El Mundial de Manchester, un nuevo reto para la natación española

La selección acude a la piscina británica (31 de julio al 6 de agosto) con 37 deportistas, que pelearán por las medallas y por las plazas directas para los Juegos Paralímpicos de París 2024.

0
262

El renovado Centro Acuático de Manchester acoge del 31 de julio al 6 de agosto el Mundial de natación, en el que se decidirá el número de plazas directas que obtiene cada país para los Juegos Paralímpicos de París 2024. Cada oro y plata otorga un billete -solo una por nadador- y no serán nominales. El equipo español acude al campeonato con un grupo formado por 37 deportistas que luchará por mejorar el botín del pasado año en la isla portuguesa de Madeira (29 medallas).

Será una cita más exigente ya que estarán las principales estrellas de este deporte, con la presencia de China, pero sin Rusia ni Bielorrusia, que siguen vetados. En la piscina británica, la Federación Española de Deportes con Discapacidad Física (FEDDF) estará representada por 22 nadadores encabezados por la laureada Teresa Perales, quien llega a la cita tras bajar varias categorías por la lesión que viene arrastrando en su hombro y apunta al podio. Junto a ella viajan Chano Rodríguez, David Levecq, José Antonio Marí, Miguel Luque, Sarai Gascón, Toni Ponce, Ariel Schrenck, Núria Marquès, Íñigo Llopis, Óscar Salguero, Jacobo Garrido, David Sánchez, Luis Huerta, Nahia Zudaire, Vicente Gil, Sergio Martos, Carlos Martínez, Beatriz Lérida, Leyre Ortí, Tasy Dmitriv y Jian Escanilla, el único debutante.

“Es el primer Mundial en el que compito como S2 y he tenido que aprender un montón de cosas otra vez, tiene su dificultad por ello, pero estoy con ganas. He entrenado todo lo mejor que he podido y espero que se refleje en las marcas y pueda estar al menos muy cerca del podio. Nado tres pruebas, la única que no es paralímpica es la primera, 50 braza, que me quitará esos nervios y me ayudará a meterme en competición, también a nivel emocional y muscular me permitirá ver cómo estoy. Las principales son 50 y 100 espalda, con suficientes días de descanso entre una y otra. El podio está difícil, pero no imposible”, ha indicado Teresa Perales.

En los últimos años Toni Ponce se ha erigido en un referente, un coleccionista de medallas. “Las sensaciones son cada vez mejores y eso te ayuda a tener ganas de competir. Es un Mundial muy importante de cara a conseguir el máximo de oros y platas para las plazas de los Juegos. Volveré a hacer calendario completo, quiero estar en mejores marcas, soy consciente de que hay dos pruebas como son 100 braza SB5 y 200 estilos SM5 en las que voy primero en el ranking, si todo va bien lucharé para revalidar el título de campeón del mundo en ambas. En 200 libre sé que está el italiano (Francesco Bocciardo) un escalón por encima. Apretaré en el crol, porque he mejorado este año y a ver qué pasa también en los relevos”, ha confesado.

El onubense David Sánchez durante el Mundial de Madeira. Foto: CPE

Miguel Luque, otro de los veteranos de la selección, aterriza en Manchester con la mira puesta en las preseas en 50 braza SB3 -actual subcampeón mundial- y en 150 estilos SM4. “Estoy contento de participar en otro campeonato del mundo, me estoy encontrando bastante bien esta temporada y vamos a ver cómo sale. Nadaré 50 braza y 150 estilos y dependiendo de cómo esté, haré o no los relevos. Me veo con ganas de pelear para estar en el podio, pero lo sabremos cuando estemos allí, dependerá de cómo nos encontremos”, ha apuntado.

