RTVE fracasa en su afán por colocar los Juegos Olímpicos a las cadenas privadas

0
57

elconfidencial.com – RTVE intentó ponerse la venda antes de la herida el pasado mes de noviembre y decidió buscar ‘partenaire’ para la emisión de los Juegos Olímpicos de Londres que se celebrarán entre los próximos meses de julio y agosto. Pero según aseguran fuentes internas de la casa, nadie quiso compartir la factura. La carga se hace ahora inmanejable después de que el Gobierno decidierarecortar en 200 millones el presupuesto de la casa.

La Corporación paga por esas imágenes 70 millones de euros. Además, tendrá que asumir entre cuatro y cinco millones en costes de producción. “Se sondeó para una posible coparticipación. Pero era mucho dinero y no tiene una gran utilidad para las privadas”, aseguran estas fuentes. Un ejecutivo de una televisión privada certifica que no hay el menor interés en el sector: “Ninguna cadena pagará por acceder a esas retransmisiones, ya que sería una auténtica ruina desde el punto de vista económico. Parece razonable que sea RTVE quien lo retransmita en tanto servicio público. Más dudoso es que se gasten 35 millones en la Champions League disparando los precios de la subasta”.

La Ley 8/2009, de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española, establece limitaciones al gasto que la cadena pública puede destinar a competiciones deportivas, pero excluye a los Juegos de esas restricciones. La norma obliga a “limitar al 10% del presupuesto anual total de aprovisionamientos, compras y servicios exteriores la adquisición de derechos de emisión de eventos deportivos oficiales catalogados (…) como de interés general y de gran interés para la sociedad que se fijarán en el contrato-programa, con exclusión de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos”. Eso sí, la ley deja claro que RTVE no podrá “sobrecotizar frente a competidores por derechos sobre contenidos de gran valor comercial”.

Vender contenidos a la baja

RTVE buscaba la complicidad de las privadas para obtener ingresos extra y aliviar situaciones como la acontecida en 2010, cuando tuvo que admitir un déficit 47,1 millones de euros por la menor aportación de las tasas que le abonan televisiones y telecos para sufragar su financiación. La liquidación de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) no coincidía con sus cálculos. “Mejor manejar un colchón”, debieron pensar los gestores de la Corporación. Poco podían imaginar que apenas tres meses después el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dinamitaría el futuro de la casa al recortar drásticamente sus ingresos. Una medida que abre la veda para la venta de derechos a la baja, la recuperación de la publicidad –sobre todo vía patrocinios- o la reducción de canales. Sobre todo cuando el 80% de los gastos está comprometido.

«O se nos abre el techo de ingresos o se han cargado el actual modelo de RTVE -aseguraban fuentes internas de la casa al más alto nivel, tras conocer la decisión del Gobierno-. Si la única opción es reducir gastos, no hay margen de maniobra alguno. Si habláramos de 20 o 25 millones aún se podría asumir, pero la cantidad que se plantea… Estamos hablando de un tipo de empresa donde todas las obligaciones de gasto están comprometidas incluso a uno o dos años vista”. La ley de financiación aprobada en agosto de 2009 establece que el exceso de ingresos sobre el límite establecido de 1.200 millones “se deberá ingresar en el tesoro público”.

Las últimas cuentas de la Corporación, correspondientes al año 2010, recogen una relación de las cantidades comprometidas para la compra de eventos deportivos. Por ejemplo, hay pactados pagos de 10,21 millones de euros por derechos de la selección española de fútbol. Retransmitir los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 implicará un desembolso de 5,12 millones y las finales de la Copa del Rey y la Supercopa de fútbol otros 4,03 millones. Más elevados en cuantía son los compromisos de compra de derechos de películas y programas, que alcanzan los 271,88 y 214,32 millones en 2011 y 2012, respectivamente.  RTVE también alcanzó en su momento un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (CIO) para adquirir los derechos de difusión en España de los Juegos de 2014 y 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí