Partido relámpago en Madrid

0
8

El Fundosa ONCE y el Caja Vital Zuzenak celebraron ayer en Madrid un partido relámpago de baloncesto en silla de ruedas, con los 40 minutos reglamentarios resueltos en cerca de una hora y cuarto de tiempo real, algo relativamente sucinto para un encuentro oficial y de alta competición en este deporte.

Liga de baloncesto en silla de ruedas
División de Honor
11º Jornada
Fundosa ONCE 88 – Caja Vital Zuzenak 34
Parciales: 24-6; 20-9; 24-7; 20-12

Imagen del partido.  Fundosa ONCE
Imagen del partido. Fundosa ONCE

Fundosa ONCE. ¿La clave? La gran diferencia mostrada por ambas plantillas sobre el Colegio San Agustín, reflejada en el marcador final: 88-34. Con este triunfo, el Fundosa ONCE permanece imbatido en la liga cuando se han disputado ya 11 de los 18 partidos programados.

Los vitorianos apenas pudieron igualar la contienda con la canasta de Iñaki Gandía posterior a la de Bill Latham (2-2). A partir de ahí, por cada punto de los vascos, los madrileños conseguían dos y medio, y ésa fue la constante durante prácticamente todo el enfrentamiento.

Sin Alejandro Zarzuela en la convocatoria, Abraham Carrión quiso probar otras variantes para futuros compromisos en esta temporada. El hueco del ‘9’ del Fundosa ONCE lo cubrió con holgura Carlos Vera, uno de los mejores del equipo e incluso anotó un triple.

El entrenador local hizo hasta siete cambios en el partido, ya fueran rotaciones únicas, dobles o triples, y en todos los casos la maquinaria funcionó, con una doble lectura muy clara: romper la pintura una y otra vez aprovechando la mayor envergadura de las torres amarillas para encestar cerca de canasta, y defender en abierto para obligar a los jugadores vascos a anotar forzosamente con lanzamientos exteriores o a agotar sus posesiones.

Estas dos premisas se cumplieron machaconamente en el devenir de un partido donde el Fundosa ONCE aplicó un plus de velocidad a su juego respecto a la de su rival, con cuatro directores de orquesta, que llevaron la batuta por este orden: Rafael Muiño, Javier Gómez, Jaume Llambi y Javier López.

Dieciséis faltas repartidas equitativamente entre ambas escuadras y tres tiempos muertos solicitados por Lander Lozano por ninguno de Abraham Carrión contribuyeron a que sobre el San Agustín quedara la misma sensación que un relámpago. Fue un partido fugaz cuyos marcadores parciales fueron los siguientes: 24-6, 44-15, 68-22 y 88-34.

Petr Tucek fue el mejor del Fundosa ONCE (33 puntos y 10 rebotes), pero también Bill Latham (19 puntos y 7 rebotes) y Carlos Vera (15 puntos). Iñaki Gandía (13 puntos) y Aner García (12 puntos) tiraron de oficio en el Caja Vital Zuzenak.

Una vez concluido el duelo, Abraham Carrión manifestó que sus jugadores cumplieron con “un par de consignas en defensa y en ataque”: “Intentar mantener la línea arriba y que en el centro no nos hiciesen daño, como en la Copa del Rey, donde se nos colaron un poquito por esa parte de la zona. Y en ataque, hemos intentado mover el balón, sabiendo que ellos iban a estar cerrados, y con dos o tres pases y tiro”.

“Pese a que hemos estado cansados esta semana después del torneo de la Copa del Rey, se ha mantenido la concentración y hemos hecho un partido completo”, subrayó.

FUNDOSA ONCE 88 (24+20+24+20)

Rodríguez (2), Vera (15), Latham (19), Muiño y Tucek (33) –cinco inicial– Stix, Gómez (2), López (8), Llambi (2), Almudena Montiel y Bywater (7).

CAJA VITAL ZUZENAK 34 (6+9+7+12)

Gandía (13), García (12), Urteaga (2), Miguel y Tottil (2) –cinco inicial– Benllahcne (2), Heras y Oyanguren (3).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here