Otro bracista que aspira a las medallas es Óscar Salguero, candidato al oro en 100 braza SB8. “Llego al 100% dentro de la situación en la que me encuentro. Debido a una lesión que llevo arrastrando desde hace casi dos años y que todavía no han dado con lo que es, aunque sí me detectaron una pequeña displasia de cadera, mi preparación se ha visto afectada, no siendo como a mí me gustaría. He entrenado al máximo para llegar en las mejores condiciones, pero el dolor me limita. Mi objetivo es diferente a otras temporadas, no se basa en un resultado, sino en disfrutar del proceso y si cae alguna medalla, más que contento”, ha indicado.

El donostiarra Íñigo Llopis, plata paralímpica en Tokio, también buscará colarse entre los mejores. “Llego bien, estoy con mucha ilusión y las sensaciones en los entrenamientos son buenas al igual que las marcas, algo que nos motiva un poco más. El 100 espalda S8 es mi prueba fuerte, pelearé por las medallas, es un claro objetivo. Y luego tengo también 400 libre y 100 mariposa, en las que este año mejoré bastante, así que lo importante es superarme a mí mismo. Y en relevos 4×100 libre y 4×100 estilos tenemos un equipazo, con combinaciones muy buenas, trataré de hacerlo lo mejor posible para que el seleccionador cuente conmigo”, ha subrayado.

Cargada de confianza llega su compañera de entrenamientos, Nahia Zudaire, quien sumó tres bronces en Madeira el año pasado: “Ha sido una temporada en la que he disfrutado, he podido centrarme en el deporte y estoy contenta con la actitud en los entrenos y competiciones. Al ser mi tercer Mundial tengo lecciones aprendidas y con más experiencia, con lo cual me tranquiliza mucho. Mi prueba es el 400 libre S8, no sé si se repetirán los resultados de Madeira, pero sé que puedo mejorar mis tiempos. El abanico de pruebas en las que soy competitiva ha aumentado un poco, en la braza estoy bien, y luego en los relevos participaré solo en uno porque en España ha subido el nivel bastante”.

Algunos de los nadadores españoles que acudirán al Mundial de Manchester. Foto: FEDDF

Sarai Gascón, quien desde hace un par de meses ejerce de concejala de deportes en Terrassa, acumula más de 22 medallas en mundiales y confía en aumentar esa cifra. “Noveno Mundial, no hubiera dicho nunca que llegaría a disputar tantos y mucho menos estar en la élite todos estos años. Mi preparación sigue siendo la misma, aunque compaginándolo con el nuevo trabajo. Tengo poco tiempo y me tengo que organizar muy bien para poder llevarlo todo. Este año he competido a ritmos muy buenos y espero poder hacer las mejores marcas de la temporada. Voy a intentar dar mi mejor versión posible, luchar hasta el final cada prueba para subirme al podio. De pruebas individuales nado 50 y 100 libre S9 y 200 estilos SM9, que es en la que más opciones tengo, y a la espera de confirmación por parte del seleccionador para nadar los relevos”, ha aseverado.

La barcelonesa, que debutó con 14 años con un oro y un bronce en el Mundial de Durban (Sudáfrica) en 2006, continúa entre las mejores. “Cada año salen nuevas rivales, pero precisamente este año han aparecido con un nivel muy alto ocupando las primeras posiciones del ranking. La decepción es que varias no deberían competir en la misma categoría que la mía. Me gusta que el deporte sea justo, pero el sistema de clasificación que divide por categorías en función de cada diversidad funcional para que en el agua tengamos todos los deportistas las mismas oportunidades, hace tiempo que está fallando. Nuestro deporte ha dejado de ser justo e igualitario. Me ha pasado en varios Juegos y campeonatos internacionales que nadadoras en la final las han cambiado de categoría al año siguiente a una categoría con ‘menos afectación física’ ya que no estaban bien clasificadas. Este es el verdadero doping del deporte paralímpico. Desilusiona y desmotiva mucho”, ha lamentado.

