Dani Molina conquista en Pontevedra su quinta corona mundial

El triatleta alcarreño logra el oro y ratifica una vez más que es el rey indiscutible en categoría PTS3. España consigue dos platas más gracias al tándem Susana Rodríguez-Sara Löehr (PTVI) y a Marta Francés (PTS4). Eva Moral, Nil Riudavets y Lionel Morales rozan el podio.

0
132
Dani Molina tras proclamarse campeón del mundo por quinta vez. Foto: Fetri

Hace una semana Dani Molina sopló 49 velas y en cada competición confirma que atraviesa por el mejor momento de su trayectoria deportiva. El mejor regalo de cumpleaños lo acaba de obtener en Pontevedra, donde ha conquistado el oro en el Mundial, el quinto en su excelso palmarés. El alcarreño continúa siendo el rey indiscutible en PTS3 (discapacidades significativas) tras imponerse con determinación, energía y fe. Con este logro certifica su presencia en París 2024 y volverá a unos Juegos Paralímpicos 20 años después.

Al seis veces campeón de Europa no hay quien le haga sombra y lidera con mano de hierro su categoría desde hace varios años. Ya acumula 25 victorias en 27 pruebas internacionales desde mayo de 2017. En territorio gallego se mostró intratable desde el inicio, salió del agua del río Lérez en primera posición. En la segunda vuelta del segmento de bicicleta se vio adelantado por el alemán Max Gelhaar. Pero se guardaba para el final su mejor arma, la carrera a pie, en la que dio el golpe definitivo para cruzar en solitario la meta con un tiempo de 1:06.53. El extremeño Kini Carrasco fue octavo con 1:20.22.

Sabor agridulce el que se ha llevado Susana Rodríguez junto a su guía Sara Löehr. La viguesa disputaba en casa un campeonato del mundo muy especial, arropada por su gente, con el objetivo de alcanzar su sexto título mundial en PTVI (ciegas o con deficiencia visual). Las campeonas paralímpicas en Tokio 2020 lideraron la mayor parte de la competición, siendo primeras en los 750 metros de natación y en las primeras vueltas en tándem. Hasta que una discutida sanción por un supuesto bloqueo a un tándem masculino les apartó del triunfo. El problema se agravó cuando pararon para cumplir con el minuto de penalización, pero la oficial que debía cronometrar la parada no estaba preparada para ello y las españolas perdieron otros 40 segundos más. Eso les sirvió a las italianas Francesca Tarantello y Silvia Visaggi para llevarse el oro con 30 segundos de diferencia sobre la gallega y la catalana.

Susana Rodríguez junto a su guía Sara Löehr durante el Mundial. Foto: Fetri

“En la segunda vuelta vinieron unos chicos, que son mucho más fuertes que nosotras, nos adelantaron en unos segundos y lo hicieron por la derecha porque quisieron, había sitio por los dos lados, pero el juez oficial nos sacó una tarjeta a nosotras. Era la primera vez que me pasaba en la vida, pero sé que cuando te sancionan tienes que parar en la siguiente área de penalti box. Pero al llegar allí la oficial estaba apoyada encima de la mesa, nos decía que allí no era, y tras perder tiempo seguimos la carrera, pero ya estaba totalmente fuera mentalmente, no sabía ni cuánto tiempo habíamos perdido ni si me iban a descalificar. Ha faltado personal competente para una carrera de élite como esta”, ha lamentado Susana.

En PTVI masculino, el valenciano Héctor Catalá y su guía Carlos Oliver acabaron quintos (59.25) tras remontar desde el décimo puesto en la natación, quedándose a poco más de 20 segundos del bronce que se llevó el francés Antoine Perel. Por su parte, la pareja formada por Jota García y Diego Mentrida, que fueron los más rápidos en salir del agua y que después sufrieron una penalización de 10 segundos, fueron novenos (1:01.34).

La tercera medalla de la ‘ParaTriArmada’ lleva la firma de Marta Francés, una deportista que siempre cumple en las grandes citas. La catellanomanchega ya tiene olvidada la lesión que sufrió en julio en A Coruña tras romperse el radio y el cúbito del brazo izquierdo y vuelve a ofrecer un gran nivel en PTS4 (discapacidades moderadas). Empezó siendo segunda en natación, después cayó un puesto en la bicicleta, pero lo recuperó en los cinco kilómetros de la carrera a pie al superar a la británica Hannah Moore para llevarse la plata con 1:14.00, por detrás de la estadounidense Kelly Elmlinger (1:10.42). La onubense Carmen González fue octava (1:25.59).

Marta Francés celebra la medalla de plata en el Mundial. Foto: Fetri

“No me esperaba este resultado. No empecé bien la natación porque el día anterior tuve asma y no podía ir a tope porque peligraba el resto de la competición. La bici ha sido muy técnica, perdía segundos en cada giro ya que tenía que frenar mucho. Me bajé en la transición justo con las dos primeras y en la carrera sabía que no podía batir a Elmlinger, pero sí a la británica, a la que cogí en la segunda vuelta. Objetivo cumplido, estoy súper contenta. No estoy al 100% clasificada para París, pero estaría hecho si salen bien las dos próximas Copas del Mundo”, ha explicado.

En PTS4 masculino, el menorquín Nil Riudavets se quedó con la miel en los labios al ser cuarto con 1:00.50, a 19 segundos del bronce del croata Antonio Franko. Los franceses Alexis Hanquinquant y Pierre-Antoine Baele consiguieron el oro y la plata, respectivamente. El salmantino Álex Sánchez Palomero acabó undécimo con 1:04.08. Otra cuarta posición obtuvo la madrileña Eva Moral (1:14.43) en PTWC (silla de ruedas y handbike), a un minuto del bronce de la brasileña Jessica Ferreira. El malagueño José Cristóbal Ramos terminó noveno (1:12.38).

Y también fue cuarto el lanzaroteño Lionel Morales en PTS2 (deportistas con discapacidad física severa que compiten de pie) con 1:07.41. En la prueba femenina, la vizcaína Raquel Mateo fue octava (1:31.19). Y en PTS5 (discapacidad física más leve), Andrea Miguélez quedó sexta (1:11.20), Cristina Miranda novena (1:14.49) y Jairo Ruiz décimo (1:00.28). Este año aún quedan dos pruebas más puntuables para el ranking clasificatorio de París 2024: las Copas del Mundo en Alhandra (Portugal) y en Málaga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí