España, diploma histórico en vela adaptada

0
6
Carolina López y Fernando Álvarez.
  • España logra con este título el mejor resultado de la vela adaptada nacional en unos Juegos Paralímpicos.
  • La Fundación También, de cuyo equipo han nacido estos regatistas, espera que con este triunfo la vela recupere el papel que le corresponde dentro del deporte adaptado.

Fundación También. A doscientos kilómetros del Londres, alejados del bullicio y de los miles de cámaras que centraban sus objetivos en las instalaciones de la Villa Olímpica, cerca de setenta deportistas han dado fe del enorme nivel de la vela adaptada. En la bahía de Weymouth, al abrigo de grandes olas y corrientes, estos regatistas han demostrado fuerza y coraje en una disciplina en la que España ha hecho historia gracias al diploma conseguido por la tripulación madrileña formada por Carolina López y Fernando Álvarez.

Hace tan sólo dos años, la Real Federación Española de Vela se lanzó a la aventura de configurar el equipo preparalímpico en clase Skud 18 y 2.4mR. Un objetivo que ha contado con el firme apoyo de Iberdrola, el Comité Paralímpico Español y el Consejo Superior de Deportes, y que en tiempo récord ha logrado situar a sus componentes entre los mejores del mundo. En noviembre de 2010, y tras unas pruebas en las que participaron deportistas con discapacidad de toda España, se seleccionan a los atletas que compondrían las dos tripulaciones de la clase Skud 18: Francisco Villa y Diana Cantalejo, y Carolina López y Fernando Álvarez, estos tres últimos deportistas de la Fundación También. Mientras que un año antes, la representación en clase 2.4 mR recaía en Miki Gómez, Rafa Andarias, Emilio Fernandez y Paco Llobet.

Los pilares estaban puestos, a partir de ahí ilusión, ganas de superación y dedicación absoluta bajo la batuta de Santi López-Vázquez (director del Esquipo Olímpico y Paralímpico de la RFEV) y la constante mirada del experimentadísimo entrenador Alfred Buqueras y de la joven Vanessa Almeida, tres veces campeona de España en la clase Europa y formada como técnica de vela adaptada en la Fundación También. Un duro trabajo que se ha visto recompensado en Londres 2012, donde España ha logrado llevar una embarcación en cada clase. El Skud 18 quedaba finalmente al mando de Carolina López y Fernando Álvarez, quienes un año antes y en estas mismas aguas habían clasificado a España en esta clase, y el 2.4mR a manos del catalán Paco Llobet. En Weymouth, los integrantes del equipo paralímpico mezclaban los nervios con las ganas de lanzarse al agua. Sueño y esfuerzo dieron sus frutos: la pareja madrileña se traía de Londres, gracias a una octava posición, un diploma que supone el mejor resultado de la vela adaptada nacional en unos Juegos Paralímpicos.

Un hito histórico obtenido por una pareja que desde hace años navega en el equipo de regatas de la Fundación También, que posee una completísima flota de barcos adaptados, y que en 2007 fue la primera entidad en nuestro país en adquirir un Skud 18 fomentando una clase donde las mujeres y las personas con grandes discapacidades tienen especial protagonismo.  También hizo posible en 2005 la celebración de los primeros campeonatos de España en 2.4mR tras la compra de dos embarcaciones. Asimismo, ha impulsado la creación de escuelas en diferentes puertos deportivos de nuestra geografía y opera en enclaves como el Centro de Alto Rendimiento en Los Alcázares (Murcia) donde la escuela de la fundación tiene su base la mayor parte del año. Todo una promoción de la vela adaptada que va desde su práctica inicial en barcos básicos como el Raquero y los Access 303 hasta la competición en clases más técnicas.

A pesar de una dilatada experiencia en Access y 2.4 mR con la Fundación También, Carolina López y Fernando Álvarez iniciaron su debut en Skud 18 con esta entidad unos meses antes de que fueran seleccionados como integrantes del equipo preparalímpico. Una corta trayectoria antes de la cita londinense, con apenas año y medio de entrenamiento y la participación en tan sólo cuatro regatas internacionales, que ha conseguido un esplendido resultado. Para ambos el éxito conseguido supone “una gran satisfacción tras un duro trabajo de todo el equipo y del encomiable y minucioso apoyo de técnicos como Almeida. Es un título que pertenece a todos y del que estamos muy orgullosos”. Una merecida recompensa al gran esfuerzo demostrado por estos deportistas que han trasladado su residencia a Valencia para entrenar a diario en la Base Iberdrola Team.

Un título importantísimo para la vela adaptada, una disciplina muchas veces olvidada, y que ha de reclamar su sitio después de las muchas alegrías que ha proporcionado al deporte a lo largo de este año. Una apuesta por la que la Fundación También lleva trabajando desde 2004 cuando puso en marcha la primera escuela de vela adaptada de la Comunidad de Madrid, por la que han pasado más de 2.000 personas con discapacidad que han tenido la oportunidad de conocer un deporte con el que descubren que la superación y el coraje están por encima de las limitaciones físicas. Un compromiso que es posible gracias al apoyo de empresas como Smurfit Kappa y Caser Seguros patrocinadores del programa de vela de la fundación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here