España se despide del Europeo tras caer frente a Italia en cuartos

La selección española masculina de baloncesto en silla no peleará por las medallas tras ser superada por la escuadra azzurra (45-62). Ahora buscará ser quinta para ir al Mundial de Dubái 2022.

0
53

Jarro de agua fría en el Pabellón Marqués de Samaranch de Madrid. La selección española masculina de baloncesto en silla no peleará por las medallas en ‘su’ Europeo tras ser apeada en cuartos de final por una valiente Italia (45-62) que dio el ‘sorpasso’. La falta de puntería y de contundencia lastró a los de Abraham Carrión, que se vieron sorprendidos por un rival ordenado, disciplinado y con la pólvora en ataque que le faltó a España. Pese al batacazo, le queda una bala en la recámara para cumplir el objetivo de estar en el Mundial de Dubái 2022. Solo le vale ser quinta.

Fue un partido áspero desde el mismo amanecer, el primer cuarto avanzó igualado, con una escuadra azzurra muy entusiasta a los mandos de Sabri Bedzeti y de un Giulio Maria Papi (28 puntos y 14 rebotes) inspirado desde el perímetro. Tras un inicio errático y con ataques imprecisos, España respondió cuando Asier García encontró el aro y conectó con Manu Lorenzo y con Pablo Zarzuela, que hizo daño en la pintura (13-8). Italia seguía desplegando su osadía sobre el parqué y entre Driss Saaid y Papi mantenían un equilibrio que solo rompió Jordi Ruiz con un par de tiros libres (17-15).

Cambió el escenario en el comienzo del segundo cuarto, los italianos salieron más enérgico de la mano de Papi, que enchufó un triple y una canasta de dos puntos para voltear el resultado (17-20). España perdía fuelle atrás, mientras que en ataque no daba con la tecla, no tenía respuestas ni armas para abrir grietas en la muralla rival, no encontraba la libertad para crear y en el fango que se convirtió la cancha fue mucho más poderosa Italia, que castigó desde el exterior con Papi, Saaid, Ahmed Raourahi y Filippo Carossino.

Los de Abraham Carrión apenas sumaron cuatro puntos desde el tiro libre en siete minutos. Solo la aplicada defensa impidió que el rival despegara en el marcador (23-30). No llegó la reacción tras el descanso. Ni siquiera Asier García, que una vez más derrochó un sobre esfuerzo para estar en la pista pese a su lesión de hombro, pudo alumbrar el espeso ataque español. Tampoco Jordi Ruiz estuvo fino en sus lanzamientos y el juego interior seguía anulado. Con el paupérrimo bagaje anotador -seis puntos- en el tercer cuarto, la ansiedad empezaba a hacer su aparición en el equipo, que se desangraba ante el acierto de Italia con Carossino, Tanghe, Papi y Raourahi (29-44).

España apenas mejoró con los triples de David Mouriz, pero fueron una carga estéril porque los italianos castigaban cada acción ofensiva para mantener las distancias. Al final, dura derrota por 45-62 que deja al equipo español sin poder luchar por las medallas y al borde del abismo ya que para ir al Mundial tendrá que ser quinto. Difícil misión la de Abraham Carrión y el cuerpo técnico, que deberán levantar el ánimo de la tropa y resetear porque aún quedan dos finales para conseguir el último billete que da acceso al campeonato del mundo de Dubái.

Ficha técnica del partido:

España (45): Dani Stix, Pablo Zarzuela (10), Jordi Ruiz (4), Asier García (6), Manu Lorenzo (6), Julio Vilas (1), Fran Lara, David Mouriz (11), Óscar Onrubia, Ignacio ‘Pincho’ Ortega (2), Agustín Alejos (5).

Italia (62): Giulio Maria Papi (28), Sabri Bedzeti (6), Dimitri Tanghe (4), Driss Saaid (12), Davide Schiera (2), Ahmed Raourahi (4), Andrea Giaretti y Filippo Carossino (6).

Parciales: 17-15, 6-15, 6-14 y 16-18

1ª Jornada: España suda la victoria ante Francia en el estreno del Europeo

2ª Jornada: Jordi Ruiz apaga la rebelión de Suiza a base de triples

3ª Jornada: España activa el modo apisonadora frente a la débil Lituania

4ª Jornada: Una vertiginosa España despacha a Polonia y se mantiene invicta

5ª Jornada: La Alemania de un inspirado Thomas Böhme frena a España

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here