Casinos: «Tengo cuerda por lo menos hasta los Juegos de Río»

    0
    0

    Casinos: «Tengo cuerda por lo menos hasta los Juegos de Río»abc.es – David Casinos (Valencia, 15/02/1972) mordió su cuarto oro en los Juegos Paralímpicos de Londres en la disciplina de lanzamiento de disco. Ya logró ser el mejor, pero en peso, en Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008. El atleta de Moncada charló ayer con los lectores de ABC.es y compartió lo que lleva en su mochila deportiva, brillante sin duda, y su enfoque respecto a las cosas desde una vida de superación.

    Casinos explicó respecto a su vivencia en la cita londinense que «el trato ha sido espectacular. Nos hemos sentido más que queridos. Los estadios han estado incluso más llenos que en los Juegos Olímpicos. Se sentía el calor de ochenta mil personas. El deporte paralímpico está al alza», al tiempo que concretó como sus próximos retos el Mundial que se celebrará en Francia y que «la verdad es que los Juegos de Brasil son mi gran objetivo».

    «Tengo cuerda por lo menos hasta Río de Janeiro, que es el próximo reto. Y, sobre todo, me gustaría, y a la espera estoy, de la candidatura de Madrid de 2020. A lo mejor no para competir, sino para poner mi granito de arena en ello», aseguró el atleta.

    Para el valenciano las disciplinas deportivas adaptadas están en un buen momento, pero espera que, aunque se anda por buen camino, se vaya «igualando» más con el deporte convencional. «El deporte adaptado está en claro auge. Han sido los mejores Juegos Paralímpicos de la historia, los más mediáticos y con el mayor soporte de patrocinadores. Las empresas se han volcado con el deporte adaptado. La gente los ha podido disfrutar más. Ha podido seguir la competición y ha visto lo que hay detrás de un deportista paralímpico», concretó.

    Celia y Ximena

    En la vida de David Casinos es vital su mujer Celia. Pero también es fundamental Ximena, su perra guía. «No tendría palabras para describir a Ximena sólo en una respuesta. Es un ángel que ha llegado a mi vida y, aunque parezca duro decirlo, es una de las suertes que he tenido al quedarme sin visión el encontrarme con Ximena. Estamos muy unidos y no entendería mi vida sin ella. Ximena es mis ojos y el día que la pierda volveré a ser ciego», explicó a los lectores mientras la misma Ximena descansaba a sus pies en la redacción de ABC en la Comunidad.

    Para David Casinos, que perdió la visión cuando tenía 26 años, hay una frase de cabecera que le acompaña siempre: «En la vida no hay nada imposible cuando el corazón y la mente van tras ello».

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí