Nueve medallas para los judokas ciegos en el Torneo ONCE abierto a rivales sin discapacidad

Se celebró en Guadalajara ayer sábado

(Madrid, 27 de febrero de 2011/SERVIMEDIA).- Los trece judokas ciegos y deficientes visuales que representaron a la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) en el Torneo de Judo ONCE abierto a deportistas sin discapacidad, se repartieron nueve medallas, tres oros, una plata y cinco bronces. La competición tuvo lugar anoche en Guadalajara.

En categoría femenina, todas las judokas con discapacidad consiguieron subir al podio. Destacaron la valenciana Mónica Merenciano (menos de 57 kg.) y la malagueña Carmen Herrera (-70 kg.), que consiguieron proclamarse campeonas en sus respectivas categorías.

Además, la pamplonesa Laura García (-48 kg.) fue subcampeona, mientras que la bilbaína Sheila Hernández (-52 kg.), la madrileña Marta Arce (-63 kg.) y la salmantina Tatiana Moreiro (-63 kg.) consiguieron el bronce.

Entre los chicos, la actuación más destacada corrió a cargo del sevillano Abel Vázquez (-81 kg.), que se hizo con el oro tras ganar por “ippon” todos sus combates. Dos bronces consiguieron el navarro Íñigo Gerboles (-90 kg.) y el riojano Javier Uriarte (-81 kg.), en tanto que el sevillano David García Orozco (-60 kg.), el almeriense José Antonio Luque (-66 kg.), el balear Joan Bagur (-78 kg.) y el catalán Noé Ventaja (-90 kg.) no lograron subir al podio.

El torneo se desarrolló de forma individual por categorías de peso en pruebas masculinas y femeninas. El judo es uno de los deportes paralímpicos con menos modificaciones respecto a la versión olímpica. Uno de estos cambios consiste en que todos los combates deben comenzar con los dos deportistas agarrados y si en algún momento los judoKas se sueltan, el árbitro está obligado a parar el combate para que vuelvan a cogerse.

Además, existen otras alteraciones relativas a la forma de transmitir las señales de los árbitros a los deportistas, ya que no lo pueden hacer por gestos. En este deporte, donde los participantes ciegos y los deficientes visuales compiten juntos, existe una alta participación de sordociegos, por lo que la forma en que reciben los avisos también está adaptada y recogida en el reglamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here