Amivel logró la permanencia entre los grandes

0
24
Partido intenso el que disputaron Amivel y Bilbao en busca de la permanencia. Foto Julio Fernández

Clínicas Rincón Amivel BSR: Mohamed Jouardi (2), Nourredinne Lákniz (8), Jesús Romero (2), Leo Tähti (14) y Álvaro Mora (11) –cinco inicial. Marcos González (10), Tania Gálvez (0), Francis (0) y Claudio Batista (2).
Lagun Aro Bilbao BSR: Amado (5), Díaz (2), Centeno (2), Juanjo Alonso (10) y Cristian Matías (20) –cinco inicial. De Ángel (0), Jorge Lerga (8), Sánchez (0), Souyet Hanine (0) y Abdalah Benllache (0)

Parciales: 12-11; 16-13 (28-24); 14-15 (42-39); y 49-47 (7-8)

Árbitros: Agustín Reyes y Manuel González, ambos sevillanos. Muy protestados por ambas partes. Eliminaron por faltas a los locales Marcos González (min. 39) y Leo Tähti (min. 40); y en los visitantes, a Cristian Matías (min. 36), Díaz (min. 37) y Jorge Lerga (min. 40)

Incidencias: Partido disputado en el Pabellón Municipal de Vélez-Málaga ante unos 200 espectadores entre los que destacaban el aún concejal de Deportes, Eduardo Hernández, los todavía tenientes de alcalde, Salvador Marín y Manuel Rincón, también en calidad de patrocinador del equipo local, así como el ganador de las recientes elecciones, Francisco Delgado, acompañado de los futuros concejales de su partido, Manuel Gutiérrez y Jesús Lupiáñez, como también el que será futuro concejal en la oposición Sergio Hijano en su habitual silla de ruedas. En el descanso, se homenajeó a los chavalines de la Escuela de Baloncesto Vélez Clínicas Rincón Axarquía que esa misma mañana se proclamaban campeones de la Copa Federación infantil con el hijo de Paco Aguilar como integrante del equipo, un técnico, el local, que además coordina la cantera del Clínicas Rincón.

Alonso busca el aro veleño ante la oposición de la defensa local. Foto Julio Fernández

Crónica local

Partido intenso y emocionante entre dos equipos que se jugaban seguir un año más en la máxima categoría del baloncesto adaptado, con diferencias que nunca fueron superiores a seis puntos, casi siempre con Amivel delante en el marcador.

Dos estilos muy distintos de juego en pista, jugando cada uno sus bazas. Por un lado, Lagun Aro Bilbao se sabe superior en el juego interior donde Cristian Matías realizaba un auténtico partidazo, imparable en la pintura, bien secundado por Juanjo Alonso. Los veleños de Amivel buscaban más la rapidez de sus acciones, cimentadas en una fuerte defensa y con acierto desde el perímetro. Así en los primeros instantes, Leo Tähti y Nourredinne Lákniz colocan la ventaja en 4-0, pero reacciona bien Bilbao, empatando a cinco y cargando a Jesús Romero con dos faltas. Amivel logra que a lo largo del primer cuarto, pese a la igualdad reinante en el marcador, Bilbao nunca se pusiera por delante. Al final del primer cuarto, el tanteo era de 12-11.

Cualquier error podía costar la temporada. Y por ello, ambos equipos mantenían la concentración en pista, evitando dar facilidades al rival. Y por ello, tras el estirón de cinco puntos logrado por los de Aguilar, que coloca ahora a dos torres en pista con la salida de Marcos González que se encarga de poner el 18-13. Pero Matías sigue imparable en la zona y con un tiro libre de Juanjo Alonso completa el parcial de 0-5 que empata a 18. Los colegiados poco a poco comienzan a ser muy rigurosos con los veleños y a 4:46 del descanso, Álvaro Mora y Leo Täthi están ya con tres faltas. Enfrente, se carga de faltas Díaz que es el primer hombre en colocarse con cuatro faltas a 4:15 del ecuador del partido. A pesar de ello, Matías completa un parcial de 0-5 para poner a Bilbao por primera vez por encima en el marcador 22-23 a 3:10.

Se me puede ver informando a Pepe Moreno del resultado a la vez que metemos el micro para el tiempo muerto en la retransmisión de Velevisa TV. Foto Julio Fernández

Los nervios comienzan a hacer mella sobre todo en los locales, que fallan situaciones claras de cara al aro, como los tiros libres de Marcos, Leo y Álvaro, como en la acción en la qie logran de nuevo colocarse por delante en el marcador, con la canasta del luso Claudio Batista tras tres rebotes de ataque consecutivos. Y es que pese a la carencia de centímetros respecto a los pívots visitantes, Amivel buscaba los bloqueos para tomar ventaja también en esa faceta reboteadora. Al descanso, se llegaba con ventaja local 28-24 tras las acciones de Marcos y Leo. Estaba claro que la igualdad iba a ser la protagonista a lo largo de todo el encuentro.

