en la cancha, la dirección de Jorge Iglesias y Ángel Acha lograba imprimir al encuentro el ritmo que más les convenía a los locales. Los del Clínicas Rincón AMIVEL anotaron su peor periodo del partido coincidiendo con la aparición en el partido de Jamel que hasta ese momento había estado muy discreto. Los desajustes defensivos de los veleños hicieron que Burgos acabara el cuarto como candidato a ganar el partido.

Pero, como se sabe, el partido dura cuarenta minutos y a fe que se hicieron largos para el equipo local. Aprovechando el esfuerzo hecho por su rival en los treinta minutos anteriores, el equipo de Málaga cuajó un extraordinario parcial de 0-10 que les acercaba a tan sólo cuatro puntos de un equipo local cansado y espeso en ataque. Muestra de ello es que los burgaleses estuvieron los primeros siete minutos y medio del último parcial sin anotar un solo punto pero también es cierto que lograban mantener un buen nivel defensivo con un destacado Josema cerrando los caminos hacia el aro local.

La incertidumbre flotaba sobre la cancha con la exigua ventaja de cuatro puntos con la que contaban los de Escudero a falta de menos de tres minutos pero cuando peor pintaban las cosas en un Servigest romo ofensivamente, Helder anotó un tiro exterior que devolvió la confianza a su equipo y maniató a los visitantes que veían quebrada su esperanza de remontar un partido que siempre tuvieron cuesta arriba. Un carrusel de tiros libres cerraba el encuentro ante la cerrada ovación del público que puedo disfrutar de un partido de baloncesto adaptado de los que, como dice el tópico, hacen afición. Los de Amivel, no obtuvieron premio tras este esfuerzo final y suman así su primera derrota.

Los del Clínicas Rincón AMIVEL deben trabajar mucho para seguir en la linde de los partidos de inicio de temporada, pero con 45 puntos es muy poca renta para vencer y que fueron superados en rebotes tanto ofensivos como defensivos hace complicado sacar adelante los partidos en esta categoría. Se observó que algunos jugadores salieron motivados pero en conjunto al equipo le costó mucho entrar en la dinámica del partido. Como dice el propio técnico veleño Paco Aguilar, “los encuentros hay que ganarlos en la cancha y la motivación debe ser de equipo y vibrar con lo que acontezca en el mismo”.

SERVIGEST BURGOS: Ángel (2), Jason (10), Josema (2), Jorge (10) y Cristian (16) –cinco inicial. Manu (5), Helder (2), Xavi (2), Cruz, Alberto, Álvaro y Dani

CLÍNICAS RINCÓN AMIVEL: Jesús Romero (15), Nourredinne Lakniz (2), Vargas (4), Almu Montiel (0) y Álvaro Mora (14) -cinco inicial. Jordi Ruiz (6), Jouardi (2), Josemi Mantas (0), Juan Carlos Trujillo (2), Francis Ruiz, Claudio De Sousa y Fran López.

Parciales: 19-14; 32-26 (13-12); 46-34 (14-8); 51-45 (5-11)

Árbitros: Tejido y Vega . Eliminados: Ángel (Servigest) min 34 ; y Nourredinne Lakniz (Amivel) min. 40

Incidencias: Partido disputado en el polideportivo José Luis Talamillo ante unos 400 espectadores.

Redacción con información de Sevigest Burgos y Amivel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí