El Amfiv celebrará sus treinta años de vida en la División de Honor

0
22

ALDASA AMFIV               61
LAGUN ARO BILBAO   50

ALDASA AMFIV: Julio Vilas (15), Shawn Russell (14), David Rodarte (-), Lorenzo Envó (9), David Mouriz (9) –cinco inicial-, Bernabé Costas (6), Santi Comesaña (-), Moncho Pombo (-), Vicky Alonso (-) y Agustín Alejos (8).
LAGUN ARO BILBAO: A. Pérez (2), Juanjo Alonso (13), Cristian (15), Enaut del Ángel (2), Jorge Lerga (13) –cinco inicial-, Carlos Díaz (5) y El Manine (-).
PARCIALES: 14-13, 27-23 (descanso), 42-29 y 61-50 (final)
ÁRBITROS: M.T. Tejido y M. Gil. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Lagun Aro Juanjo Alonso (min.40).
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la décimo novena jornada de la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas disputado en el Pabellón de Bouzas.

Prensa Aldasa Amfiv – Era más una cuestión matemática que real porque lo cierto es que, en la práctica, el conjunto de César Iglesias tenía ya casi garantizada su continuidad una campaña más en la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas nacional después de su triunfo hace dos jornadas en Badalona frente al Gam (41-68). Sin embargo, todavía certificarlo y el Amfiv lo logró este sábado ante el Lagun Aro en un choque lleno de errores e imprecisiones por ambos bandos pero que los locales parecían tener en el bolsillo al término del tercer cuarto (42-29, min.30) aunque estuvieron a punto de complicarse la vida a menos de dos minutos para la conclusión (49-45, min.38). Afortunadamente, los vigueses volvieron a centrarse a tiempo para conseguir un triunfo (61-51) que permitirá celebrar el próximo año el treinta aniversario del club en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas.

El inicio del partido tuvo un nombre propio: Julio Vilas. Después de mucho tiempo ausente por una fractura en su rodilla derecha, Vilas había regresado al equipo en las últimas jornadas y ante el Lagun Aro demostró que ya está plenamente recuperado y que puede aportar mucho al conjunto de César Iglesias. Sus ocho puntos en los primeros diez minutos, quince en el total del choque, sostuvieron a un Aldasa que se empeñaba una y otra vez en no coger la iniciativa en el marcador y cada vez que tenía opción para abrir una mínima brecha regalaba el balón a su rival. El Lagun Aro, con sus tres hombres altos como principal baza ofensiva –Juanjo, Cristian y Jorge-, por supuesto, no desaprovechaba la ocasión de seguir vivo en el partido. De hecho, sólo una buena jugada de los locales, culminada por el propio Julio Vilas sobre la bocina, permitía al Amfiv terminar por delante el primer parcial (14-13, min.10).

La dinámica parecía cambiar al comienzo del segundo cuarto. Casi sin darse cuenta, los pupilos de César Iglesias se encontraron con ocho puntos de renta (24-16, min.16) pero en un abrir y cerrar de ojos, sin que un tiempo muerto de su técnico pudiera evitarlo, la dejaron escapar. Por eso, al intermedio se llegaba con todo todavía en el aire (27-23, min.20).

El descanso sirvió para aclarar las ideas en el bando vigués y el regreso a la pista prometía dejar pronto el choque visto para sentencia. Tres canastas consecutivas de Lorenzo, Julio y Shawn obligaban al Lagun Aro a pedir tiempo muerto (33-23, min.24) pero Berni aumentaba la renta (35-23). La presión a toda pista diseñada por César Iglesias daba jugosos frutos. Los visitantes ya no se encontraban tan cómodos y el número de balones perdidos y lanzamientos errados aumentó sensiblemente. Tanto que el Amfiv se anotó con rotunda claridad el cuarto (25-6) y el encuentro y la permanencia parecían en el bolsillo (42-29, min.30).

Los últimos diez minutos, viendo la dinámica de ambos conjuntos, se antojaban un mero trámite. Pero los pupilos de César Iglesias son auténticos expertos en complicarse la vida. Y lo hicieron. El técnico vigués vio que el partido se le complicaba (46-37, min.34) y solicitó un tiempo muerto. Nada arregló. La tímida presión del Lagun Aro puso de los nervios a los locales y César Iglesias tenía que solicitar su segundo y último tiempo muerto (49-41, min.37). Seguro que las instrucciones no pasaban por, una vez anotado dos tiros libres más por el visitante Juanjo, regalar el balón en el saque de fondo a Cristian para que elevase al máximo los nervios (49-45, min.38).

Sin embargo, cuando la situación estaba más complicada, surgió el carácter del Aldasa. Un tiro libre anotado por Mouriz, un robo de balón de Lorenzo, que no falló desde la línea de personal, y otra gran defensa impidiendo al Lagun Aro cruzar el mediocampo colocaban de nuevo las cosas en su sitio (54-45, min.39). Un triple y otra nueva canasta de Cristian permitían soñar por última vez a los vascos (54-50) porque su desesperada presión final facilitó que Shawn Russel pudiera anotar una cómoda bandeja y que Julio Vilas culminase su gran actuación con una canasta más adicional que finalizaba, ahora sí, el partido (59-50). Ya sólo hubo tiempo para un par de intentos de triple más sin éxito y para que Mouriz, desde la personal, redondease el resultado final (61-50).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here