Y así se reinicia el partido, con canastas rápidas en una y otra zona que mantenían las distancias. Leo Tähti ponía la que sería máxima ventaja local de 32-26. Amivel presionaba a toda cancha para evitar que Bilbao realizara su juego de balones a la pintura donde demostraba su superioridad. Pero esta fuerte defensa tenía su peligro y así la referencia interior local, Álvaro Mora, cometía su cuarta falta a 6:32 del final de este tercer periodo. Esto llevó a Cristian Matías a jugar con mayor facilidad y sumar canasta tras canasta para mantener a su equipo en el partido. Para colmo en los locales, el otro pívot fuerte esta tarde, Marcos González, que jugaba lesionado en su mano con cinco puntos de sutura, cometía también su cuarta falta a 2:23. Unas faltas que se suceden también enfrente y Jorge Lerga, otro de los hombres fuertes interiores en Bilbao, se une al cómputo de jugadores con cuatro faltas. Nourredinne Lákniz y Leo Tähti fallan en una contra solos sus entradas a canasta para desesperación del público local que animaba incesantemente a los suyos. Este tercer cuarto acaba con ventaja de nuevo local de 42-39.

En el descanso del partido salieron a cancha los infantiles ganadores de la Copa Federación esa misma mañana. Foto Julio Fernández

Entramos así en el último periodo de la temporada para ambos donde se jugaban el ser o no ser equipo de División de Honor A la temporada que viene. Un periodo que sería el más parco en anotación pero sin duda el más emocionante e intenso, fruto de la presión de lo que se jugaban. En la primera jugada, Cristian Matías, el mejor con diferencia de los visitantes, cometía también su cuarta falta personal. Esto no impide que este mismo jugador coloque el 42-42 en el marcador. El partido se vuelve un tanto impreciso, con dos equipos con mucho miedo a fallar y de lo que se beneficia Amivel con un Leo Tähti enchufado que con dos canastas consecutivas pone de nuevo la máxima ventaja a favor de Amivel en seis puntos (48-42) a 3:47 del final del partido. Además, seguidamente, se señala falta en ataque a Cristian Matías que va dejar un tanto huérfano el juego visitante parta los últimos 3:43 minutos de partido. Le sigue seguidamente Díaz que enfila también el camino del banquillo al cometer su quinta falta personal. El partido parece ponerse muy de cara cuando los colegiados señalan una antideportiva de Juanjo Alonso. Pero Clínicas Rincón Amivel no termina de rematar la faena, ya que marcos González falla desde la línea de personal sus lanzamientos y tampoco aprovecha la posesión. Jorge Lerga aprieta el marcador acertando desde el perímetro y poniendo el 48-46 a 1:09 del final. Entramos así en un último minuto de infarto con la quinta falta personal de Marcos González. Pero la presión puede con los jugadores de uno y otro lado. Así, primero Lerga para Bilbao, como Álvaro en dos ocasiones consecutivas, yerran sus dos tiros libres. El ruido es ensordecedor. Los banquillos buscan la solución a la canasta que decidiera el devenir del partido con los tiempos muertos. Y a 15 segundos del final, el finlandés Leo Tähti comete su quinta falta que lleva a Jorge Alonso a los tiros libres, que ríe cuando su técnico, Monasteiro, le pide que meta los tiros libres.

La alegría final tras cumplir el objetivo. Foto Julio Fernández

Pero también falla sus dos intentos. Los colegiados le quieren dar emoción al partido y el auxiliar, manolo González indica una falta antideportiva a los visitantes para euforia de la parroquia local y desesperación en el banquillo visitante. Nourredinne Lákniz falla también desde la personal pero Lerga comete su quinta falta y lleva ahora a los tiros libres a Álvaro Mora que esta vez sí aprovechaba uno de sus lanzamientos desde la personal que supone el 49-46 a 11 segundos del final. Un reloj que parece no caminar. El mismo colegiado sevillano que compensa seguidamente la decisión anterior, señalando al local Francis otra antideportiva a cinco segundos de la conclusión. Amado aprovecha uno de ellos para poner el que sería a la postre definitivo 49-47 ya que el lanzamiento in extremis lejano de Bilbao no entraba y así la victoria y la permanencia quedaban en Vélez-Málaga.

Explosión de júbilo al término del partido con las lágrimas de la presidenta de Amivel, Cristina Quintero, las palabras de reivindicación del logro realizado de Jesús Romero, el técnico Paco Aguilar que vivía así un día completo, ya que además su hijo había logrado con el equipo infantil la Copa Federación con la cantera del Clínicas Rincón Axarquía, y la alegría de toda la familia de Amivel, que podrán ver en la retransmisión del partido que realizamos para Velevisa TV, y la presencia de representantes de todos los partidos políticos, muchos de ellos que se echaron en falta a lo largo de la temporada.

