El Fundosa ONCE ya cabalga solo hacia el título de liga

0
11

12º jornada Liga Baloncesto en Silla de Ruedas
División de Honor A
Fundosa ONCE 68 – CID Casa Murcia Getafe 62

El pabellón del Colegio San Agustín se llenó para ver el partido de la temporada. Prensa Fundosa ONCE
  • Conscientes de que el encuentro era una auténtica final que despejaría el camino para conseguir el título de liga para el que ganara, los amarillos no consiguieron noquear a los bermellones, pero se impusieron por 68-62 y se acercan hacia su 11º título de liga habiendo descolgado a todos sus rivales.

Prensa Fundosa ONCE – Si dos semanas atrás el BSR Las Palmas de Gran Canaria ofreció la mejor impresión de cuantos equipos habían pasado por Madrid, el CID Casa Murcia Getafe dejó en la cancha del Colegio San Agustín la estela del adversario más rocoso y complicado al que ha tenido enfrente el Fundosa ONCE, obligado a batallar hasta los últimos segundos para asegurar la victoria y olisquear el título liguero.

No hubo un claro dominador del partido. Ambos equipos capturaron 29 rebotes y dibujaron similares perfiles estadísticos (52% en tiros de campo de los locales, por 48% de los visitantes; 56% de acierto en tiros libres de los madrileños y 64% de los getafenses; 14 y 18 faltas personales, 22 y 15 asistencias, 12 y 17 pérdidas de balón…).

Además, hubo diferentes fases. Primero igualdad. Luego, mediado el segundo cuarto, de supremacía de los getafenses. Y finalmente, a falta de algo menos de ocho minutos, de control de los madrileños, que, aquí sí, destacaron en el capítulo de robos de balón (12 de los locales y 1 de los visitantes).

De hecho, los bermellones encabezaron el marcador en 20’15”, los amarillos lo hicieron en 16’51” y el electrónico reflejó empate en el tiempo restante (2’54”). Pero un partido de baloncesto dura 40 minutos y gana quien resiste hasta el final sin haber sucumbido antes.

No las tuvieron todas consigo antes del partido el CID Casa Murcia Getafe. Bill Latham jugó con otra silla de ruedas porque la suya se extravió en el aeropuerto después de regresar de Australia, concentrado con su selección nacional, y cuatro jugadores sufrieron un ligero accidente de tráfico de camino al pabellón que les metió el susto en el cuerpo.

Pero sobre la cancha del San Agustín no valían las excusas. Se trataba del todo o nada por la liga y así fue en 40 intensos minutos de baloncesto en silla de ruedas con muchos quilates, quizá lo mejor que puede verse hoy en día en España.

LA RABIA DE MUIÑO

El gesto de rabia de Rafael Muiño tirado en el suelo, tras recibir una falta personal de Asier Garcia y celebrando una canasta que le daba la oportunidad de lanzar un tiro libre adicional tras entrar como una exhalación en la zona del CID Casa Murcia Getafe, es la imagen congelada que mejor representa la película que los espectadores de uno y otro equipo presenciaron en unas abarrotadas gradas con cerca de 400 espectadores que rugían a cada instante del partido.

Entonces, el Fundosa ONCE anuló una desventaja en el marcador que duraba ya casi 18 minutos ininterrumpidos. Faltaban 7’52” para el bocinazo final y el marcador reflejaba 52-52. Desde entonces, los locales se adueñaron del encuentro mientras veían cómo sus principales rivales, el estadounidense Joshua Turek, el australiano Bill Latham y Asier García, se cargaban de personales.

Pero la tensión no desapareció hasta el final. Un triple de Asier García acortaba las diferencias a dos puntos (64-62) faltando 33 segundos para el final. Tiros libres convertidos por Alejandro Zarzuela y Petr Tucek despidieron el partido.

Todo el Fundosa ONCE aportó al triunfo de este sábado, los que jugaron y los que no porque animaron incesantemente a sus compañeros. Pero quizá el principal responsable del éxito sea Petr Tucek, que volvió a mostrar un momento óptimo de forma. El gigantón checo encestó una y otra vez bajo aro y a media distancia, fue un muro en defensa, anotó 29 puntos y cogió 7 rebotes. Pero también Muiño (8 puntos y 10 asistencias), Alejandro Zarzuela (9 puntos), Ismael García (8 puntos) y Daniel Rodríguez, muy concentrado en todo el partido.

El entrenador del Fundosa ONCE, Abraham Carrión, afirmó que el encuentro era como esperaba, “muy duro y con un alto nivel, sabiendo que el Getafe iba a sacar su versión más competitiva para seguir teniendo opciones matemáticas de ganar la liga sin depender de nadie”.

Carrión señaló que ambos equipos cometieron “más de un error no forzado por los nervios” y que, al contrario que en otras ocasiones, “las defensas se impusieron a los ataques”.

“Sabíamos que nos iba a costar ganar. No podemos decir que seamos el mejor equipo, pero sí que tenemos un equipo muy completo con una capacidad de rotación muy amplia que trabaja sin desfallecer durante 40 minutos”, explicó.

En cualquier caso, Carrión precisó que este triunfo “no es matemático” para la liga, pero coloca a su club “más cerquita que ninguno del título”. “Nos permite depender de nosotros mismos. Llevamos diciendo toda la temporada que no hemos ganado ningún título aún y hay que trabajar día a día”, zanjó.

JUGADOR DEL PARTIDO: Petr Tucek, con 30 puntos de valoración (29 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 4 robos. 13/34 en tiros de dos y 3/4 en tiros libres).

FUNDOSA ONCE 68 (16+14+16+22)

Rodríguez (2), Alejandro Zarzuela (9), García (8), Muiño (8) y Tucek (29) –cinco inicial– Nortje (5), Gavira (6) y Llambi (1).

CID CASA MURCIA GETAFE 62 (16+20+12+14)

Turek (19), Vera (2), Martin, Pennie (8) y Latham (12) –cinco inicial– García (17), Lara (4) y Berzal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here