El sexto sentido de La Roja

0
31

marca.com – No se llaman Iniesta, ni Xabi Alonso, ni Casillas, pero no tienen nada que envidiarles. Juegan al fútbol y pueden presumir de palmarés: seis veces campeones de Europa, subcampeones del mundo y un bronce en su debut en los Paralímpicos de Atenas 2004. Después de clasificarse para los Juegos de Londres, sólo les queda cumplir un sueño: lograr el oro paralímpico.

Ellos también forman parte de la selección española, pero por causas ajenas a su voluntad no juegan la Eurocopa: son la selección española de fútbol para ciegos. Han superado sus limitaciones, a través de mucha fuerza de voluntad y espíritu de sacrificio, y demostrado que todo es posible. Están hechos de otra pasta: “Es un equipo muy luchador, se deja todo hasta el último momento y nunca pierde la esperanza”, dice José Urbano, uno de los guías y entrenador en funciones del equipo.

Todos coinciden en que esta disciplina del fútbol guarda mucha relación con el fútbol sala, en cuanto a tácticas, medios y entrenamientos. Las dos diferencias residen en la velocidad y el sonido. Han de reconducir todos los estímulos visuales hacia los auditivos. El balón contiene en su interior algo similar a un cascabel que permite a los jugadores saber dónde está. También cuentan con otra ayuda fundamental de los únicos miembros del equipo que ven: los guías -uno por equipo- que indican a los jugadores cómo deben colocarse o cuándo disparar, y los porteros. En cuanto a la velocidad, es más lenta que en el fútbol sala “para evitar choques y para que sea más fácil la conducción del balón” comenta José Bravo, fisioterapeuta de la selección.

Esta semana están en Madrid disputando el II Torneo Internacional de Deportes para Ciegos, un entrenamiento previo a los Juegos Paralímpicos donde también estará Carlos Campos, el director técnico y seleccionador de la Federación Española de Deportes para Ciegos y que es quien también lleva este deporte a nivel internacional gracias al apoyo de la ONCE. En el complejo deportivo de la Universidad Europea de Madrid se están enfrentando a los mejores equipos del panorama internacional.

Algunos nacieron invidentes, pero otros se han quedado ciegos después. “La mayoría de los que están aquí lo son desde muy pequeños, como si lo fueran de nacimiento. Pero hay otros que han tenido restos de visión hasta hace poco y se nota: tienen información de las cosas que han visto y les cuesta más adaptarse a los sonidos”, explica Urbano. Pero si hay algo que comparten es el esfuerzo y el instinto de superación pues la limitación visual no les ha quitado las ganas y la ilusión por la vida. Youssef, uno de los recién llegados al equipo, es un buen ejemplo. Se decidió a jugar al fútbol: “porque desde pequeño me encantaba el deporte y, aunque antes practicaba el atletismo, el fútbol es más completo”.

Estas ganas e ilusión van muy ligadas a los entrenamientos, a los que dedican cuatro días a la semana aunque ahora, con los Juegos a la vuelta de la esquina, entrenan más veces; siempre por la tarde-noche, cuando quedan libres de sus jornadas laborales. En los entrenamientos también tiene mucha importancia la voz. Por ejemplo, en un ejercicio con conos, deben poner a una persona para que hable o ellos, al finalizar el ejercicio, avisar a sus compañeros. Todo debe estar siempre adaptado al sonido.

El mérito que tienen es impresionante. Para cualquier persona vidente sería impensable lanzar un penalti con los ojos cerrados. Ellos además los meten. Las únicas ayudas de las que disponen se limitan, una vez más, al oído: los porteros deben indicarles, en forma de golpes a los postes y al larguero, para que se orienten sobre dónde deben lanzar. El jugador dispara y surge la magia: ha metido un gol a un portero que tiene visión plena.

“Vamos a ir a por el oro”
La clasificación para los Juegos era esperada, pues habían participado en los tres anteriores. Aunque destacan que no fue fácil, en palabras de Raúl Bravo, uno de los porteros: “La verdad es que estuvo luchado, fue único. Fue justo en el pase a la final del Europeo cuando conseguimos la plaza y ganamos en el último minuto contra Inglaterra marcando el gol que nos clasificó”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here