Judoca paralímpico Marcos Falcón decidido a triunfar

0
11

Diariodelosandes.com – Con mucho esfuerzo y dedicación, el judoca Marcos Falcón Tovar consiguió la clasificación a sus segundos Juegos Paralímpicos, razón por la cual considera que Londres es la oportunidad para triunfar y traerse al país una medalla, sin importar el color del metal.Así lo aseguró durante la sesión matutina de entrenamiento, parte de la doble jornada que implementan para la preparación a Londres. Este es un método que vienen utilizando desde hace más de un año para alcanzar la clasificación como primera meta.

«Siempre me mantuve entre los diez primeros en los diferentes eventos y la medalla de bronce en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara concretaron esa clasificación ocupando la quinta casilla en el ranking mundial», explicó Falcón quien compite en los 66 kilogramos en la categoría B2.

Falcón logró el séptimo lugar en la edición de los Juegos Paralímpicos realizados en Beijing durante el año 2008, experiencia que le abrió camino para seguir mejorando durante este ciclo.

«Mi meta en Londres es ganar la mayor cantidad de combates posibles y arribar a la final, esa es la idea, ahora tengo mayor experiencia, conozco a mis contrincantes y el nivel que tienen, así que no habrá sorpresas, lo que debo es prepararme lo mejor posible para superar el nivel de ellos», añadió.

Judo llegó para quedarse

A pesar que el amor por el judo corre por las venas de Marcos Tovar, este no fue el deporte que empezó a practicar desde la infancia, pues desde que era niño incursionó en el mundo del fútbol.

«En mi familia son muchos los deportistas y el fútbol es lo que más se juega, incluso mi hermano (Miguel Escobar) fue jugador profesional y yo quería ser como él, intenté seguir sus pasos pero no me veía ahí, no me sentía cómodo con el fútbol», explicó.

El karate era el deporte que más le llamaba la atención, así que decidió incursionar en esta disciplina deportiva cuando cumplió los 13 años de edad, sin embrago, por un pequeño error táctico terminó en el judo. «Yo quería ser karateca pero me equivoqué y entré en el judo, después me enamoré y más nunca lo he dejado», comentó entre risas.

Tovar llegó a ser selección del estado Miranda pero no pudo ser parte de la selección nacional, después apareció el problema en la vista, un agresivo glaucoma, que lo llevó a reflexionar sobre su continuidad en el judo.

«Me fue bastante bien los primeros años, yo era muy fogoso para los combates y obtuve resultados rápidos siendo infantil. Mis entrenadores notaron mi problema visual y me dijeron que había un grupo de judocas con esa misma dificultad, al principio no quería pero después me di cuenta que el glaucoma avanzaba, así que en el 2006 decidí ingresar», relató.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here