Oro en Toronto, el triunfo de vida de Diego Dueñas

0
14

Una lesión en su pierna izquierda lo llevó al ciclismo. Triunfó en los Parapanamericanos.

Diego Dueñas, ciclista colombiano.eltiempo.com – Todavía recuerda el sentimiento de escuchar el himno de Colombia en una tierra extranjera. Sigue en su mente el esfuerzo que puso para ganar el oro en la prueba de Persecución individual C4-5 de ciclismo en los Parapanamericanos de Toronto y todavía tiene hambre de más triunfos que espera lograr en los Paralímpicos de Río 2016.

Él es Diego Dueñas, deportista que ganó dos de las 90 preseas de la delegación colombiana en Toronto 2015: una de ellas fue de oro, la otra de plata, que le sirvieron a Colombia para terminar en la quinta posición de la tabla de medallería de las justas.

“El tema de la medalla fue muy exigente porque el tiempo de la clasificación fue muy semejante al del primer lugar”, le dijo Dueñas a EL TIEMPO.

Ya en la prueba, con un tiempo de 4 min 46,321 s, Dueñas venció al brasileño Lauro Chaman y se quedó con el título. En tercer lugar quedó el también colombiano Edwin Matiz.

“Para la final yo sabía que tenía que ir con toda. Pudimos sortear esta (final) y nos quedamos con el oro”, analizó el bogotano, quien además ganó en Toronto la medalla de plata en la prueba de ruta.

Cambio de vida

Dueñas tiene 25 años. Hace ocho se dedica el ciclismo, pero inicialmente era patinador. Lo practicó desde los 9 años, una carrera que le duró también 8 años.

Mientras hacía parte de la Selección Bogotá, Dueñas participó en el selectivo para la Selección Colombia. En Medellín, en la pista ‘María Luisa Calle’, a Dueñas le cambió la vida.

“Fue un campeonato nacional en el 2007. Corría la carrera por puntos. El patinaje es un deporte de mucha fricción. Sufrí una caída y como el escenario estaba en obra negra, salí disparado hacía unos tubos que estaban expuestos. No había acrílico, nada que soportara la caída, me fui contra los tubos y me fracturé las dos piernas terminando con la lesión”, explicó.

Tras su fractura, la pierna izquierda quedó con una lesión del nervio ciático poplíteo. “Esto no me permite tener ni movilidad ni sensibilidad de la rodilla hacia abajo en la pierna izquierda”, explicó.

Un giro de 180 grados le dio su vida. Un hecho difícil de asimilar. Un panorama oscuro para un joven que en ese momento solo tenía 17 años.

“Fue de total rechazo al deporte. Más que odio, (sentía) tristeza. Se acabó mi mundo en ese momento. No quería volver a saber del deporte”, señaló Dueñas sobre el accidente.

Sin embargo, supo cómo salir adelante. El ciclismo apareció como una mano que ayuda y, apoyado en su familia, superó la difícil situación.

“Ellos me han dado todo, sobre todo desde los 9 años que comenzó esta locura. Tanto a mí como a mis hermanas”, dijo Diego sobre su padre Martín y su madre Laudice Gómez.

Y es que la familia Dueñas ama el deporte. Además de Diego, su hermana de 17 años Tatiana, también es ciclista y pertenece a la selección Colombia juvenil. Y, con sus padres, que viven en Bogotá, está un sobrino, David Gómez, quien sueña con ser futbolista profesional.

A Diego nadie le pueda quitar la sonrisa tras su triunfo. Fue la primera vez que ganó una medalla de oro, y hacerlo en una competencia tan importante como los Parapanamericanos lo hace sentir orgulloso.

“Es la primera vez que ganó un oro en mi carrera de ciclista paralímpico. Es la primera vez que hago sonar el himno nacional. Es algo que me llena de orgullo, no solo a mí sino a mi familia. El triunfo lo dedico a Dios, a mis padres y mis hermanas, que siempre están a mi lado”, explicó.

“Esto no acaba aquí, siguen los Juegos Nacionales en noviembre, el mundial de pista en marzo (del 2016) y la cita más importante: los Juegos Paralímpicos de Río 2016”, finalizó.

Esa es la meta de Dueñas, quien, a pesar de que la vida lo puso en una difícil situación, la sorteó como una de sus mejores carreras, en la que igual que en la de Toronto, también se ganó la medalla de oro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here