Concluyen los cursos de hipoterapia para niños con discapacidad de Deporte y Desafío

  • Los cursos, que han contado con la colaboración de Merril-Lynch y BNP Paribas, se han desarrollado en la Escuela de Equitación de San Jorge

  • Esta actividad, en la que han participado un total de 10 personas, favorece el desarrollo físico y psíquico de los alumnos

SERVIMEDIA – La Fundación Deporte y Desafío concluye este mes de diciembre los cursos de hipoterapia para niños con discapacidad, una iniciativa que ha sido posible gracias a la colaboración de Merril-Lynch y BNP Paribas.

La temporada de hipoterapia se inició el pasado mes de octubre con una serie de cursos dirigidos a niños con discapacidad que gracias a esta disciplina han mejorado su desarrollo físico y psíquico.

Un año más, los cursos se han celebrado en la Escuela de Equitación de San Jorge, en San Sebastián de los Reyes, en Madrid (carretera de Algete Km. 0,300), en horario de cuatro de la tarde a siete de la tarde los martes.

El objetivo ha sido facilitar a las personas con discapacidad la oportunidad de mejorar tanto su condición física como psicológica con una disciplina que se adapta a sus necesidades.

Además, los impulsores han pretendido que los alumnos también disfruten de una jornada de convivencia e integración. Todo ello, añaden, contribuye a potenciar sus habilidades sociales y aumenta su autonomía personal utilizando el deporte como herramienta.

Según explican los expertos, las terapias ecuestres son complementarias a otras terapias tradicionales para el tratamiento de personas con discapacidad física, psíquica y sensorial, personas con alteraciones de comportamiento, trastornos afectivos, enfermedades crónicas degenerativas, amputaciones de miembros o lesiones deportivas. “El caballo les ayuda a mejorar en todos estos aspectos”, aseguran.

Así, los beneficios que se obtienen con dicha actividad son muy diversos: mayor coordinación de movimientos, más confianza y seguridad en sí mismo, mejora de la posición de la columna vertebral y mayor equilibrio.

Los expertos hablan de tres efectos generales que se pueden conseguir en las sesiones de hipoterapia y que, con objetivos inmediatos, se pueden dividir en físicos, psicológicos y sociales.

Entre los efectos físicos destaca el incremento de la capacidad de percepción del movimiento (búsqueda de la coordinación y equilibrio propios); efectos terapéuticos del calor que transmite el caballo al paciente (incremento de la circulación); aumento de la relajación de la fibra muscular; disminución de la inflamación, y disminución de las frecuencias cardiaca y respiratoria.

En el plano psicológico, estimula la atención, concentración, comprensión, memoria y el aprendizaje, y aumenta la autoestima y seguridad en uno mismo.

Por último, en el ámbito social señalan que la simple suma de algunos de estos factores determina una mayor facilidad en los procesos de integración de la persona.

La Fundación Deporte y Desafío es una institución privada sin ánimo de lucro que tiene como objetivo la integración social de las personas con discapacidad física, intelectual o sensorial, a través del deporte.
Contribuye también a la formación profesional e inserción laboral de sus participantes, compaginando la organización de actividades deportivas con cursos enfocados a su integración en el mercado de trabajo, posibilitando de esta forma su completa integración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here