El Once-Andalucia pierde otra vez en casa

0
12

C.D. ONCE-ANDALUCÍA, 62 (19-18-17-8)
LAS PALMAS GRAN CANARIA, 64 (18-18-10-18)

Sábado, 14 de mayo de 2011. 17.30 hs. Centro Deportivo de Amate (Sevilla). 20ª jornada de la 42ª Liga Nacional de División de Honor, 22º Trofeo Fundación ONCE

Equipos:
C.D. ONCE-Andalucía: Cinco inicial: 7 Conde (0), 8 Zarzuela (20), 12 Vargas (22), 13 Sánchez (12) y 15 Benítez (8). 6 Mantas (0), 10 Almudena Montiel (0) y 14 Essahiri (0).
Las Palmas: Cinco inicial: 4 Hernández (6), 5 Poulin (14), 8 Kulboka (4), 10 García (14) y 12 Domenech (10). 6 Pulido (2), 9 Padilla (8), 11 Padrón (2) y 13 Rodríguez (4).
Árbitros: López, de Bilbao, y González, de Sevilla

Crónica local – El C.D. ONCE-Andalucía ha cosechado una nueva derrota, y como viene siendo habitual en la presente temporada, ha vuelto a quedarse a las puertas del triunfo. En esta ocasión, ha sido el Las Palmas Gran Canaria el que ha vencido a los pupilos de Abraham Carrión en los últimos compases del encuentro y por una diferencia de sólo dos puntos.

El duelo ha sido muy entretenido, entre un Once que ha contado con la sensible baja por sanción de su capitán Diego de Paz, y un Las Palmas que ha venido a Sevilla sabiendo la tremenda ventaja que había adquirido tras la suspensión de la licencia federativa del jugador de Valencina de la Concepción. Y es que no jugar con él es darle demasiada ventaja al rival, sobre todo si hablamos de este C.D. ONCE-Andalucía que está resolviendo con buena nota el curso, pero que aún busca aquella identidad que le hizo un claro favorito al título de Liga y que, de hecho, se la concedió en el último ejercicio.

Los de Carrión han realizado un buen partido, tirando de casta, disciplina y seriedad en defensa, sabedores de que tenían que hacerse fuertes en estas tareas ante la relevante pérdida de potencial ofensivo. Y aquí emergieron en la primera parte Vargas y Sánchez, como estiletes de un plantel que sabía que el compromiso de esta tarde se presentaba tremendamente complejo. De esta manera, al término del primer cuarto se llegó con una gran igualdad en el juego y en el marcador, pero con una ligera ventaja local que hubiera sido mayor si Pablo Zarzuela hubiera hecho canasta en los momentos finales.

El segundo cuarto cambió el signo del partido, pero por sólo unos minutos, ya que los isleños llegaron a gozar de una cómoda ventaja de diez puntos. La reacción andaluza se produjo cuando el descanso se acercaba, y esa diferencia quedó reducida a nada.

Carrión siguió manteniendo tras la reanudación en la cancha a Vargas, Sánchez, Zarzuela y Benítez, quienes, finalmente acabaron disputando todos los minutos, con las alternativas de Mantas, Conde, Montiel y Essahiri. En la segunda parte, Vargas continuó siendo el jugador más sobresaliente, recordando a aquél que llegó a convertirse en uno de los mejores del básquet español. Poderoso bajo la canasta propia y eficaz en la ajena. También es de destacar la actuación de David Benítez, un hombre poco habitual en el Once, pero que hoy ha sido capaz de mantener el tipo, siendo muy efectiva su aportación ante la baja de De Paz.

En el tercer cuarto, el Once apretó y puso el marcador de cara. Un 17-10 de parcial hizo pensar que la victoria iba a quedarse en casa. Pero lo mismo que ocurrió anteriormente con el Las Palmas, le pasó al Once, en el cuarto cuarto… pero al revés, pues esta diferencia menguó hasta el punto de llegarse a sólo 6 segundos para la conclusión con un apretado 62-64. La opción de tiro fue para los auriverdes, pero Pablo Zarzuela no tuvo el tino de anotar su lanzamiento y forzar una prórroga que pudo haber sido el justo premio al esfuerzo local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here