Juan Saavedra caza el bronce en la Copa del Mundo de tiro en Múnich

El gallego sube al tercer cajón del podio en la prueba de 50 metros carabina aire tendido R6.

0
58

Hace un mes Juan Saavedra se marchó cariacontecido de Châteauroux (Francia), que puso en liza las primeras plazas para los Juegos Paralímpicos de París 2024, al no colarse en las finales. Después de un reseteo, el tirador español ha vuelto a pisar un podio internacional tras llevarse la medalla de bronce en la Copa del Mundo de Múnich (Alemania) en la prueba de 50 metros carabina aire tendido R6.

Añade así otra muesca más a su extenso palmarés, en el que destacan la plata de Londres 2012 y el bronce de Tokio 2020. El gallego confirma con este resultado que está a un gran nivel y entre los mejores en una modalidad en la que cada vez hay una mayor competitividad y rivales de enjundia. En la galería de tiro alemana, que fue sede olímpica en 1972, Saavedra accedió a la final de ocho con la mejor puntuación (624.2) de los 33 participantes.

En la lucha por las preseas fue de menos a más. En la primera parte de la competición, después de diez disparos, se situó octavo con 101.4 puntos. En la fase de eliminatorias comenzó a encontrarse cada vez mejor y con más seguridad en sus tiros para ir recuperando posiciones hasta colocarse tercero. El pontevedrés aseguró la medalla en el duelo ante el surcoreano Sungchul Ju tras clavar la bala en el blanco en 10.4 puntos, frente a los 10 del asiático.

Terminó con 227.5 puntos, pero no pudo con la eslovaca Veronika Vadovicova -vigente campeona paralímpica-, oro con récord del mundo (251.9), ni con la alemana Natascha Hiltrop, plata con 248.5. El martes competirá en 10 metros carabina de aire tendido R3, en la que también tiene opciones de lograr metal. Su gran objetivo este año es el Mundial de noviembre en Al Ain (Emiratos Árabes Unidos), en el que buscará el billete para París 2024, que serían sus sextos Juegos Paralímpicos.

“Los diez primeros tiros fueron malos, pegué tres nueves seguidos en el mismo sitio, no estaba apuntando a dónde debía. Tuve que corregir mucho y a partir de ahí entré en una buena dinámica, remonté desde la última posición hasta la tercera, pero ya no me dio para más. Tras el décimo tiro me veía fuera de las medallas, así que estoy contento con lo conseguido, vuelvo a recuperar sensaciones después del desastre en Châteauroux. Ahora me queda la prueba de aire en la que espero meterme en la final y pelear hasta el último disparo”, ha comentado.

En Múnich también están compitiendo otros dos españoles. El jienense Carlos Linares ha debutado internacionalmente con un noveno puesto (549), a tres puntos de meterse en la final, en P3 pistola deportiva con calibre 22 a 25 metros SH1. En la misma prueba, la riojana Cristina Ortega ha sido 24ª (500 puntos). Este domingo lo harán en 10 metros aire comprimido P1 SH1.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí