Buen estreno de la selección española de ciclismo en la II Copa del Mundo Paralímpica con 9 medallas

0
21

David Blanco y Jaume Morales

Anabel Pascual/ Comunicación Copa del Mundo Paralímpica.- La selección española de ciclismo adaptado ha jugado un papel excelente en la jornada inaugural de la II Copa del Mundo Paralímpica ayer en la localidad segoviana de Valverde del Majano, con un total de nueve medallas (cinco oros y cuatro platas). Un más que buen resultado si tenemos en cuenta que estamos en un año preolímpico y que los atletas vienen muy bien preparados para intentar sacar puntos para asegurarse una plaza para Londres 2012.

El seleccionador nacional de Ciclismo Adaptado, Félix García Casas, ha declarado que los resultados obtenidos en el primer día de esta Copa del Mundo “han sido excelentes, porque el nivel participativo se acerca al de un campeonato del mundo”. Ha valorado el gran trabajo realizado por todo el equipo, fruto de una intensa preparación, lo que, ayer, se vio reflejado en que los españoles consiguieran buenos resultados en casi todas las categorías.

Valverde acogió 24 cronos, divididas en dos circuitos de 13 y 21 kilómetros, según categoría (B, C, H y T), grado de discapacidad (1 al 5) y división (masculino y femenino).

La pareja de los catalanes David Blanco y Jaume Morales (categoría B: ciegos y deficientes visuales que compiten en tándem con su guía) continúan sumando oros al conseguir terminar los primeros con una ventaja de casi 11 segundos sobre sus compatriotas, los murcianos Miguel Ángel Clemente y Diego Javier Muñoz.

Blanco ha señalado que esta ha sido la primera contrarreloj larga de este año y que han podido sacar una buena referencia y que “conseguir el oro en esta Copa del Mundo es un gran paso para las Olimpiadas”.

Tanto Clemente como Muñoz han destacado que ha sido una carrera “muy competitiva”, con un “circuito muy exigente”, en el que el viento les ha dado de costado y “ha sido muy incómodo rodar”, por lo que se han mostrado más que satisfechos de terminar segundos

La gran revelación en la división femenina de la categoría B ha sido el tándem de la catalana “Pepi” Benitez y María Maralen Noriega que empezaron en noviembre pasado como pareja. En enero de este ya empezaron a competir en pista y ahora han ganado la primera carrera internacional en carretera gracias al trabajo, a la gran compenetración que tienen ambas y a la ayuda de “Blanco y Morales”, destacaron las corredoras que aseguran que su objetivo es “Londres 2012”.

En la categoría C (ciclistas con discapacidad física y algún tipo de parálisis cerebral que compiten en bici convencional) masculina los corredores españoles se han llevado dos oros y dos platas.

El madrileño Roberto Alcaide (C4) y el valenciano Maurice Far Eckhard (C2) lograron el oro en su categoría. Alcaide ha señalado que lograr el primer puesto ha sido una “alegría, porque ha sido un año difícil y no he estado muy en forma. Conseguir la victoria ha sido un verdadero motivo de alegría”. El valenciano, que no se esperaba este resultado, disfrutaba de la sensación de ganar la crono en su categoría, porque el trabajo va bien encaminado “aunque hay que seguir trabajando”.

Los segundos puestos logrados por Juan Gutiérrez (C4) y Juan José Méndez (C1) han sido muy valorados por los dos corredores, porque ha sido un prueba muy dura, con el viento que soplaba de costado “costaba mucho dominar la bici, sobre todo, cuando te falta un brazo”, ha apuntado el catalán Méndez. Gutiérrez, federado en Ceuta, ha calificado la victoria de “milagro”, ya que “he estado 8 meses parado, con problemas de corazón, y no sabían si darme la licencia que al final conseguí y apenas he estado entrenando un mes”. Por ello, la plata de Gutiérrez tiene también un gran valor.

En la división femenina de C2 Raquel Acinas, que venía como una de las favoritas para llevarse el oro, cumplió el pronóstico. Aitor Oroza, en la categoría T1 (ciclistas con parálisis cerebral que van en triciclo), terminó segundo, por detrás del ruso Sergey Senochkin. No obstante, finalmente el español se alzó con el oro tras la reclasificación por parte de los comisarios de la Unión Ciclista Internacional (UCI) del ruso a otra categoría, decisión que prácticamente se realizó cuando los atletas ya estaban en el podio.

Hoy la Copa del Mundo Paralímpica se traslada al emblemático Cuéllar, conocido por los encierros más antiguos de España, donde se disputarán diez pruebas en tándem y en bicicleta de manos (categoría H: ciclistas tetrapléjicos o parapléjicos). Cuéllar acogerá, a partir de las 11 de la mañana, un circuito de 12 kilómetros, que habrá que recorrer entre 3 y 9 veces, según las categorías, grado de discapacidad y división, que se iniciará desde uno de los monumentos históricos de la villa, el Castillo de los Duques de Alburquerque.

En esta II Copa del Mundo Paralímpica de Ciclismo por tierras segovianas, organizada por la Unión Ciclista Cantimpalos y avalada por la Unión Ciclista Internacional (UCI), participan 330 atletas de 35 países.

La Copa del Mundo consta este año de una serie de pruebas que se iniciaron en mayo en Sidney (Australia) para continuar con las organizadas estos días por la Unión Ciclista de Cantimpalos en Segovia y finalizar en julio en Baie-Comeau (Canadá), donde se conocerá a los vencedores absolutos por categorías de este certamen internacional paralímpico.

Las clasificaciones que obtengan los ciclistas en estas tres ediciones son puntuables para la próxima cita de los Juegos Paralímpicos Londres 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here