El nadador David Sánchez, las alas de un ‘tiburón’

0
9

A sus 15 años, este onubense ya sabe lo que es subirse al podio de un Campeonato Nacional para colgarse una medalla de oro.

Medalla de oro en el Campeonato de España en 50 metros mariposa.huelvabuenasnoticias.com – Era la primera, pero no será la última vez que lo haga, pues su prometedora carrera en el agua sólo acaba de empezar. A pesar de nacer sin antebrazos, sus padres le han enseñado a intentar conseguir sus sueños, sabias palabras de las que David es un ejemplo andante.

Ana Rodríguez. David Sánchez Sierra no tiene branquias, ni escamas, ni aletas… pero parece que vuela en el agua, como si fuera un auténtico pez. Un ‘tiburón’ según su entrenador del Club Onubense de Deportes Adaptados (CODA), Pepe Griñón, quien le puso este apodo cuando vio la velocidad con la que este adolescente de 15 años se movía en la piscina.

David forma parte del equipo de natación del Club desde hace solo medio año, pero en este tiempo, en concreto en los últimos dos meses, ha demostrado que tiene un futuro prometedor conquistando el primer puesto en el Campeonato de Andalucía en las modalidades de 50 metros mariposa y 50 y 100 metros libres, así como la medalla de Bronce en los Campeonatos de Andalucía de Natación Paralímpica tras colgarse el oro en 50 metros mariposa y la plata en los 100 mariposa. Unos resultados increíbles dado que este onubense nunca antes había competido a nivel profesional.

Pero el mérito es aún mayor si se tiene en cuenta que David no tiene sus brazos completos. El joven nació sin antebrazos, de modo que sus codos son sus muñecas. Ante esto, cualquiera podría pensar ¿cómo es posible nadar así? Pero este adolescente tiene la respuesta -es la respuesta-: intentándolo. “Desde pequeño, en casa mis padres siempre me han tenido un lema, ‘inténtalo. Si no puedes, al menos lo habrás intentado’. Así que, cuando he querido algo he puesto todos los medios y, al final, a base de echarle ganas, lo he conseguido”, explica el joven, todo un ejemplo de tesón y fuerza de voluntad.

Su relación de amor con el agua comenzó cuando contaba sólo con tres-cuatro añitos. Entró entonces en el CODA, aunque sólo duró un año. Pero David necesita la piscina como el respirar, no sólo porque es un medio en el que siente muy cómodo y relajado, sino también porque la desviación de columna que padece se alivia exponencialmente con la natación. Así que hace casi cinco años se apuntó a los cursillos anuales de la Ciudad Deportiva, donde empezó a coger técnica y velocidad.

En esta decisión también tuvo su parte de culpa, aún sin saberlo, el nadador paralímpico Xavi Torres, que ha sido toda una inspiración para el onubense. Sánchez lo vio un día en la televisión, nadando con sus brazos hasta el codo y sus piernas hasta la rodilla, y descubrió que había obtenido 16 medallas en seis juegos paralímpicos. En aquel momento dijo “yo quiero ser como él”, así que le instó a su entrenador de la Ciudad Deportiva a que le “diera caña” para nadar más rápido.

“Como me gusta competir, mi monitor me comentó que en Nerva celebraban una prueba para niños no federados y me presenté. Fue el 28 de marzo de 2015 y gané en 50 metros mariposa. Yo sólo iba a disfrutar de la experiencia, pero al final gané y, yo estaba contento, pero mis padres mucho más”, recuerda el joven.

En esta prueba celebrada en la Cuenca Minera, los participantes no tenían problemas físicos, lo cual hizo que cuando el público vio a David empezara a comentar que cómo iba él a competir contra niños sin discapacidad. Pero lo hizo y, aunque salió el último porque se tenía que tirar de pie, ganó la prueba. En este sentido, el deportista señala que “en aquel momento vi cómo la mitad del público agachaba la cabeza y la otra mitad aplaudía”.

Verse vencedor le animó a apuntarse al Club de Natación Huelva, pero el ritmo del equipo, reconoce, era muy alto. Un día, participando en una Travesía en el Club Náutico, se le acercó su actual entrenador para seguir insistiéndole -ya lo había hecho en otras ocasiones- en que se cambiara al CODA, pues allí podría sacar todo su potencial. Al final Griñón lo convenció y a mediados de agosto entró en el Club de Deportes Adaptados.

