ARGENTINA: Deportistas con discapacidad pueden esquiar en Las Leñas

0
18
Christian, el instructor, y Augusto, su mejor alumno. Gentileza/Tomás Thomas

Marina Correa – Especial para Los Andes – «Es una constante que me pregunten si tengo algún familiar discapacitado. La gente cree que elegí especializarme en Esquí Adaptado por algún caso personal. La verdad es que fue mi manera de aportar algo en la construcción de una sociedad menos egoísta y colaborar a la integración», dice Christian Alias, el instructor de esquí que coordina el programa con el que 40 alumnos con discapacidades se entrenan en este deporte de nieve en Las Leñas.

Fue en uno de sus viajes por España que Alias se capacitó y apenas regresó a la Argentina quiso implementar esta práctica. Lo logró en 2006 en Las Leñas, donde ya existían instructores independientes para esta modalidad, pero no un programa específico como éste. Tres años después, Alias viajó a Canadá y allí asistió a una competencia de este tipo de esquí, donde tomó como desafío que la Argentina participara por primera vez en los Juegos Paralímpicos que se desarrollaron en 2010 en Vancouver.

En el medio de ese objetivo, apareció Augusto Alonso (16), un joven que, a pesar de haber sufrido la amputación de una de sus piernas, se entusiasmó con profesionalizarse en sus prácticas de esquí.

«Tuve un accidente cuando era chiquito y aparentemente quedó un tumor dormido en mi pierna que se despertó a los 10 años cuando, jugando con unos amigos a la pelota, accidentalmente me dieron una patada». Luego de algunas sesiones de quimioterapia las noticias no fueron buenas: «Tenemos que amputarte la pierna», le dijo el médico. «No tuve tiempo de reflexionar demasiado sobre cómo iba a cambiar mi vida, simplemente me intervinieron y puedo decirte que aún hoy cuando hablo de mi pierna siento como ahora, un cosquilleo imaginario en mis pies», dice Augusto con la misma normalidad que intenta llevar adelante su vida.

El adolescente llegó a Las Leñas junto a un grupo de Fundavita y fue en esa visita ocasional que tomó contacto con Christian Alias, formando un equipo ahora inseparable. Luego de mucho entrenamiento y persistencia, lograron la hazaña y participaron junto a Joaquín Ponce de León, instructor del Cerro Castor en Ushuaia y también amputado, de los Paralímpicos en Canadá 2010.

«No siento que sea un ejemplo de nada, simplemente trato de superar una dificultad y adaptarme a mis limitaciones intentando día a día llevarlas un poco más lejos en su límite», dice Augusto, quien a sus 16 años forma parte también del seleccionado argentino de fútbol para amputados.

Los próximos Paralímpicos se realizarán en Rusia y hacia allá partirán 5 integrantes del equipo de Esquí Adaptado, que volverán a integrar Christian y Augusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here