El legado de Barcelona 1992 sigue latiendo con fuerza

Se cumplen 30 años de unos Juegos que cambiaron el movimiento paralímpico. Para conmemorarlo, os traemos un especial sobre aquella cita, con datos, entrevistas y reportajes sobre algunos de los protagonistas.

0
422

Se cumplen tres décadas de un sueño hecho realidad, de 12 días mágicos de competición, del evento que alumbraba al mundo una España contemporánea, de una cita inolvidable que fue el trampolín para que el movimiento paralímpico diera un gran salto. Sigue vivo y latiendo con fuerza el legado de los Juegos de Barcelona 1992, cuyo valor el tiempo acrecienta. Después del éxito de los olímpicos, la Ciudad Condal volvió a engalanarse para vivir una experiencia irrepetible que marcó un antes y un después en la historia paralímpica y que puso el listón muy alto a las futuras sedes. Para conmemorarlo, os traemos un especial sobre los Juegos, con datos, entrevistas y reportajes sobre algunos de los protagonistas. Puedes descargarlo aquí y al final del texto.

Barcelona fue un punto de inflexión en la percepción de la discapacidad por parte de la sociedad española, el escaparate perfecto desde el que visibilizar a un colectivo silenciado e ignorado, que demostró capacidad de superación y perseverancia. La relevancia del deporte adaptado era escasa en España y existía el temor a que las instalaciones estuviesen vacías, pero el público respondió de forma masiva e inesperada, llenando de alegría las gradas y superando con creces las expectativas, incluso de los propios deportistas, poco habituados a sentir el calor de la gente.

Más de 2,3 millones de personas presenciaron alguna competición y 65.000 vieron como la flecha llameante que lanzó Antonio Rebollo surcaba el cielo y encendía el pebetero en el Estadio Olímpico de Montjuic en una ceremonia de inauguración, celebrada el 3 de septiembre, que repitió el modelo que había deslumbrado en julio con los olímpicos. Estuvo presidida por la Reina Doña Sofía y actuaron los tenores Montserrat Caballé y Josep Carreras y el cantante Joan Manuel Serrat.

Y el cosmólogo Stephen Hawking también dirigió a los asistentes un mensaje a través de los videomarcadores: “Todos somos diferentes. Algunos hemos perdido la capacidad de usar partes de nuestro cuerpo, pero tiene una importancia mínima. Lo que verdaderamente importa es que conservemos el espíritu humano, la habilidad de crear. Es hora de que consigamos el mismo respeto por las necesidades de las personas con discapacidades“.

Se reunieron 3.000 deportistas de 84 países, España contó con 299 (217 hombres y 82 mujeres) y su abanderado en la apertura fue el atleta con parálisis cerebral Javier Salmerón. El programa deportivo estuvo formado por 15 modalidades: atletismo, baloncesto en silla de ruedas, boccia, ciclismo, esgrima, fútbol-7, goalball, halterofilia, judo, natación, tenis en silla, tenis de mesa, tiro con arco, tiro olímpico y voleibol sentado y de pie.

Fue la primera vez que los Juegos Paralímpicos tuvieron cobertura diaria de televisión en directo, con una audiencia acumulada de 7 millones de telespectadores. Y en su organización fue clave la aportación de la Fundación ONCE, con una partida de más de 24 millones de euros, casi la mitad del presupuesto que tuvieron.

En la capital catalana se forjaron grandes cambios: empezó a utilizarse la misma Villa para olímpicos y paralímpicos; se establecieron estrictos cupos de participación y marcas mínimas para garantizar un nivel alto de competición; se introdujo un método de clasificación funcional que permitió agrupar a los deportistas con distinto grado de discapacidad dentro de una misma clase, según el criterio de la igualdad de condiciones; y por primera vez se realizaron controles de dopaje en base a la normativa y a la lista de sustancias prohibidas del COI.

Al éxito organizativo de los Juegos se unió la hazaña deportiva. España hizo historia con 107 medallas (34 oros 31 platas y 42 bronces) que siguen siendo referencia hoy. En la pista de atletismo se lograron 48 preseas, con nombres propios como el de Puri Santamarta y Javi Conde con cuatro oros, Marcelino Paz, José Antonio Sánchez, Julio Requena, Purificación Ortiz, Alfonso Fidalgo o Manolo Rodríguez. En la piscina los nadadores salpicaron 43 medallas, con protagonistas como Jesús Iglesias, Xavi Torres, Pablo Corral, Arancha González, Sonia Guirado, M. Paz Montserrat, Jordi Pascual o José Pedrajas.

ESPECIAL 30 ANIVERSARIO | JJPP BARCELONA 1992 by Avance Deportivo – Issuu

REVISTA 30 ANIVERSARIO BARCELONA 1992 (En PDF)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí