Juan Antonio Valle firma un diploma paralímpico en kayak

La embarcación del extremeño acaba en la séptima posición en la final del KL3 200 metros en el canal Sea Forest Waterway.

0
48
El palista extremeño Juan Antonio Valle durante la competición en Tokio. Fuente: CPE

No pudo ser, la primera medalla del piragüismo español en unos Juegos Paralímpicos tendrá que esperar, al menos, un día más. Juan Antonio Valle ha firmado un diploma paralímpico en su debut en unos Juegos que sabe agridulce porque llegaba con ambición y con aspiraciones a medalla. La embarcación del extremeño solo ha podido ser séptima en la final del KL3 200 metros en el canal Sea Forest Waterway.

Tras clasificarse para las semifinales, lo primero que le tocó al palista del Iuxtanam Monteoro de Mérida fue buscar con el kayak una plaza para pelear por las medallas, algo que consiguió con comodidad y controlando la situación, pese a lidiar con el viento que soplaba en la bahía tokiota. Fue segundo de su serie con un tiempo de 41.469 que le permitía estar entre los ocho mejores de los Juegos en su categoría.

Una hora y media después regresaba al portón de salida para afrontar bajo el cielo plomizo y una lluvia incesante una final que se disputó a machete. Poco más de 40 segundos de sprint en el que el español peleó con denuedo cada palada, pero fue insuficiente para escalar hasta las posiciones de podio. Cruzó la imaginaria línea de meta en 42.513 segundos para acabar en el séptimo puesto.

El oro fue para el ucraniano Serhii Yemelianov (40.355), quien mantiene la corona que ya consiguió en Río de Janeiro 2016, la plata se la llevó el ruso Leonid Krylov (40.464) y el bronce el británico Robert Oliver (41.268). Valle lleva dando paladas en las aguas del río Guadiana desde los 14 años y hace casi seis, una lesión de espalda le obligó a parar. Fue operado en dos ocasiones, con el resultado de daños en el nervio ciático y una parálisis en el pie izquierdo. Aquello le cerraba una puerta, pero supo abrir otra a través del piragüismo adaptado, en el que se ha convertido en uno de los mejores del mundo. En Tokio no ha podido ser, pero ya piensa en París 2024.

Los otros dos representantes españoles que han competido en esta jornada han disputado las finales B. El balear Adrián Castaño terminó en la tercera plaza con 55.539 en KL1, mientras que Adrián Mosquera fue sexto en KL3 con 47.642. El gallego sí tratará de pelear por las preseas este sábado en canoa VL3, embarcación con la que ya ganó un oro en mayo en la Copa del Mundo de Szeged (Hungría) y una plata en el Europeo de Poznan (Polonia). Otro piragüista que aspira a los metales es el bilbaíno Higinio Rivero en VL2, prueba en la que esta temporada logró el bronce en Szeged y en el campeonato continental. Por su parte, la extremeña Inés Felipe tratará de hacer un buen papel en KL2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here