El Girona no ha pagado ni un euro a Mifas por el patrocinio del equipo de baloncesto en silla

Tubert, Vilaró y Soy el día de la presentación del acuerdo en Montilivi. Aniol Resclosa

MARCO VERDAGUER/diaridegirona.cat El pasado 5 de agosto, el Girona FC hacía una rueda de prensa conjunta con el Mifas Esplais, la Diputación y el Ayuntamiento de Castelló d’Empúries para anunciar que el histórico equipo de baloncesto en silla de ruedas haría el salto a División de Honor B de la mano del club de fútbol y del proyecto Todos Somos Girona.

Casi medio año más tarde, las buenas palabras se las ha llevado el viento y Mifas no ha recibido ni un solo euro de un acuerdo de patrocinio (20.000 euros) que se pactó, y anunció en esa rueda de prensa, pero que ni siquiera se ha llegado a poner por escrito en un contrato firmado.

«Estoy muy cabreado. Es una irresponsabilidad muy grande, por no decir otra otra palabra mucho más grande que no se puede publicar», explicaba el martes el presidente de Mifas, Pere Tubert, que detalló la larga lista de problemas con los que se han encontrado a la hora de tratar con el club de Montilivi que después de conseguir que Mifas aceptara una rebaja, de los 20.000 euros se pasó a 12.000, los ha seguido dando largas para evitar cumplir el acuerdo.

«Con la persona que supuestamente pone el dinero (José Delgado) no se puede hablar y nosotros siempre hemos tenido los contacto con el señor Torrecillas. Pero últimamente ni siquiera se han presentado a las reuniones «. Tubert estaba muy molesto con una situación que, a día de hoy, pone en peligro la continuidad del único club catalán de baloncesto en silla de ruedas que juega en División de Honor.

El club, que juega sus partidos como local en Castelló d’Empúries, se decidió a dar el salto a la élite con un presupuesto de 75.000 euros que pensaban cubrir con la ayuda del patrocinador principal (Girona FC y por ello juegan con el nombre y los colores de los de Montilivi), las ayudas de la Diputación y el Ayuntamiento de Castelló d’Empúries y los fondos que preveían recaudar a través de una campaña de donaciones.

El principal problema, sin embargo, es que el dinero del patrocinio del Girona ni han empezado a llegar ni parece que lo tengan que hacer en breve. «Sin contrato estamos desamparados, pero nosotros confiamos en la palabra dada. Hace treinta años que tenemos equipos de baloncesto y siempre hemos cumplido con nuestra palabra», apuntaba ayer un Tubert que a lo largo de los últimos meses, ha visto como las buenas palabras del verano no han tenido ninguna consecuencia concreta.

La llegada del contrato se fue retrasando y, incluso, hace unas meses desde el Montilivi, siempre ya a través del Director General Joaquín Torrecillas, se dijo a Mifas que la cantidad de 20.000 euros debía reducir a 12.000.

«Nosotros aceptamos, porque vemos como se estaba reduciendo a todos (Uni Girona y Sant Josep), pero entonces nos dijeron que teníamos que firmar con una entidad, Todos Somos Girona, presidida por un señor Daniel Sambola a quien no hemos visto nunca, y de la que tampoco nos han invitado nunca a formar parte porque el Todos se debe referir a todo el mundo menos los minusválidos «, desgrana Tubert antes de rematarlo dejando claro que» el contrato que nos acabaron pasando no se podía firmar y, últimamente, cuando hemos quedado para hablar no se han presentado a las reuniones «.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here