Higinio Rivero cabalga con la canoa hasta la plata mundial

El palista bilbaíno se proclama subcampeón del mundo en VL2 200 metros en la prueba disputada en Copenhague. Es el mayor éxito en su carrera como piragüista.

0
64

Hace apenas un par de semanas el viento y la lluvia le impidió pelear por el podio en su debut en los Juegos Paralímpicos de Tokio, donde fue sexto. A Higinio Rivero no le dio tiempo a lamentarse y en unas horas cambió el chip para centrar su objetivo en el campeonato del mundo de Copenhague, donde ha podido redimirse tras cabalgar con su canoa hacia la medalla de plata en la prueba de VL2 200 metros.

El palista bilbaíno, entrenado por Iker-Ekaitz Líbano, ya venía avisando de su enorme progresión en la disciplina de sprint, a la que llegó en 2017 tras ganar dos mundiales en la modalidad de maratón. En solo tres años se ha convertido en una de las grandes figuras del piragüismo. Esta temporada sumó sus primeras preseas internacionales con un bronce en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría) y una plata en el Europeo de Poznan (Polonia). Ahora ha elevado el listón al proclamarse subcampeón del mundo.

Y lo ha hecho tras una exhibición frente a cinco de los siete rivales a los que se midió en la final en el canal Sea Forest de la capital japonesa a principios de este mes. Solo se ha inclinado ante el oro paralímpico, el brasileño Fernando Rufino, quien mantiene su trono al imponerse con 53.93 segundos. El deportista español, que se había colado directamente en la final A tras ser el mejor de su serie en semifinales, clavó cada palada con fe, determinación y vigor para cruzar la meta en 56.21 y subir al segundo peldaño del podio.

Supo aguantar las embestidas del portugués Norberto Mourao (bronce con 56.54) y del ruso Igor Korobeynikov (cuarto con 56.78) para amarrar una plata que sabe a oro. A sus 39 años el piragüista del Barrika Taldea alcanza el mayor éxito de su corta carrera. En 2013 una caída desde 15 metros de altura mientras escalaba en Ramales de la Victoria (Cantabria) le provocó una lesión medular y poco después el piragüismo se convirtió en su aliado para salir adelante. La recompensa a su perseverancia, trabajo y tesón le ha llegado en aguas danesas con este subcampeonato mundial.

El equipo español puede aumentar su botín ya que este sábado los extremeños Juan Valle (KL3) e Inés Felipe (KL2) disputarán la final. No ha tenido suerte el gallego Adrián Mosquera -oro en la Copa del Mundo y plata continental este curso-, que ha terminado en la novena posición en VL3 con un tiempo de 53.25. En la misma categoría, pero en la final B, el sevillano Javier Reja -en Tokio acarició el bronce en remo- ha sido tercero con 53.30. Y muy buenas sensaciones están dejando los dos nuevos integrantes de la selección: Pablo Díaz y Chema Segura. Ambos competirán en la final B en KL3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here