Un atleta de Suecia pide apoyo para el deporte adaptado en la Comunitat

0
3
  • No existe ningún equipo especializado y la Federación tampoco cubre ninguno de los gastos necesarios para que puedan competir

    Las Provincias. Con 17 años, Guillermo es campeón de España de 100 metros lisos y 200 metros. Un deportista nato que ha destacado en todos las disciplinas que ha practicado desde que era muy pequeño.

    Una futura promesa del deporte español que no cuenta con ningún apoyo a excepción del de su familia. Y es que este joven de Sueca tiene una leve discapacidad intelectual y la Federación Valenciana de Discapacitados Intelectuales (FEDICV) no tiene medios para apoyar a los deportistas valencianos ni existe en la Comunitat ningún club adaptado para este tipo de atletas.

    De esta forma, Guillermo pertenece al club Fent Camí de Mislata, un club ordinario, donde entrena tres o cuatro días a la semana para mejorar sus metas. Pero todos los gastos de desplazamientos a las competiciones nacionales las tiene que costear su madre.

    «Nos encontramos desamparados porque la Federación no nos ayuda y como no existe ningún club adaptado, compiten como independientes y esto supone que no tengan subvenciones para sus estancias», explica Cristina Conesa, la madre de Guillermo que lleva toda su vida luchando para que su hijo llegue lo más lejos posible en este mundo.

    El caso de Guillermo Aguilar no es el único, también compite con gran éxito otro atleta de la Comunitat, David Coloma, que pese a representar a Valencia no tiene ningún apoyo institucional y tampoco el reconocimiento por los podiums conseguidos. David ha sido campeón de España en 10.000 metros y subcampeón en 5.000.

    «Son dos deportistas que podrían llegar lejos pero no hay nadie que los asesore y que se encargue de ayudarles en su carrera, es una pena que pase esto cuando ellos representan a la Comunitat», lamenta Cristina.

    El último campeonato disputado donde Guillermo se proclamó campeón se celebró en Santander, su madre tuvo que hacerse cargo de su traslado y de los gastos durante la competición.

    «Es una lucha constante por la discapacidad y también lo es en este ámbito», explica esta suecana.

    Con esta situación, el futuro de atletas como Guillermo queda en manos de las posibilidades económicas de su familia para seguir fomentando su carrera. Una carrera prometedora ya que sus tiempos mejoran día a día y pese a su juventud se encuentra muy cerca de las marcas de deportistas mucho más mayores.

    Guillermo comenzó a competir en atletismo ordinario, especializándose como velocista, y destacando con sus tiempos. El año pasado le aconsejaron que pasara a atletismo adaptado y asistió a las concentraciones del Centro de Alto Rendimiento de San Cugat. Sin embargo, pese a haber mejorado sus marcas y proclamarse campeón nacional sigue sin tener el apoyo necesario para poder llegar más lejos.

    «No tenemos ayuda así que llegaremos hasta dónde podamos y seguiremos buscando lo que necesitamos para que lo consiga», manifiesta la madre del joven deportista que no quiere que la lucha y constancia de su hijo se quede en nada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here