El Lahn-Dill se resarce ante un Fundación Grupo Norte que termina octavo la Champions Cup

0
0
#image_title

Champions Cup
Play-Off, 7º-8º puesto (5/5/2013)
Fundación Grupo Norte 60 – RSV Lahn-Dill 73
Parciales: 10-16; 19-13; 14-26; 17-18

Fundación Grupo Norte
Fundación Grupo Norte

Fundación Grupo NorteLa octava plaza conseguida por el Fundación Grupo Norte en su participación en la Champions Cup puede tener dos lecturas, dependiendo del prisma con el que se mire. Una, la más pesimista, puede decir que el equipo vallisoletano ha quedado último sin lograr ganar ninguno de los cinco partidos disputado; otra, la más optimista, deja ver que los pupilos de José Antonio de Castro están entre los ocho mejores equipos de Europa. No pudo el equipo anfitrión continuar su buen final de Liga en el marco Europeo, enfrente estaban los mejores equipos del viejo continente.

Pese a que, a priori, parecía el partido con menos en juego de la última jornada de la Champios Cup, el Fundación Grupo Norte- Lahn-Dill escondía un conflicto de intereses entre alemanes y españoles. El equipo teutón pretendía limpiar su nombre tras cosechar cuatro derrotas un año después de proclamare rey de Europa; por su parte, los vallisoletanos no querían cerrar su participación sin regalar una victoria a los aficionados morados que acudieron a Pisuerga a animar a su equipo.

A primera hora de la mañana, los alemanes dieron muestras de estar más aclimatado al horario europeo y entraron más enchufados en el partido, con el británico Bestwick sin óxido en su muñeca. Recortó distancias el Fundación Grupo Norte gracias a una pegajosa defensa y a la batuta de Dan Highcock, bien secundada por Mena, que complicaba los intereses del Lahn-Dill (8-10).

En ese momento llegó el bajón vallisoletano. Unos minutos de despiste y precipitación que colocaron al conjunto teutón con un marcador a su favor de 10-16 con el que el primer cuarto tocó a su fin. Con esa dinámica, los alemanes llegaron a doblar el marcador (10-20) amparándose en el juego interior de Kohler y Schell, sin contar con la furia morada que empezó a asomar la pista anexa de Pisuerga.

Poco a poco, los anfitriones iban ganando terreno, metiendo el partido en una atmósfera de igualdad. Una jugada de 2+1 de Mena abría los ojos alemanes. Poco después Leep, desde la línea de tres puntos, apretaba más las cosas (23-24) y Highcock daba al Fundación Grupo Norte su primera ventaja del partido (25-24). Un marcador que abrió la veda a un intercambio de golpes que dejó a los dos equipos colgados del empate de cara a la segunda mitad (29-29).

Con un parcial de 0-6 a la salida del descanso, el partido se le puso cuesta arriba al equipo vallisoletano que intentó tirar de casta de mano de la inspiración de Leep y el dinamismo de Sonia, pero en la fiesta estaba invitado un representante de la «Ciudad del Motor». Michael Paye hizo una exhibición del buen funcionamiento de los motores ensamblados en las fábricas de su Detroit natal y aniquiló en un abrir y cerrar de ojos al equipo de De Castro (35-47). El Lahn-Dill metió esa ventaja en una bolsa hermética en la que no pudo meter la mano el Fundación Grupo Norte que afrontó el último tramo del partido con un marcador adverso de 43-55.

Le costaba al conjunto morado recortar metros en la montaña de doce puntos que habían colocado los germanos sobre el parqué. La intensidad de Jonatan Soria encontró premio con un 2+1 que alegraba un la cara de un combativo Fundación Grupo Norte (50-59), pero que obtuvo respuesta a renglón seguido con otra jugada de tres puntos en manos de Joe BestWick.

Siguieron los anfitriones nadando a contracorriente, guiados por Roberto Mena, que tenía que sudar tinta cada vez que quería romper la telaraña cosida por Nicolai Zeltinger. Con una escrupulosa organización táctica, el Lahn-Dill sostuvo su renta hasta el final del partido (60-13), logrando limpiar por encima la imagen del último rey de Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí