El Aldasa se suicida en el segundo cuarto con un parcial en contra de 30-2

0
4

9ª jornada Liga Baloncesto en Silla de Ruedas.
DIVISIÓN DE HONOR A
Fundosa Once 77 – Aldasa Amfiv
48

Imagen del choque de la temporada pasada en Bouzas ante el Fundosa. Prensa Aldasa Amfiv

Prensa Aldasa Amfiv – El conjunto de Julio Bernárdez tenía que cerrar la primera vuelta en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas en una de las canchas más complicadas, la del Fundosa Once, y lo hacía, además, con la moral tocada tras haber finalizado el año 2011 perdiendo ante el Servigest Burgos y haber iniciado el 2012 con derrota frente al Mideba.

Sin embargo, los vigueses, con un gran primer cuarto, prometían plantar cara a uno de los favoritos a ganar todos los títulos esta temporada. Y así fue porque el Amfiv ganó dos de los cuatro periodos del choque. Pero en el segundo, encajando un terrorífico parcial de 30-2, se suicidó y vio cómo se evaporaba cualquier opción de haber protagonizado la gran sorpresa de la jornada.

El inicio del choque de los vigueses fue prometedor. La zona entrenada a lo largo de la semana daba sus frutos y el Aldasa consiguió cerrar con acierto su rebote para anotar incluso al contragolpe con Mouriz como brazo ejecutor. Además, en estático se ejecutaban y salían los sistemas. El equipo se mostraba serio, centrado y cometiendo muy pocos errores. Por eso, los diez primeros minutos concluían con 12-15 para los visitantes.

Todo cambió en el segundo periodo. Puede que gran parte de la culpa del cambio la tuviese la decisión del ex técnico del Aldasa, ahora en el banquillo del Fundosa, Abraham Carrión, de colocar en pista a Alejandro Zarzuela y el surafricano Tucek. Bernárdez, además, había empezado ya a rotar a sus hombres. Lo cierto es que se unieron esos dos factores para el Amfiv perdiese el norte y dejase de hacer absolutamente todo lo que hasta ese momento estaba haciendo bien. El interruptor se apagó y ni los cambios ni los tiempos muertos pudieron encenderlo de nuevo. El parcial fue demoledor. 30-2. El gran inicio de partido se había esfumado y el encuentro estaba ya decidido (42-17, min.20).

Pero aún quedaba mucho tiempo por delante y el Fundosa no se relajó. Todo lo contrario. Carrión no quiso correr riesgos innecesarios y mantuvo a su cinco de gala durante el tercer cuarto. El Aldasa, mientras, volvía a parecer el del primer periodo, luchando por completar una digna segunda parte y apurando sus opciones de meterse en el partido. Por eso, se anotó el parcial del cuarto (18-19). El partido era otra historia (60-36, min.30).

Así lo entendieron los dos entrenadores, que aprovecharon los últimos diez minutos para colocar sobre la pista a los jugadores menos habituales. El choque se había definido ya mucho antes. En un segundo cuarto para olvidar. O para recordar y no repetir nunca más.

FUNDOSA ONCE: Nortje (9), J. Gómez (8), I. García (4), Rafa Muíño (-), Llambi (-) –cinco inicial-, D. Rodríguez (-), Daniel Stix (-), López (4), Alejandro Zarzuela (26), Tucek (18), Mingo (-) y Gavira (8).

ALDASA AMFIV: Julio Vilas (10), Berni Costas (9), Morteza Gharibloo (18), Vicky Alonso (-), David Mouriz (7) –cinco inicial-, Moncho Pombo (-), Samuel Rodríguez (2), Txema Avendaño (-) y Omer Gurkan (2).

PARCIALES: 12-15, 42-17 (descanso), 60-36 y 77-48 (final).

ÁRBITROS: José Luis Mesa (Las Palmas) y Víctor Carnero (Madrid). Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la novena jornada, última de la primera vuelta en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas, disputado en el Colegio San Agustín de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here