Tras unos meses con ellos, llegó la convocatoria de los Campeonatos de Andalucía de Natación Paralímpica, que organiza la Federación Andaluza de Deportes de Personas con Discapacidad Física. Se celebraban durante los días 12 y 13 de diciembre en la localidad cordobesa de Puente Genil y David acudió junto a otros 21 deportistas del CODA. El Club acabó subcampeón, pero a título personal el ‘tiburón’ subió al podio al proclamarse campeón en 50 metros mariposa, 50 metros libre y 100 metros libre.

Aquello fue para este adolescente una enorme satisfacción, pero lo que no sospechaba era que le abriría las puertas al Campeonato de España AXA para Jóvenes, pues sus brillantes resultados le valieron para formar parte de la Selección Andaluza en la prueba nacional dentro de la categoría infantil.

Así pues, en enero el onubense debutó en Madrid, en Valdemoro, y lo hizo por todo lo alto: “fue una experiencia muy bonita. Participar en la capital, en un nacional, con la selección y que en tu primera prueba escuches por megafonía que has ganado… fue increíble“. David se marchó a Huelva con la medalla de oro en 50 metros mariposa y la de plata en 100 metros mariposa, además de acabar sexto en 50 metros estilo y séptimo en 100 metros libre. En la clasificación general de la categoría infantil obtuvo una más que meritoria tercera posición, subiendo al podio envuelto en la bandera de Huelva.

Con esta trayectoria, Sánchez tiene claro que seguirá adelante con su carrera en el mundo de la natación: “me gustaría continuar hasta donde pueda, incluso ser profesional si tengo oportunidad. Por lo pronto, si en este último campeonato he cogido las mínimas, que aún no han salido, iré al Campeonato de España Absoluto en Sabadell y luego a otro en Valladolid”.

Estas aspiraciones del joven no quitan que tenga los pies en la tierra y sea consciente de que, en paralelo a la natación, tiene que seguir adelante con su formación académica. En este sentido, David cursa 3º de ESO en el colegio San Vicente de Paúl y cuando acabe Bachillerato asegura que le gustaría estudiar una carrera universitaria, aunque aún no tiene muy claro por cuál se decantará.

En su cole el ‘tiburón’ se ha hecho famoso y sus compañeros no dejan de manifestarle su cariño por todo lo que ha logrado. “Me dicen que soy muy grande, que voy a llegar lejos, que lo demuestro día a día y que soy un máquina“, confiesa el deportista. Pero también hay mucha gente, cercana o incluso desconocida, que lo para y abraza, que lo felicita y da ánimos para que siga adelante.

En este sentido, además de a su entrenador, que lo motiva constantemente y sabe cómo llevarlo, David tiene también a su lado a un ‘coach’ muy especial, su tío Martín. Éste lo ha sorprendido en los dos campeonatos en los que ha participado, montando para él sendos vídeos en los que personajes del deporte y la vida pública vinculados a la provincia de Huelva le mandaban un mensaje de ánimo de ‘tú a tú’. Caras tan conocidas como el cantante Sergio Contreras, el atleta Emilio Martín, los futbolistas Javi Fuego, Jesús Vázquez o Chuli, las plantillas del Recreativo y del San Roque de Lepe, el alcalde Gabriel Cruz y otras tantas personas colaboraron en estos audiovisuales que el joven pudo ver justo antes de enfrentarse a ambas pruebas. Una iniciativa que sirvió para motivarlo y que contribuyó en gran medida a que el ‘tiburón’ obtuviera tan excelentes resultados.

Sin embargo, no cabe duda de que son sus padres y sus dos hermanos pequeños el mayor apoyo de David, quien se siente tremendamente agradecido de poder tenerlos siempre a su lado y animándolo en todo lo que hace. Y es que nadar como un pez no es lo único que se ha propuesto este adolescente, cuya otra gran pasión es la música, sobre todo la electrónica. De hecho, el deportista quiere ser dj, incluso ya ha colgado en la red un par de temas propios -montados por él en su ordenador y sus mesas de mezclas-, con los que ha logrado cerca de 11.000 reproducciones.

Así pues, David es un joven polifacético y con gran talento que sueña con tirarse a la piscina de unos Juegos Paralímpicos, una meta que seguro logrará si mantiene la convicción que siempre le guía: “la vida te pondrá obstáculos, pero los límites los pones tú”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here