La terapia del deporte en personas con discapacidad

0
32

Rubén Martínez/ intereconomia.com – Presenta un gran beneficio tanto personal como social del individuo que lo practica, pero sin duda es en el marco psicológico donde alcanza mayor importancia.

Las personas con alguna disminución de sus capacidades se enfrentan constantemente a una sociedad que les pone barreras. Uno de los principales objetivos del deporte es fortalecer el desarrollo de la psiquis (afectividad y emotividad) y crear un marco de autosuperación, mediante el establecimiento de retos que permitan una mayor adaptación del individuo.

Pero también encontramos beneficios sociales. El más importante responde a la integración del individuo. No se trata de un proceso evolutivo, sino que obedece más bien a las necesidades, el carácter y los objetivos que se pretenden conseguir: educativo, recreativo, terapéutico y hasta competitivo. Los principales aportes físicos son los del deporte normal, añadiendo un fortalecimiento de la capacidad para valerse por sí mismos.

Unido a esto, debemos plantear la existencia de inconvenientes, como el de la necesidad de entrenadores debidamente preparados, la adaptación a los diferentes tipos de discapacidad y las dificultades para realizar estudios exhaustivos sobre las necesidades de cada uno. Debido a la falta de recursos, en muchas ocasiones, se tiende a excluir a la persona de la actividad física por miedo a que sufra daños. En este punto, los padres juegan un papel importante: el temor a que sean rechazados o que tengan cualquier percance puede afectar a la hora de decidirse por alguna práctica deportiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here