“Sueño con ir a la universidad”: Niver Rangel

0
4
Niver Rangel
Niver Rangel

El Espectador. El nadador, con discapacidad cognitiva leve, quiere estudiar licenciatura en educación física, recreación y deporte. A sus 21 años, está bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.¿Cómo nació su amor por la natación?

Siempre ha estado. Decidí hacer natación a mis 15 años y estuve entrenando dos años y medio en la Liga de Cundinamarca. La primera piscina en la que nadé fue la olímpica de Girardot (Cundinamarca), donde gané oro en un torneo regional. No se dieron las cosas para competir por el departamento y me llevaron a Bogotá. Ahí empecé a entrenar atletismo y luego me presentaron la organización Special Olympics Colombia. Como llevaba mucho sin hacer natación, retomé el entrenamiento para ir a los Olímpicos Especiales, en los Ángeles (EE.UU.).

Con esta medalla de oro en los Olímpicos Especiales, ¿qué mensaje les envía a los niños que están bajo protección del ICBF?

El mensaje es bueno y cortico. Las oportunidades toca cogerlas cuando son, no cuando uno quiera. El ICBF me dio la oportunidad de estudiar y hacer muchas cosas con mi deporte, estoy en Bienestar desde los cinco, llevo muchos años en la fundación, quince años. Aprovechen las oportunidades de estudiar y hacer deporte. El deporte no es solo un proyecto de vida, si las personas hacen deporte es salud, si corres no te vas a enfermar, yo casi nunca he tenido enfermedades, por ahí me han llevado al hospital como dos veces no más.

Esta competencia le permitió conocer por primera vez Estados Unidos. ¿Qué tal la experiencia?

Fue muy bonita, conocí muchos lugares. Nos llevaron a Hollywood en carro, pero me quería salir del auto, subir la montaña corriendo y ver de frente el letrero. Era un buen tramo para subirlo. Me impresionaron las universidades de Los Ángeles, me imaginaba estudiando en ellas algún día. Las universidades de allá tienen campos de atletismo, la juventud se levanta temprano a hacer deporte.

¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Niver Rangel?

Me levanto a las 7:00 a.m. a entrenar en la Liga de Atletismo de Bogotá. Entreno de lunes a viernes cuatro horas en la mañana y cuatro horas en la tarde y descanso los sábados. El entrenamiento de alto rendimiento no tiene en cuenta si tienes discapacidad cognitiva, tienes que ir a entrenar como cualquier atleta convencional. Los lunes hacemos pista y después gimnasio, por la tarde velocidad y técnica. Además, el que entrena en altura es mejor al nivel del mar, por eso los domingos subo el cerro de Guadalupe, donde la temperatura es de casi 2 grados. Allá hago los tramos de 14 kilómetros.

¿Cuáles son sus sueños?

Ingresar a la universidad, estudiar licenciatura en educación física, recreación y deporte y ser un gran profesor. Mi futuro es transmitir lo que yo sé y lo que nos han enseñado a los niños con discapacidad cognitiva, con otras discapacidades y niños normales.

¿Qué siente cuando nada?

Se siente muy chévere, porque uno está haciendo lo que le gusta, nadie te lo va a impedir, nadie te va a juzgar, yo solo me tiro al agua y pa’ lante que pa’ atrás asustan.

¿Qué les aconsejaría a quienes quieren ser nadadores como usted?

Llevar una vida sana, es comprobado que se puede tener discapacidad cognitiva y salir adelante en la vida teniendo esos obstáculos. En mi niñez vi muchos niños, algunos querían ser jugadores, aviadores y astronautas. Sorprender lo que se puede lograr solo con disciplina.

Su deportista favorito.

Me gustan mucho los atletas Rafith Rodríguez y Diego Palomeque, quien tuvo un descache en su vida pero eso no significa que no pueda seguir sus sueños.

¿Cuál será su próxima meta como deportista?

Seguir entrenando para un campeonato de atletismo en Ecuador. Haré salto largo.

¿Qué es lo más duro de ser nadador?

Que uno termina cansado al final del día, sin ganas de comer o dormir. Lo más duro es levantarse al otro día, seguir.

¿Cuál es el estilo de nado que más le ha costado perfeccionar?

Mariposa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here