«Sendo os ollos de alguén sentes que fas algo bo»

0
13

lavozdegalicia.es – Desde que tiene uso de razón Daniel Barreiro no para. Es inquieto. Se le ve. Debió de ser uno de esos niños revoltosos con las rodillas llenas de costras. En 1993 se trasladó desde Vilagarcía a A Coruña para entrar en el INEF. Y ahí, por carambola, tuvo su primer contacto con el mundo paralímpico. «Cando estudaba chamáronme para entrenar a un rapaz de Monforte e aí comezou todo», explica. Aquel fue el punto de partida de una relación que lo ha mantenido ligado al mundo del deporte para personas ciegas durante todos estos años. Tanto le enganchó que durante aquella época se dedicó de lleno y dejó la carrera con algunas materias pendientes. «Chegamos a ir a Atlanta incluso, logo o rapaz deixou de correr, pero continuei ligado á ONCE colaborando. Sendo os ollos de alguén sentes que fas algo bo», dice.

Después de ser entrenador de ciclismo en tándem también empezó con otras modalidades como el goalball, un juego que se practica con un balón con cascabeles cuyo ruido guía a las personas que no ven para que puedan chutar igual que cualquier jugador vidente.

Todo lo hace ahora de forma altruista. Porque está enganchado a algo que le hace sentir bien, a una forma de deporte que le ha dado más de una gran lección. De esas por las que hay que estar agradecido. Y le gusta transmitirlas. «Aprendín a ver a vida doutra maneira. A maior parte da xente depende da vista para facer todo, pero estando tantas horas ao lado dunha persoa que non pode ver decátaste de que aínda que che falle un senso podes ter unha percepción do mundo e da realidade tan boa coma os que teñen os cinco sensos», dice.

Aprendió lo que puedes lograr con esfuerzo, a valorar el afán de superación que es lo que lleva a mejorar cada día. En cada cosa que hagas por pequeña que sea. Descubrió el espíritu de colaboración que puede haber en unas paralimpiadas. «Cando ves os xogos normais parece que cada quen vai ao seu. Nas paralimpiadas era todo o contrario. Porque todo o mundo colaboraba», recuerda ahora.

«No paro non paro»

El esfuerzo, el afán de superación y el objetivo de mejorar cada día es lo que ayuda también para superar cualquier problema, para no detenerse. Incluso ahora que ha pasado a engrosar, hace poco más de un mes, la bolsa de desempleados de España. «Traballaba como comercial nunha empresa vencellada ao deporte, sigo colaborando, aínda que xa non ligado á compañía», explica. Y con humor, nada negro, dice: «Estou no paro e non paro». Entre sus proyectos a corto plazo está hacer el Camino de Santiago con un grupo de deportistas invidentes. Y concluye: «Fas o que che gusta e axudas á persoa a facelo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here