Loida hace historia

0
27
elcomercio.es – Estuvo en las Paralimpiadas de Pekín y no quiere perderse las de Londres. Con ese objetivo en su mente trabaja día a día, entrenamiento a entrenamiento.
Mujer luchadora con las ideas claras en el deporte y en la vida, Loida Zabala lo tiene claro: «En 2008 participé en los Juegos y fue impresionante, este año quiero repetir.» En la cita en China esta extremeña afincada en Asturias hizo historia, ya que por primera vez una representante española compitió en halterofilia en unos Juegos Paralímpicos.
Y la experiencia fue muy positiva, ya que finalizó séptima, con lo que obtuvo un diploma olímpico.
A los once años sufrió una infección de médula y perdió la movilidad en las piernas. En ese momento comenzó su idilio con el deporte. «Empecé haciendo pesas a los 11 años, cuando me quedé en silla de ruedas, para poder valerme por mí misma. A los 18 años me propusieron competir en halterofilia y después de probarlo me encantó», recuerda.
«Todo lo que me proponga»

Pero el secreto de Loida no reside sólo en la fuerza. «Pese a la inflamación medular que padezco que me impide mover las piernas, no tengo ningún problema en el día a día porque gracias al deporte tengo fuerza, tanto física como mentalmente, para hacer todo lo que me proponga», explica.
Entre sus éxitos más destacados está el tercer puesto en el Campeonato del Mundo de Emiratos Árabes en diciembre, así como el Campeonato de Europa Júnior o los seis campeonatos consecutivos de España. Este año sólo hay un objetivo: Londres 2012. «Para tener una clasificación directa y poder ir a las Paralimpiadas tengo que estar entre las seis mejores del mundo y aunque estoy clasificada en la categoría de 48 kilos de peso corporal, me gusta estar con los pies en la tierra y pensar en que cualquier cosa puede pasar para no ir, como una lesión u otras circunstancias», comenta Loida, que tiene las pruebas puntuables para el Campeonato de España de 2012 como la próxima cita en su agenda.
En ese camino hacia Londres hay una parada muy importante: Asturias. Y un nombre: Lodario Ramón. En la primera prueba en la que compitió Loida conoció al hombre que la ha convertido en una deportista de élite. Al principio Lodario Ramón le enviaba los ejercicios desde Asturias y ella los seguía a rajatabla, incrementando en un año en 20 kilos el peso a levantar.
Fue entonces cuando esta extremeña decidió dejarlo todo y desplazarse a Oviedo. «El deporte me gusta tanto que lo dejé todo y me vine a Asturias para seguir progresando y cumplir mis metas.
Combino el deporte con el trabajo para poder vivir aquí y luchar por mejorar cada día más» dice Loida. Los éxitos no parar de llegar, eso sí, acompañados de esfuerzo y algo de nostalgia. «Sinceramente, no es nada fácil, puesto que echo de menos a mi familia y a mis amigos», afirma esta asturiana de adopción.
Ahora espera que su esfuerzo y sacrificio le ayuden a lograr una medalla en Londres. Y que cambien algunas cosas: «Me gustaría señalar el deseo que tenemos todos los deportistas de la Unión del Deporte Olímpico y Paralímpico, ya que me parece injusto que a nivel de becas un oro paralímpico ni se aproxime a cualquier posición de un olímpico. Nosotros luchamos tanto como los olímpicos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí