El baloncesto en silla de ruedas une al Fundosa ONCE y su Escuela con Decathlon y su fundación

0
8

En un torneo en el que participaron jugadores de la primera plantilla del club madrileño y de su cantera, así como trabajadores de la compañía de material deportivo.

Integrantes del Fundosa ONCE y su Escuela con Decathlón y su Fundación Oxylane. Fundosa ONCE
Integrantes del Fundosa ONCE y su Escuela con Decathlón y su Fundación Oxylane. Fundosa ONCE

Fundosa ONCE. El deporte, concretamente el baloncesto en silla de ruedas, unió el pasado miércoles, 5 de junio, al Fundosa ONCE y su Escuela con Decathlón y su Fundación Oxylane, con la celebración de un torneo en el que participaron jugadores de la primera plantilla del club madrileño y de su cantera, así como trabajadores de la compañía de material deportivo.

Decathlon celebró este miércoles en todo el mundo la Foundation Day, con el que aúnan la solidaridad y el deporte. Y el Fundosa ONCE y su Escuela apoyaron esta iniciativa.

El torneo se disputó en el Pabellón del Colegio San Agustín, la cancha habitual del Fundosa ONCE, donde hubo seis equipos formados por integrantes de la Escuela, toda la plantilla del primer equipo y trabajadores de Decathlon.

Todos los equipos se enfrentaron entre sí en 10 ó 12 minutos, a tiempo corrido. Los dos combinados que más partidos ganaron se midieron entre sí en una final a siete minutos, donde la incertidumbre se mantuvo hasta el final. El conjunto campeón estuvo formado por Pablo Zarzuela y Javier López (jugadores del Fundosa ONCE), Íñigo y José Manuel (integrantes de la Escuela) y Alexis (trabajador de Decathlon).

Los jugadores dispusieron de bebidas y barritas energéticas aportadas por la tienda de Decathlon de Castellana, así como una mochila del Fundosa ONCE. Los ganadores recibieron también una camiseta transpirable de la marca Kalenji, de la multinacional de material deportivo.

Durante dos horas de baloncesto en silla de ruedas hubo una buena comunión entre todos los participantes y en todo momento reinó el juego limpio, el compañerismo y la sana competitividad. Con el tiempo concluido, los asistentes fueron a casa con una sonrisa después de una gran experiencia de deporte inclusivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here