Vasile Agache y Sara Aller se clasifican para los Juegos Paralímpicos

El catalán y la leonesa logran la medalla de bronce en parejas BC4 en Coimbra (Portugal) y una plaza para París.

0
132
Sara Aller y Vasile Agache logran el billete en boccia para los Juegos Paralímpicos de París. Foto: FEDDF

La boccia española regresa a unos Juegos Paralímpicos. Tras su ausencia en Tokio 2020, esta modalidad sí contará con representantes de España ya que Vasile Agache y Sara Aller han conseguido uno de los tres billetes disponibles en el Preparalímpico celebrado en Coimbra (Portugal) en la prueba por parejas BC4 (deportistas con discapacidad física). La dupla, que ya venía avisando de su progresión tras lograr el pasado año una plata en la Copa del Mundo de Povoa do Varzim, ha ratificado su gran momento de forma al sellar el pasaporte para la cita de París.

Los jugadores dirigidos por Fran Padilla estuvieron sobre el alambre en la fase de grupos, ya que ganaron a Gran Bretaña (6-3), pero perdieron frente a Corea del Sur (3-4) y Alemania (2-4). En un ejercicio de funambulismo sin red de seguridad, se la jugaban en el último encuentro ante México. Solo valía la victoria y el equipo español sacó su mejor versión para imponerse por 6-3 y asegurarse un puesto en las semifinales.

En la siguiente ronda esperaba la poderosa Brasil, a la que España puso contra las cuerdas y rozó el pase a la final ya que llegó a tener una ventaja de tres bolas (4-1), aunque terminó cediendo por 4-5 en la última jugada. Pese al revés, Vasile y Sara llenaron la mochila de confianza tras el buen rendimiento ofrecido ante los favoritos del torneo. Quedaba la última batalla, la más importante, a todo o nada para estar en los Juegos Paralímpicos.

Y otra vez con Corea como rival. Había ganas de revancha y los españoles salieron con energía, precisión, estrategia y ambición. En los dos primeros parciales vencían por 5-0. Acortaron distancias las surcoreanas (5-2), pero fue insuficiente para arrebatarle el bronce y la plaza paralímpica a Vasile y a Sara, que rompieron a llorar y se fundieron en un abrazo para celebrar la recompensa a años de trabajo.

El catalán, de origen moldavo, lleva en la boccia desde 2005, poco después de quedarse tetrapléjico tras sufrir un accidente. En París cumplirá el sueño de estar en unos Juegos. Algo impensable para la leonesa hasta hace poco, ya que se adentró en este deporte en 2020, tras ser convencida por el seleccionador Fran Padilla. Un accidente de tráfico en 2014 le causó una grave lesión medular, y este deporte ha sido su mejor terapia para salir adelante. En la capital francesa también se les podría unir Amagoia Arrieta, vigente campeona de Europa en BC1, pendiente de una invitación bipartita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí