“La marcha #SOSdiscapacidad fue una sacudida a las conciencias, realizada del modo más cívico posible”

0
13

Así lo afirma el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, en una entrevista concedida para el boletín digital de la Federación de Asociaciones de Discapacitados Físicos de la Provincia de Alicante (COCEMFE Alicante)

Luis Cayo Pérez Bueno en el V Congreso de Cocemfe Comunidad Valenciana. CERMI
Luis Cayo Pérez Bueno en el V Congreso de Cocemfe Comunidad Valenciana. CERMI

SERVIMEDIA. El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, ha señalado en una entrevista con COCEMFE Alicante que la marcha en favor de la discapacidad celebrada el pasado 2 de diciembre en Madrid fue “una sacudida de conciencias, realizada del modo más cívico posible”.

Para Pérez Bueno, la marcha fue “una fiesta de la ciudadanía” y una “afirmación colectiva sin precedentes” de los derechos de las personas con discapacidad y sus familias. “Una apelación constructiva y corresponsable a lo mejor de la sociedad española desde lo mejor de la sociedad española”, desde una base social –la de la discapacidad- inmejorable, que el pasado 2 de diciembre demostró su presencia y unión.

En la entrevista concedida a la Federación de Asociaciones de Discapacitados Físicos de la Provincia de Alicante (COCEMFE Alicante) el presidente del CERMI ha hablado asimismo del XV aniversario de la institución, que se ha celebrado en este año 2012, y con respecto al cual ha afirmado que estos 15 años son un “ejemplo de éxito de la sociedad civil articulada en torno a la discapacidad, que tras haber madurado en cohesión y unidad, ha sabido, a pesar de las enormes dificultades, situar la discapacidad en un lugar más destacado de la agenda política nacional”.

Al ser preguntado por la LISMI, que ha cumplido recientemente treinta años desde su aprobación, Luis Cayo Pérez Bueno ha afirmado que ésta ha sido “el motor de las políticas de discapacidad en España en estas tres décadas, y que ha servido como herramienta para mejorar el presente de la discapacidad”; más allá de sus defectos, inactualidades, desfases o incumplimientos.

Con respecto al Real Decreto Ley 20/2012 que ha “racionalizado” el sistema de atención a la dependencia, el presidente del CERMI ha afirmado que su aprobación fue “un profundo desacierto, una regresión social y una torpeza, social y política”.

Pérez Bueno ha destacado el hecho, como en otras ocasiones, de que la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia no puede ser considerada un modelo de dispositivo de protección social, debido a su relación contradictoria con el movimiento de la discapacidad.

El CERMI lamenta -aunque celebra que por primera vez existiera una Ley que otorgara a los derechos sociales el carácter de subjetivos- “que al abrigo de esa Ley y de su pésimo despliegue en estos 6 años se hayan difuminado las políticas de discapacidad y los dispositivos de atención y protección a la discapacidad”. Éste ha sido el efecto en la práctica de una Ley que reconocía como personas en situación de dependencia a menos del 20% del total de personas con discapacidad.

Finalmente, el presidente del CERMI ha querido mostrar su convicción acerca de que el cambio y la verdadera inclusión y normalización cívica de las personas con discapacidad “dependerá de cada persona con discapacidad o de cada familia donde hay una situación de discapacidad”. “Que nuestra inclusión sea algo que nos corresponde a las propias personas con discapacidad es una hermosa y enaltecedora responsabilidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here