Gerardo Villa, médico de la Selección, nos habla de las claves para que los ciclistas estén en forma

Cofidisconlosparalimpicos.com – Para gozar de una salud de hierro y poder rendir al máximo, nuestros ciclistas cuentan con la atención especial del médico Gerardo Villa, especializado en medicina física y del deporte desde 1990 y catedrático de la Universidad de León. Este profesional de la salud es consciente de la fuerza de superación de estos deportistas, puesto que no sólo están sujetos a los mismos riesgos que el resto de ciclistas, además, hay que sumarle el condicionante de su discapacidad. Esto implica que sus intensidades de trabajo sean iguales o incluso mayores que las del ciclismo en general, ya que recorrer, por ejemplo, 80 km sin un miembro, implica un esfuerzo físico añadido.

Tanto esfuerzo requiere de rigurosos controles médicos y una vida sana. Es por este motivo que el doctor señala tres aspectos fundamentales para estar en plena forma sobre la bicicleta: seguir un buen hábito alimentario; una buena hidratación; y disfrutar de las vacaciones sin bajar la guardia.

  1. Así pues, respecto al aspecto nutricional, el doctor Villa asegura que es importante llevar a cabo una ingesta energética adecuada para conseguir un peso corporal idóneo y que, a la vez, el ciclista pueda competir sin que exista un déficit nutricional. Competir en pista requiere mucha fuerza y es importante que el deportista siga un modelo alimentario hiperproteico y con suplementos como barritas energéticas.
  2. Paralelamente es fundamental una buena hidratación. Sobre todo porque estar ligeramente deshidratado, por ejemplo un 1% de nuestro peso corporal, implica una disminución del rendimiento de entre un 3% y un 4%. Teniendo en cuenta que los ciclistas se juegan sus medallas por cuestión de décimas de segundo, beber agua no supone tanto esfuerzo.
  3. Igualmente, durante los períodos de descanso, los ciclistas deben mantener un control de su dieta para que la vuelta de sus vacaciones no les suponga un sobreesfuerzo.

El ciclista ha de centrarse en estos tres pilares para aumentar sus posibilidades de éxito. Y, siempre, claro, bajo la supervisión diaria del servicio médico, quienes se encargan de medirles la frecuencia cardíaca con pulsómetros; de realizarles exploraciones de sus patologías; de someterles a tratamientos oportunos; de realizarles valoraciones de las analíticas en función de los niveles de sus entrenamientos; de hacerles estudios de masa corporal; o de ofrecerles un servicio de consulta y atención personalizada las 24 horas. Así que, con estos consejos y el control médico, nuestros deportistas están preparados… ¡para arrasar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here