En una prueba, 200 estilos SM9, coincidirá con Núria Marquès, compañera de entrenamientos en el CAR de San Cugat bajo las órdenes de Jaume Marcé. La de Castellví de Rosanes (Barcelona) está con “muchas ganas de que empiece ya. A ver que nos encontramos porque al ser año previo a los Juegos suele ser un campeonato muy exigente y todos están enchufados. Lo he preparado mucho y espero que salga bien, he trabajado muy duro. En 100 espalda, que le tengo un cariño especial, y en 200 estilos, las cuales he trabajado más, me veo con mucha fuerza para afrontarlas. Han salido nuevas rivales, pero voy a por todas. Las otras dos, 100 mariposa y 100 braza, las nadaré para tener sensaciones”, ha explicado.

Otra de las perlas de la natación española es Tasy Dmytriv, de 14 años. Disputará su segundo campeonato del mundo tras el de Madeira, en el que logró un oro, una plata y un bronce. La nadadora que pule Patricia Prieto lleva varios cursos demostrando un enorme talento y con más experiencia a sus espaldas, confía en estar otra vez entre las mejores, pero sin presión añadida por su bisoñez. La almeriense está inscrita en 100 mariposa S9, 200 estilos y 100 braza SB8. “Lo afronto con ganas e ilusión, quiero disfrutar de una piscina que todavía no conozco. Este año me estoy viendo bien en el agua, quiero luchar por medalla en todas las pruebas, pondré todo de mi parte. El objetivo es revalidar ese oro en la braza, habrá que luchar y esforzarse”, ha recalcado.

El nadador valenciano Kike Alhambra durante el pasado Mundial de Madeira. Foto: CPE

De la Federación Española de Deportes para Ciegos estarán los debutantes Álex Villarejo y Mahamadou Dambeleh, así como José Ramón Cantero, María Delgado, Borja Sanz, Juan Ferrón, Iván Salguero, Ariadna Edo, Emma Feliú, Marian Polo y Kike Alhambra. El joven valenciano espera dar un salto en Manchester y meterse en el podio en alguna prueba: “Llego a este campeonato en una de mis mejores condiciones basándome en el ranking internacional. Tengo como objetivo principal la prueba del 100 mariposa S13 ya que estoy actualmente en la cuarta posición y a menos de un segundo del tercero”.

La aragonesa María Delgado, que logró cuatro medallas en el último Mundial, se muestra ambiciosa. “Ha sido un año muy bueno de trabajo, sin ningún altibajo, con competiciones consistentes y nadando rápido desde el inicio de temporada, así que con ganas de hacerlo bien. Mi principal prueba es el 100 espalda S12, en la que he puesto gran parte del esfuerzo de este año, pero me veo bien en las tres, vengo de hacer récord de España en 100 mariposa, mientras que en 100 libre estará más apretado. Creo que puedo estar arriba y luchar por las medallas”, ha afirmado.

La Federación Española de Deportes para personas con Discapacidad Intelectual contará con Eva Coronado. Mientras que con tres representantes acudirá la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido: Alejandro Rojas, Daniel Ferrer y Marta Fernández. La burgalesa, la nadadora española con más metales en los Juegos de Tokio, se estrenó en 2022 en un Mundial con dos oros, una plata y un bronce. Después de bajar de categoría debido a los problemas físicos causados por la tetraparesia espástica con la que nació, aparece entre las favoritas en las cuatro pruebas que nadará: 50 braza SB3, 150 estilos SM3, 50 mariposa S3 y 100 libre S3.

“Lo afronto como todos los campeonatos, con ilusión y con muchas ganas de competir y de disfrutar esta experiencia al máximo. Tengo una enfermedad degenerativa que va avanzando y se nota, hay que adaptarse a los cambios o problemas que surjan. Gracias a todo el equipo médico del Comité Paralímpico Español y al resto de profesionales que forman parte de mi día a día, todo es más fácil de llevar. Las medallas, como suelo decir, no solo dependen de mí, también de lo que hagan el resto de mis rivales. Hace unos meses me cambiaron de categoría y eso significa que tengo que nadar nuevas pruebas. Llevamos meses preparando el Mundial y tengo muchas ganas de luchar por las medallas”, ha asegurado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí