Camino a los Juegos

0
10
La esquiadora posa el pasado fin de semana en la estación de Sierra Nevada. Foto:S. E.

elperiodicodearagon.com – La vida de Beatriz Vila ha sido una constante superación. A los 37 años, esta discapacitada intelectual encauzó su vida por el deporte. De forma admirable y casi milagrosa, se ha convertido en una de las mejores esquiadoras de España. Esta mujer de la eterna sonrisa es la reina de las pistas de esquí de fondo y de esquí alpino. Once títulos nacionales le adornan. El pasado fin de semana se convirtió en la subcampeona de España de slalom gigante en Sierra Nevada y a finales de febrero viaja a Turquía para disputar el Mundial. «Me gustaría llevarme una medalla en esta competición», confiesa la zaragozana.

Beatriz está en el momento más álgido de su carrera deportiva y su sueño es disputar los Juegos Paralímpicos en la ciudad rusa de Sochi dentro de dos inviernos. «Si me llevo el oro, seguro que me retiro», dice. Después, quiere dedicarse a enseñar el esquí a los niños en las pistas de Sierra Nevada. «Además, me he echado allí un amigo especial», asevera.

Pero, hasta a tocar el cielo en los Paralímpicos, han tenido que pasar muchos años de trabajo, sacrificio, alegrías y sufrimiento. Beatriz tiene afasia, dificultad al hablar y disminución psíquica. «Gracias al deporte ha aprendido muchas más cosas y agilizó mucho su mente. Sin el deporte sería muy mayor», explica Joaquín, su padre.

El primer apoyo siempre han sido sus padres. «Beatriz empezó en el mundo del deporte por Mari Carmen, su madre, que la convenció para que practicara natación hace ya 20 años. Le gustó tanto que se enganchó y el año pasado fue oro en la especialidad de braza del Nacional de adaptada». Pero Beatriz tiene la habilidad de destacar en deportes muy diferentes. «Ha hecho carreras, lanzamientos, equitación, golf… Lo que no le va es saltar», afirma Joaquín. Con los años descubrió el esquí pensando que sería una practica terapéutica para mejorar sus problemas físicos. Han pasado doce años desde entonces. «Entendimos que la nieve le haría mucho beneficio. Le atacaría en el centro del equilibrio y le movería todos los músculos. Se ha desarrollado de una manera increíble. Hoy tiene un equilibrio enorme y ha mejorado física y psíquicamente», dice su padre.

Le enseñó a esquiar el Candanchú Esquí Club. «En Candanchú, me introdujo Manolo Serrano. El me perfeccionó en la técnica de esquí». Hace dos años comenzó a lanzar peso y jabalina y a entrenarse carreras de fondo. La preparan Vanesa Gil y Felipe Castañer. «Felipe me mete caña, pero con mucho cariño», explica la esquiadora. Su padre habla maravillas del técnico zaragozano. «Castañer es un gran profesional. Tiene la capacidad de ver las necesidades del deportista y ha moldeado a Beatriz», indica.

Beatriz pertenece al Club Nuevo Horizonte. Es una especialista del alpino y le gusta menos el esquí de fondo. «Este último es el que menos me gusta, pero es en el que más éxitos tengo. Me gusta más bajar puesto que en el esquí de fondo hay que sufrir durante mucho tiempo». Su especialidad es el gigante. «Las maniobras de cambio de ritmo y habilidad del slalom especial se me dan peor. Me gusta el supergigante y lanzarme a lo loco. No tengo miedo».

El historial

Hasta el momento ha disputado tres Mundiales y ahora se marcha a Turquía para competir en los cuartos. «Mi mejor puesto fue en el año 2009 en la estación italiana de Campo di Legno. Quedé cuarta en el gigante y el supergigante», indica Vila. Beatriz lleva una vida de deportista casi profesional. «Por la mañana me entreno de diez a doce con Castañer en las pistas del CAD y por la tarde de cinco a siete y media con Vanesa Gil. El esquí lo practico el fin de semana en Candanchú», dice Beatriz.

Junto al deporte, está enganchada a la informática. «El ordenador es mi vicio. Me comunicó con mucha gente. Me meto nada más levantarme, por la tarde y por la noche. Si no hago deporte, le echo más horas». Hasta hace poco era socia del Real Zaragoza. «Pero me he quitado. Para qué, si va a bajar a Segunda», exclama Beatriz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here