Una alegría en una dura semana

0
17

10º jornada Liga Baloncesto en Silla de Ruedas
División de Honor A
Aldasa Amfiv 64 – Clínicas Rincón Amivel 54

Prensa Aldasa Amfiv

Prensa Aldasa Amfiv – El Aldasa Amfiv iniciaba la segunda vuelta de la competición en la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas con dudas en lo deportivo después de haber encajado tres derrotas  de forma consecutiva pero, sobre todo, tras una complicada semana en la que el club vigués, ante la falta de una respuesta del Concello al apoyo solicitado para organizar la Copa André Vergauwen, tuvo que renunciar a acoger la fase final del segundo torneo continental en importancia.

Así, por primera vez en los últimos ocho años, el Amfiv no jugará esta temporada en Europa y, además, se enfrenta a una dura sanción por parte de la IWBF-Europa. El máximo organismo del baloncesto adaptado europeo se reunía precisamente este sábado para, entre otras cosas, decidir el castigo que impondrá al club vigués, que espera que las gestiones realizadas para que finalmente Valladolid acoja la Copa André Vergauwen y la situación económica en la que colocaría al club una fuerte multa sirvan como atenuantes.

A la espera de noticias positivas en este sentido, el Aldasa, al menos, se dio una alegría sobre la pista del parquet de Bouzas al ganar al Clínicas Rincón Amivel (64-55), en un choque en el que el conjunto de Julio Bernárdez se mostró como tal y dominó a partir del segundo cuarto consiguiendo incluso al final recuperar el basket average en el enfrentamiento particular tras haber caído en Málaga por 51-43.

El inicio de partido, a pesar de mostrar a un Amfiv intenso en defensa y con las ideas claras en ataque, no fue excesivamente bueno. Con el iraní Morteza Gharibloo inspirado en esos primeros minutos, los locales dominaban el electrónico (12-8, min.6). Pero ahí empezó uno de los clásicos apagones ofensivos vigueses. El parcial de 0-10, con las torres malagueñas, Mora y Vargas, castigando el aro del Aldasa suponía que el primer cuarto finalizase con ventaja visitante (12-18).

Prensa Aldasa Amfiv

Las cosas no terminaban de funcionar tampoco en el segundo periodo (14-21, min.12) y Bernárdez buscó opciones moviendo el banquillo y colocando en la pista a Txema Avendaño, Morteza Gharibloo, Bernabé Costas, David Mouriz y Moncho Pombo. El quinteto se mostró pronto como un claro acierto. Parcial de 6-0 para rengancharse al encuentro (20-21, min.14) y, aunque los malagueños parecían reaccionar con una canasta de Vargas tras un tiempo muerto, otro 6-0 ponía al Aldasa en el buen camino (26-23, min.17).

El Clínicas Rincón parecía acusar el golpe y los locales apuraban para intentar romper el partido antes del intermedio. No lo lograron de todo pero sí que, por lo menos, con una última canasta del marroquí Rida Maataoui, consiguieron marcharse al descanso con una interesante renta a su favor (34-25, min.20).

Sin embargo, el buen final del segundo periodo se vio enturbiado por un mal comienzo del tercer cuarto. Bernárdez trató de despertar a los suyos con un tiempo muerto tras encajar un 2-8 de salida (36-33, min.24). Una canasta de Santi Comesaña parecía poner fin a la crisis momentánea (38-33) pero los visitantes habían cogido aire y el Aldasa sentía su aliento en el cogote (38-37, min.26; 40-39, min.27). La presión a toda pista local no daba inicialmente los frutos deseados hasta que una canasta más adicional de Mouriz más otra buena acción del de Narón reafirmaban a los vigueses (45-39, min.28).

La renta para iniciar los diez minutos decisivos era escasa pero interesante (49-43, min.30). Bernárdez optó por prescindir de una presión que ya había cumplido su función de desgastar a los malagueños colocándose de nuevo en zona. El partido era en ese momento un intercambio de golpes. Y, esta vez sí, el Aldasa mostró sus argumentos. Avendaño y Costas, con cuatro puntos cada uno, secundaron a la perfección al iraní Gharibloo. Mientras, en el bando visitante, Mora, con ocho puntos en este cuarto, únicamente tuvo el apoyo de Lakniz, que aportó otros tres. Por eso, poco a poco pero inexorablemente, los vigueses fueron abriendo brecha para vivir un final de partido sin excesivos agobios. De hecho, casi sin darse cuenta, se encontraron peleando por recuperar el basket average particular ante el Amivel. El 51-43 encajado en Málaga estaba igualado al inicio del último minuto (62-54) pero una nueva canasta de Morteza daba un premio adicional al Aldasa (64-54, min.39). El intento desesperado de triple visitante no encontró recompensa, confirmándose la doble alegría viguesa para recuperar ligeramente la sonrisa después de una semana larga y dura.

ALDASA AMFIV: Berni Costas (10), David Mouriz (11), Julio Vilas (4), Vicky Alonso (2), Morteza Gharibloo (23) –cinco inicial-, Santi Comesaña (2), Txema Avendaño (10), Rida Maataoui (2), Moncho Pombo (-), Samuel Rodríguez (-), Omer Gurkan (-).

CLÍNICAS RINCÓN AMIVEL: Álvaro Mora (24), Vargas (10), Jouardi (4), Lakniz (14), Jordi Ruiz (2) – cinco inicial-, Mantas (-), De Sousa (-) y Trujillo.

PARCIALES: 12-18, 34-25 (descanso), 49-43 y 64-54 (final).

ÁRBITROS: Jorge Marqués y M. Fernández. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Aldasa Moncho Pombo (min.40).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la décima jornada de la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas disputado en el Pabellón de Bouzas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here