Juveniles colombianos, por el sueño Parapanamericano

    0
    2

    Este domingo inicia una nueva competencia para atletas jóvenes colombianos en condición de discapacidad.

    COLPRENSA/VANGUARDIA LIBERALvanguardia.com – Se trata de la tercera edición de los Juegos Juveniles Parapanamericanos, que se celebrarán en la capital de Argentina, hasta el 19 de octubre, con la participación de más de 600 deportistas del continente.

    Este evento nació como un espacio dedicado al desarrollo deportivo y personal de jóvenes atletas de la región en condición de discapacidad. No solo es una competencia que trata de medir el desempeño de cada uno de ellos, sino una justa que tiene como misión fomentar la inclusión, el compañerismo y la equidad, teniendo en cuenta que estos serán los futuros representantes de cada uno de los países americanos en ediciones de Juegos Paralímpicos.

    La afición ha crecido y, en comparación con los juegos realizados hace cuatro años en Bogotá, nuevos países se unen a esta fiesta deportiva. Esta edición contará con la participación de 17 delegaciones, provenientes de: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Estados Unidos y Venezuela.

    Serán 51 los atletas participantes por Colombia, 22 de ellos mujeres, con edades que oscilan entre los 14 y 21 años, quienes estarán en la lucha por 70 metales, repartidos en nueve disciplinas, que son: atletismo (10 atletas colombianos), boccia (5), fútbol-7 (9), baloncesto (9), judo (1), levantamiento de pesas (1), natación (10), tenis de mesa (4) y tenis en silla de ruedas (2). La competencia tendrá una disciplina más, en la que no habrá participación nacional: el golbol.

    Los representantes vienen de diferentes regiones del país: Antioquia, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Caldas, Huila, Santander y Valle del Cauca y pertenecen a tres federaciones diferentes: Federación Colombiana para personas con Limitaciones Físicas (Fedeliv), Federación de Deportes de Limitados Visuales (Fedesir) y Federación Colombiana de Deportistas con Parálisis Cerebral (Fecde-Pc).

    El mayor número en la delegación es de atletas con problemas físicos, 19 varones y cuatro mujeres. En segundo lugar los deportistas con parálisis cerebral: 15 hombres y 5 damas; mientras que solo habrá ocho representantes con carencia visual, dos de ellos en la rama femenina.

    Diego Piedrahita, campeón mundial de judo juvenil, es uno de los deportistas claves del equipo tricolor, pues lleva una buena temporada en la que está a punto de asegurar un lugar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, en 2016.

    Antes de viajar a Buenos Aires, los competidores estuvieron entrenando en sus regiones de origen, hasta que hace un par de semanas se unieron en una concentración que le permitió a su director deportivo, el cubano Eduardo Montenegro, conocer del equipo sus dificultades y fortalezas, para armar un plan que será llevado a cabo en la capital argentina durante siete días.

    “Ellos estuvieron entrenando con sus respectivas ligas hasta el primero de octubre, a partir de allí los concentramos en ciudades y municipios cercanos a la capital, por ejemplo la natación y el tenis de mesa estuvieron entrenando en Girardot, mientras que el baloncesto lo hizo cercano de Soacha”, explicó Montenegro.

    Cada disciplina cuenta con un entrenador, a excepción de atletismo, una de las más importantes para el deporte nacional que tendrá a dos técnicos a su servicio. 41 personas viajarán junto a la delegación, allí se destacan médicos, psicólogos, nutricionistas, entre otros, que acompañarán el proceso de los competidores nacionales.

    Este domingo iniciará el calendario de competencias, con todas las disciplinas en fase clasificatoria.

    El acompañamiento técnico

    Eduardo Montenegro es el director deportivo de la delegación colombiana para estas justas. En vista de que su país (Cuba) no hace presencia en ellas, decidió brindar sus conocimientos, desde el pasado 1 de junio, a unos atletas que se erigen como potencia en la región.

    Este cubano ha acompañado a sus compatriotas en diferentes competencias paralímpicas, desde Sídney en el 2000, hasta Londres en el 2012. Fue precisamente en esta última cita en la que se percató del movimiento colombiano, lo que le generó interés por buscar la posibilidad de hacer parte del comité nacional.

    “Tengo una gran amistad con el deporte paralímpico colombiano y siempre ha habido una amplia colaboración de Cuba con el país. Desde allá veníamos estudiando el deporte colombiano y nos parecía que se estaba fortaleciendo de una manera increíble, aumentando sus medallas considerablemente en las diferentes competencias panamericanas. Eso me motivo mucho a venir a trabajar aquí y, aprovechando las relaciones, llegué”, le contó a Colprensa el técnico.

    Para esta edición hay plena confianza en las capacidades cafeteras. Después de Brasil, Colombia es el país que mas se ha venido desarrollando deportivamente en el continente, más aún en el aspecto paralímpico, infortunadamente a causa del conflicto armado.

    “Colombia, con su desgracia de la guerra, tiene mayor aporte de personas con discapacidad en el movimiento paralímpico. Aquí tiene mucha más importancia que en cualquier otro país, lo reconocen como una opción de integración social, de allí se deriva ese material humano grande, con potencial técnico, que hoy vemos que se ha fortalecido y ha crecido. Es por esta razón que tenemos plena confianza en la actuación destacada que tendrá el país en esta competencia”, aseguró Montenegro.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí