COLOMBIA: Selección Colombia de fútbol de amputados se alista para la Copa América de Guadalajara

0
9

México, Jamaica, Haití, El Salvador, Brasil, Argentina, Costa Rica, EEUU y Colombia estarán en la Copa. La organización del evento en México corre con los gaStos de estadía, alimentación y trasporte.

elheraldo.co – El balón parece una extensión más de su cuerpo, el dominio que tienen sobre él a gran velocidad es increíble. Sus pases son milimétricos, realizan amagues para driblar rivales e incluso acrobacias que generan aplausos. Todo esto en una sola pierna y con un par de muletas como su mejor aliado. ‘Todos Somos Colombia’ se ha convertido en el equipo base para conformar la Selección Colombia de fútbol de amputados que representará por primera vez al país en la Copa América, que se disputará del 21 al 29 de noviembre en Guadalajara (México).

Su discapacidad física no ha sido impedimento para salir adelante y en el fútbol han encontrado una forma de vida. Así lo siente David Antonio Taborda Vega, sargento primero retirado de la Infantería de Marina de la Armada Nacional, quien ha sido el forjador del club atlanticense ‘Todos Somos Colombia’, y el encargado de conseguir la invitación a este evento internacional.

“En el 2013 nos escribieron para asistir a la Copa América que se celebró en Brasil, pero por falta de recursos no pudimos asistir. El año pasado participamos representando al país por primera vez en un Mundial (Culiacan, México) y ahora nos preparamos para debutar en la Copa América”, asegura Taborda, quien junto al técnico Eduardo Jiménez Herrera y la Fedesir (Federación Colombiana de Deportes para Personas con Discapacidad Física) realizaron la convocatoria de los 15 integrantes del plantel que en su mayoría son del elenco costeño, con algunos agregados del resto de los 8 clubes que existen en Colombia (Leones de Atlántico, Águilas de Boyacá, Guerreros de Bucaramanga, Históricos FC de Bolívar, Halcones de Bogotá, Los Cóndor de Tunja y Águilas de Bolívar).

Necesitan colaboración

Las reglas para practicar este deporte se adaptan a algunas exigencias de la Federación Mundial de Fútbol de Amputados (WAFF por sus siglas en inglés): se enfrentan equipos de 7 vs. 7, y los jugadores de campo deben tener una sola pierna y los guardametas una sola mano, y los bastones o muletas no pueden tocar el balón. Se juegan dos tiempos de 25 minutos con 10 minutos de descanso en canchas de 40 metros de ancho por 70 de largo y en cada período hay un minuto para que ambos bandos reciban indicaciones de los entrenadores. Los cambios son ilimitados y un jugador puede entrar y salir las veces que quiera.

En total son 20 los viajeros (15 jugadores, técnico, asistente, utilero, presidente de la Federación y un árbitro que deben llevar al evento). El Comando General de las Fuerzas Militares, ya les aseguró los tiquetes para asistir a campeonato. La utilería fue suministrada por el Vicma (Víctimas de Minas Antipersona), por lo que cuentan con los uniformes y bastones para poder jugar. “Aunque lamentablemente todavía no tenemos todos los recursos necesarios para asistir con ‘todas las de la ley’, pero esperamos que de aquí a noviembre sigamos consiguiendo patrocinadores”, apunta David.
Pensando en realizar un buen papel en México —donde se medirán contra los anfitriones, Estados Unidos, Jamaica, Haití, El Salvador, tres veces campeones del mundo, Argentina, Costa Rica y Brasil, potencia de este deporte con cuatro títulos mundiales—-, Taborda y su equipo entrenan los miércoles y viernes en el complejo deportivo Carlos ‘el Pibe’ Valderrama, en las cercanías del estadio Metropolitano. El préstamo de la cancha es la única ayuda recibida por la Secretaría de Recreación y Deporte de la ciudad hasta ahora, según asegura el mismo Taborda.

Acostumbrado a luchar

Hoy, a sus 39 años, el sargento Taborda, quien perdió la pierna derecha el 18 de junio del 2007, un día después de su cumpleaños en un accidente vehicular cuando traía un grupo reinsertados de la guerrilla desde Malagana (Bolívar), hacía Barranquilla como sargento de la Armada, se considera un luchador incansable.

“No fue fácil acostumbrarme a estar sin una pierna, pero ver sufrir a mi familia me hizo caer en cuenta que debía salir adelante”, recuerda.

Su vida cambió del cielo a la tierra, pero David, acostumbrado a combatir desde los 19 años cuando ingresó a la Infantería, no se rindió. Fueron siete meses los que duró para aprender a caminar nuevamente. Luego revivió su pasión por el boxeo, deporte que practicó antes de ingresar a la Armada, y durante dos años entrenó con ‘Pajarito’ Domínguez aquí en Barranquilla.

En el 2011 David se bajó del ring para empezar a divertirse con un balón en una de las canchas que se encuentran en el barrio El Carmen de La Arenosa, donde junto con Luis Cassiani, considerado el mejor exponente del fútbol de amputados del país, Édinson Romero y Wilson Agudelo, ambos soldados retirados, iniciaron lo que es hoy un equipo de 38 personas, incluidas dos mujeres y dos niños.
“Yo voy caminando por la calle y si veo a alguien en muletas le preguntó si quiere jugar fútbol y le comento nuestro proyecto. Aquí no se excluye a nadie, lo importante es tener la convicción y la disciplina para darse cuenta que la vida no acaba por perder una extremidad”, asegura.

El sueño de estos luchadores, además de traerse el título de campeón de América, es conformar una liga de fútbol de amputados en el país, que les ayude a salir adelante mientras ellos siguen balanceándose por la vida con la fuerza necesaria para no dejarse tumbar por nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here