Castilla y León da un salto cualitativo

0
17
  • Pablo Delgado

    El nadador vallisoletano Jesús Catalina, con dos bronces, protagonista junto a la selección de fútbol sala que logra una plata histórica para la Comunidad

FECLEDMI – La historia cambió. Castilla y León dejó de ser una mera selección espectadora para colarse en el elenco de las protagonistas. Castilla y León sonó en el podio una, dos, tres… las necesarias para darse cuenta de que la delegación regional había hecho historia en el Campeonato de España de Autonomías para personas con discapacidad intelectual.

El combinado regional logró en Murcia el cuarto puesto en el ranking nacional -41 puntos-, después de ‘colgarse’ una vez más de sus equipos de baloncesto. Sin embargo, en esta ocasión, a su hegemonía baloncestística –sobre todo femenina-, se sumaron otros deportes en los que históricamente nunca había conseguido brillar. Así, el atletismo o la natación, con dos figuras como el zamorano Ernesto Peralta o el vallisoletano Jesús Catalina, abonaron un botín en el que el tenis de mesa y el fútbol sala pusieron la guinda.

Jesús Catalina

Los herederos del Caja Segovia fueron una de las sorpresas agradables de la cita nacional. Con un equipo relativamente nuevo, en el que solo repetían tres jugadores respecto a la anterior cita en la que el combinado fue octavo, los castellano y leoneses consiguieron la medalla de plata en su primera participación en una final nacional. Castilla La Mancha privó de una cota todavía superior a la Rojiblanca (3-0, en la final). Antes, el equipo capitaneado por el salmantino Miguel Ángel Sánchez había logrado colarse en semifinales después de terminar primero de grupo y tras dejar en la cuneta a una de las favoritas, la selección andaluza (2-3). En la antesala de la final, y con cuatro partidos en menos de 24 horas, Castilla y León se vengó de Valencia –verdugo de la Comunidad en 2010- y le endosó un doloroso 5-1, en un partido perfecto de los de la meseta.

La primera piedra del prometedor futuro también la puso el combinado regional de atletismo. El zamorano Ernesto Peralta lideró el grupo con sendos bronces en los 400 y 800 metros. Fue el abanderado de un equipo en el que también brilló el 4×100, formado por el propio Ernesto, su hermano Guillermo (ambos del Asprosub Zamora) y los leoneses José Manuel Mansilla y Francisco Tejedor (Asprona León). La aportación vallisoletana al equipo de atletismo la puso Ángel Mangas con una lanzamiento de 6,69 metros en peso, que le valió para terminar en los puntos con la séptima mejor marca del Nacional de Murcia.

Catalina sube el nivel

la plantilla del equipo de fútbol sala en el podio –el vallisoletano Alberto Díez exhibe la camiseta que el Real Valladolid le regaló para que les animase en el playoff de ascenso

El tartán fue decisivo en el salto de la selección, al igual que la piscina y el tenis de mesa. El nadador pucelano Jesús Catalina logró dos medallas más de bronce para una expedición conformada por medio centenar de deportistas y técnicos. Catalina, que forma parte del  Centro de Tecnificación de Río Esgueva, se subió al tercer cajón en los 50 metros braza y en los 50 mariposa.

El último bronce llegó en el tenis de mesa. La pareja formada por el leonés Ignacio Gago y el palentino Juan Guadilla se coló ‘con efecto’ entre los mejores. El equipo castellano y leonés no pudo llegar al nivel de Valencia (campeona) y Andalucía (subcampeona), pero dejó un gran sabor de boca en la expedición al vencer en la lucha por el tercer puesto a los anfitriones con un claro 1-3.

La fuerza regional radicó una edición más de un Campeonato con más de medio millar de deportistas en el baloncesto. La Rojiblanca femenina alargó su dictadura sobre el balón de goma y derrotó en la final a Galicia (42-20), con un tanteo que evidencia la diferencia existente entre las de Noemí Honrado y Daniel Pérez y el resto de selecciones. De hecho, Castilla y León será la base del equipo nacional que represente a España a partir de la próxima semana en los Juegos de Verano Special Olympics de Atenas.

Jonathan Álvarez

A la destreza de las chicas se sumó el regreso al podio de los chicos que, pese a caer con Valencia y Castilla La Mancha –primero y segundo-, obtuvieron el bronce en un intenso partido ante Galicia, que se solucionó a base de casta y coraje.

El gen de la canasta contagió a una expedición que se quedó a solo cinco puntos del bronce nacional (los 46 puntos de Valencia), y que cerró un Campeonato que marca el comienzo de una nueva era en el deporte adaptado para Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here