Historia de un tropiezo; el presagio que se convirtió en realidad

0
6

EMSV Getafe BSR cosecha la segunda derrota de la temporada, 52-47, ante un ACE Canarias que tuvo en su afición al mayor aliado. Tras un comienzo arrollador, los madrileños se deshincharon y dejaron escapar un partido que pudieron haber sentenciado antes del descanso.

Liga de baloncesto en silla de ruedas
División de Honor
6º Jornada
BSR ACE Gran Canaria 52 – EMSV Getafe BSR 47
Parciales: 5-15; 13-8; 17-14; 17-10

Berzal cae al parquet en un momento del encuentro. EMSV Getafe BSR.
Berzal cae al parquet en un momento del encuentro. EMSV Getafe BSR.

EMSV Getafe BSR. Sábado, 5 de la mañana. El frío seco, indicativo de la llegada del invierno, invade Madrid. La expedición de CID Casa Murcia Getafe, se reúne en el aeropuerto de Barajas presta para viajar a Gran Canaria. Será un día largo, cansado, pero también satisfactorio para poder aprovechar durante unas horas el maravilloso clima de la isla, y con el fin de regresar a casa con un triunfo en una cancha difícil. Todo marcha rodado, mejor de lo esperado incluso. La compañía aérea se compenetra a la perfección para que el equipo embarque en el tiempo asignado. Nada parece perturbar el orden esperado. Sin embargo, y sin razón aparente, subir al avión se convierte en una ardua tarea. 30 minutos esperando a las puertas de la aeronave. ¿Cómo es posible que en tan sólo unos minutos la situación, idílica hasta entonces, se tuerza de tal manera? Pues bien, posiblemente no haya una explicación fehaciente, pero horas después aparecería una curiosa relación. Llamémoslo… presagio.

En un comienzo de partido algo dubitativo por parte de ACE Canarias, Getafe alcanzó una ventaja de cuatro puntos hacia la mitad del primer acto (2-6). Tras el primer tiempo muerto solicitado por los locales, la ventaja aumentó aún más para los madrileños que sobre una buena defensa, fueron haciendo camino y consiguieron dejar a los amarillos con los dos puntos hasta el último minuto de cuarto, dónde llevaron su casillero hasta los cinco. Buenas sensaciones, refrendadas por los 10 puntos arriba al final del primer cuarto. Sin embargo, al comienzo del segundo, dos ataques mal finalizados de manera consecutiva hicieron que la dinámica positiva del comienzo del partido perdiera fuerza. Comenzaban los errores en ataque y las faltas de concentración, que hicieron que la diferencia en el marcador disminuyera hasta los 7 puntos. A mitad del segundo cuarto, Berzal alcanzaba la tercera falta. Sin embargo, había un buena noticia y es que Canarias, aunque había conseguido frenar el ataque negro, no mejoraba sus porcentajes de anotación y la ventaja se mantuvo así hasta el descanso. 7 arriba y la necesidad de una pequeña mejora para poder abrir un hueco importante en el marcador y dejar tocado al rival, que no encontraba su ritmo, pero que ni mucho menos se había despedido del partido.

Y así sucedió, tras el descanso con un parcial de 8-2 en 4 minutos, los locales se metían de lleno en el encuentro (24-25). Los papeles se habían cambiado por completo respecto al inicio. El avión no despegó cuándo todo hacía indicar que estaba preparado para volar lejos. Ahora era Canarias quien encontraba el aro con facilidad, y Getafe quien no tenía la fluidez necesaria, tanto en ataque como en defensa. Pero en esas, cuándo peor lo pasaban los madrileños, apareció Philipp una vez más. 6 puntos seguidos del suizo daban aire y minimizaban los daños del mal comienzo de tercer cuarto. Aun así, el partido seguía dominado por los fallos de unos y otros. Canarias tampoco terminaba de desplegar su juego, sólo a base de arreones conseguía acercarse por momentos en el marcador. Un último minuto fulgurante hizo que los insulares volvieran a colocarse a tan sólo dos puntos al final del tercer cuarto. El soberbio partido de Calderón, que finalizó el partido con 24 puntos, y la caldera en la que convirtieron el arcaico polideportivo los aproximadamente 50 aficionados que presenciaron el encuentro, convirtieron el último cuarto en un intenso desenlace. A menos de 7 minutos para el final del partido, Canarias volvía a ponerse por encima en el marcador (43-41), algo que no lograba desde el 2-0 del comienzo. Getafe estaba desconocido, sin la chispa habitual. La presión del público golpeaba cada ataque y las perdidas de balón se repetían con demasiada asiduidad. A 4 minutos, Canarias recuperaba el mando del marcador con 3 puntos de ventaja tras un 2+1 del inspirado Calderón. Los madrileños no aparecían, y los locales si que supieron aprovechar su oportunidad. Llevados en volandas por la grada, alcanzaron la mayor ventaja del partido a poco más de un minuto para el final del choque. 5 puntos arriba que fueron distancia suficiente para llevarse el partido. Getafe consumaba así la segunda derrota de la temporada -también a domicilio- y ante un rival que fue justo vencedor gracias a su recuperación en el segundo periodo. Mención especial para el público del Carlos García San Román, que fue todo un ejemplo de apoyo incondicional a su equipo. EMSV Getafe BSR llegó a las puertas del avión, se asomó y decidió salir a tomar el aire. Cuándo volvió, el avión ya había despegado.

Ficha técnica

ACE Gran Canaria (52): Hernández (2), Tijane (6), Calderón (24), Doménech (-), García (6) – Quinteto inicial- Alonso (8), Padilla (6), Arbelo (-), Pulido (-), Santana (-).

EMSV Getafe BSR (47):  Quevedo (-), Ryan (8), Philipp (19),  Berzal (8), Morteza (10)  –Quinteto inicial- Medina (-), Vicky (-), Mingo (2), Barea (-).

Árbitros: A. Mulet y J. Rubí.

Parciales: 5-15, 11-8, 19-14, 17-10.

Incidencias: Aproximadamente 50 espectadores en el Pabellón Carlos García San Román de Las Palmas de Gran Canaria.

ACE Gran Canaria: Alonso, eliminado por faltas.

EMSV Getafe BSR: No eliminados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here