Los jugadores del Clínicas Rincón Amivel dan las gracias a la afcición por el apoyo mostrado. Foto Julio Fernández

Enhorabuena al Clínicas Rincón Amivel que sigue haciéndonos grandes, con un equipo entre los 12 mejores de España, en la que es la mejor liga de Europa de baloncesto en silla de ruedas. Bilbao por su parte demostró ser un digno perdedor y esperemos que pronto vuelva a lograr el ascenso a esta categoría ya que hasta el último instante tuvieron opciones para la permanencia con un Cristian Matías sobresaliente, autor de 20 puntos. Por parte local, destacar el gran partido realizado por su máximo anotador, el velocista Leo Tähti, con 14 puntos, que marcha ya a preparar la temporada atlética estival de cara revalidar su título paraolímpico en la cita de Londres en el verano del 2012.

Crónica visitante

El Lagun Aro Bilbao BSR no ha conseguido el objetivo de la permanencia. Su derrota en Málaga ante el Clinicas Rincón Amivel supone el descenso a la División de Plata, categoría de la que se proclamó campeón la pasada campaña. Las caras de los jugadores, exhaustos tras el esfuerzo descomunal, eran todo un poema. El descenso supone un duro varapalo para el club de Txurdinaga. Con uno de los presupuestos más ajustados del campeonato liguero, los bilbaínos han estado a sólo un paso de conseguir la permanencia. Dos puntos, una canasta. Si el último tiro hubiese entrado por el aro estaríamos seguramente hablado de otra historia. Una canasta supone la diferencia entre la gloria y la decepción. Algunos de los jugadores del club jugaron ayer sus últimos minutos defendiendo la camiseta del Lagun Aro. Fue, sin duda, una amarga despedida para ellos. Pero el deporte es así. El equipo ha demostrado de sobra durante toda la temporada que merecía un lugar entre los grandes de este deporte.

El partido fue tenso desde el salto inicial. La igualdad se mantuvo en el electrónico durante todo el encuentro. Una mirada rápida a los parciales lo reafirma. Y también que los porcentajes de acierto cara al aro fueron muy bajos. A los dos equipos les costaba anotar. Pero cuando lo hacían mostraban claramente sus cartas. Málaga desde el perímetro con Tahti y Lakniz como máximos exponentes. El Lagun Aro cargando sus ataques en su poderoso juego interior. El primer cuarto se cierra con un ajustado 11-12. Las espadas estaban en todo lo alto.

En el segundo cuarto, el Amivel protagonizó el primer intento de romper el partido. Los veleños se marcharon hasta los cinco puntos de renta (18-13). El partido parecía complicarse para los bilbaínos. Sin embargo, el buen hacer de Cristian y Juanjo enjuagó la renta en un abrir y cerrar de ojos.Los jugadores de ambos conjuntos estaban exprimiéndose en defensa. Como consecuencia, algunos de ellos se empezaban a cargar de faltas. En las filas locales Tahti y Mora ya habían cometido 3, mientras que Carlos cometía la cuarta en el minuto 16 cuando todavía quedaba un mundo para terminar el choque. Los errores se repetían en ambas canastas, pero el Amivel marcaba pequeñas diferencias a su favor que se tradujeron en un 28-24 al llegar al descanso.

En la reanudación los locales siguieron mandando en el electrónico y lograron su máxima renta en el partido (32-26). El buen hacer de Cristian cara al aro (20 puntos) supuso que, una vez más, el encuentro se igualara. Las faltas iban cayendo como losas y limitaban las acciones defensivas de ambos conjuntos. A la postre esta fue una de las claves del partido. El tercer periodo se cerraba con un 42-39 que mantenía al Clínicas Rincón por delante en el luminoso.

Y llegó el cuarto decisivo. El balón se escurría en las manos de ambos conjuntos. Los errores se sucedían uno tras otro en ambas canastas. Los puntos subían a cuentagotas. Y el desenlace final iba a ser trágico para unos y glorioso para otros. Tahti fue decisivo en los primeros minutos del periodo y colocó un 48-42 que parecía decantar el partido definitivamente. La euforia se apoderaba de las gradas del pabellón veleño. Todo parecía hecho. Sin embargo, el Lagun Aro sacó fuerzas de flaqueza y con un descomunal esfuerzo se colocó a sólo dos puntos (48-46) a falta de 1:09. Pero el Lagun Aro había perdido a su mejor referencia en ataque, Cristian. Los tiros libres volvieron a ser decisivos. Los errores desde la línea de personal se pagan muy caros al finalizar el choque. Aún así, el Lagun Aro gozó de la última bola de partido. Con 49-46, Amado anotó uno de los dos tiros libres de los que gozó tras una antideportiva del cuadro local. Con 49-47, los de Txurdinaga fallaron el último tiro. Y, con ello, se consumó el descenso de categoría. Una temporada se acaba. El Lagun Aro ha estado a punto de cumplir su sueño. Loha rozado con la yema de los dedos. Pero no ha podido ser. Os mantendremos informados. Como siempre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here