El Fundosa brilla para adjudicarse la tercera plaza de la Champions #ChampionsCup

0
1
#image_title

El Fundosa Once, con una seria defensa y las ganas por olvidar el mal partido de semifinales ante el Santa Lucía, ha brillado con su juego colectivo, el poderío de Tucek en la pintura y la calidad de Alejandro Zarzuela y Bywater, para adjudicarse la tercera plaza de la Champions Cup ante un Besiktas que se apagó muy pronto al ser anulado por el cuadro madrileño.

Champions Cup
3º y 4º puesto (5/5/2013)
 Besiktas 63 – Fundosa Once 83
Parciales: 19-21; 7-21; 18-17; 19-24

 Javier Martínez / dxtadaptado.com / Fundación Grupo Norte

Imagen del partido. Fundación Grupo Norte
Imagen del partido. Fundación Grupo Norte

Los dos equipos saltaron a la cancha con la máxima intensidad y con la clara intención de hacerse con las riendas del juego, pero ninguno fue capaz de adquirir distancia y la igualdad sería la tónica dominante en los primeros minutos del partido.

Tanto Besiktas como Fundosa se aplicaron en defensa y se pudo ver una interesante lucha en la pintura que también estuvo equilibrada, ya que nadie daba su brazo a torcer ni había lugar para la relajación. De ahí que se llegara a un apretado 19-21 tras los diez minutos iniciales, gracias a la efectividad de Tucek en el cuadro madrileño, que aportó ese plus para dar ventaja a su equipo.

Con ella tomaron impulso en el siguiente cuarto y, a través del acierto exterior de Bywater, aumentaron la renta hasta los ocho puntos (21-29), que el técnico turco intentó frenar con un tiempo muerto.

Pero el parón sólo sirvió para que el conjunto español recibiera otra inyección de fuerza y, con un gran trabajo colectivo en todas las facetas del juego, se hizo dueño y señor de la pista, para incrementar las diferencias hasta los 16 pùntos (26-42), bastante complicada de remontar para el Besiktas, que se vio impotente para recuperar la concentración y empezó a vagar por la pista del Pisuerga, arrastrado por la corriente madrileña, que dejó un 26-46 al descanso.

 

El equipo español, lejos de relajarse con esa importante ventaja, mantuvo la tensión competitiva y la seriedad en defensa, enterrando así cualquier opción de los turcos para remontar. Era su forma de demostrar el poderío y la calidad que atesoran y de reivindicarse como uno de los mejores de Europa, aunque no pudieran alcanzar la final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí