Nortje ya está en Madrid

Richard Nortje, nuevo jugador del equipo madrileño. Prensa CD Fundosa Once

Prensa Fundosa ONCE – Nortje es uno de los ocho jugadores nuevos que forman la plantilla madrileña esta temporada y uno de los dos extranjeros del equipo, junto con el checo Petr Tucek, que ganó la Copa de Campeones la pasada campaña con el Galatasaray (Turquía).

De esta manera, Abraham Carrión ya tiene a sus órdenes a los 14 jugadores del plantel amarillo. Nortje, el mejor jugador africano de baloncesto en silla de ruedas, contribuyó a que Sudáfrica se proclamara campeona continental el pasado 13 de octubre, al derrotar en la final de la Copa de África, celebrada en Rabat, a Marruecos por 83-54.

Nortje, nacido en Pretoria hace hoy justamente 31 años, dio el salto a Europa empezada la temporada 2001-02, cuando militó en el Guttmann-FC Barcelona, el club decano del baloncesto español en silla de ruedas (nació en 1967). Su labor contribuyó a que los azulgrana acabaran sextos en la liga y jugaran la Copa del Rey disputada en Noja (Cantabria).

Mediada la temporada siguiente fichó por el Sandra Gran Canaria, equipo con el que logró la Copa del Rey, disputada en Getafe (Madrid) y en la que se convirtió en el máximo anotador (20 puntos) de la final jugada contra el ONCE Andalucía.

En esa campaña 2002-03, dos ojeadores del Santo Stefano Porto Potenza (Italia) siguieron sus evoluciones en la Copa André Vergauwen, disputada en Badajoz, y consiguieron que Nortje emigrara a tierras transalpinas.

Después de ocho años en Italia, donde acabó su carrera deportiva como estrella del BADS Quartu Santa Elena, Norte regresa a la liga española convertido en un jugador maduro de 31 años que puede aportar mucha calidad al Fundosa ONCE.

El verano del año pasado, Nortje, que juega habitualmente con el Ricoh Pumas de su país, hizo sus pinitos en la Liga Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas de Australia (NBWL) con el equipo de Razorbacks Sidney. Al final, acabó como máximo anotador de la temporada.

Nortje nació con una discapacidad en su pierna derecha debido a algunas complicaciones durante el parto. Cuando cumplió cinco años le tuvieron que amputar la pierna a la altura de la tibia y desde entonces utiliza una prótesis. Su pasión por el baloncesto en silla de ruedas comenzó a los 13 años.

Forma parte de la selección africana desde 1999 y ha competido en los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000 y en los Mundiales de Kitakyushu 2002 y de Amsterdam 2006.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here