Una vertiginosa España despacha a Polonia y se mantiene invicta

La selección española masculina de baloncesto en silla vence por 58-83 tras una gran segunda mitad. Jordi Ruiz fue el máximo anotador con 24 puntos. Gran partido también de ‘Pincho’ Ortega con 18 puntos y de Asier García, cuya entrada cambió la imagen de su equipo.

0
44

Si hay algo que desprende en el Europeo esta España de Abraham Carrión es, hasta la fecha, su solidez. Se impuso sudando a Francia, con algunos problemas a Suiza, arrollando a Lituania y ahora superando a Polonia (58-83), pero nunca desviándose de esa intensidad defensiva, su seña de identidad. Anuló y desquició a los tiradores polacos, y en ataque mostró colmillo para sumar su cuarta victoria. Jordi Ruiz fue el máximo anotador con 24 puntos, pero también destacaron ‘Pincho’ Ortega (18), David Mouriz, Pablo Zarzuela y Asier García, quien ingresó tras el descanso en la cancha para desequilibrar la balanza.

El partido arrancó vibrante y cargado de tensión, los dos bandos se jugaban mucho. ‘Pincho’ cogió el timón y en los primeros minutos monopolizó la faceta anotadora de España con nueve puntos, aunque tuvo la réplica en el otro aro de Andrzej Macek, la tabla a la que se agarró Polonia para mantenerse en el encuentro. A España le funcionaron las transiciones y los ‘man out’, dejando fuera de juego a Mateusz Filipski, el artillero de los polacos. En la parcela ofensiva Jordi Ruiz levantó el periscopio y repartió asistencias que aprovecharon Zarzuela, ‘Pincho’, Agustín Alejos o Mouriz, el encargado de cerrar el primer cuarto con un triple sobre la bocina (17-26).

La presión y el ritmo alto que presentó España bajó de revoluciones en el segundo acto, cuando Polonia revertió la situación. Ajustó algunas piezas y frenó la verticalidad de la selección española, que perdió chispa atrás y lucidez ofensiva. Le costó sumar, solo Mouriz, Ruiz y Zarzuela encontraron algún resquicio para anotar. Los polacos, con un excelso Macek, escoltado por Mosler y Bandura, lograba marcharse al descanso con el marcador apretado (33-36).

A la vuelta de vestuarios Abraham Carrión quiso evitar cualquier susto y sacó a la pista a su capitán, a un Asier García que se despojaba del chándal tras descansar frente a Suiza y Lituania por la lesión que arrastra en el hombro. Y le cambió la cara a su equipo, sus compañeros se sienten cómodos y seguros alumbrados por la magia del base bilbaíno. En 10 minutos desató su juego volcánico, anotando nueve puntos y dando cinco asistencias, asociándose con un brillante Jordi Ruiz. España metió una marcha más en defensa y se marchó al último cuarto con 46-60.

Sin fondo de armario ni gasolina para aguantar las embestidas de la vigente subcampeona de Europa, el conjunto polaco terminó claudicando. Asier dirigía a su antojo y Jordi Ruiz, un demonio incontenible, ejecutaba una y otra vez, abriendo una brecha cada vez más grande en el marcador (56-71). Con el partido resuelto, el técnico jerezano les dio descanso a ambos pensando en el encuentro de este miércoles ante Alemania, donde se jugará la primera plaza del grupo. Pero los hombres de refresco continuaron apretando, sobre todo, un ‘Pincho’ Ortega pletórico cuyas últimas canastas dejaron en el electrónico un abultado 58-83.

Ficha técnica del partido:

Polonia (58): Krzysztof Bandura (11), Andrzej Macek (22), Mateusz Filipski (13), Piotr Darnikowski, Dominik Mosler (7), Kamil Kornacki, Filip Mocko (5), Sebastian Rybak, Tomasz Lyko, Marek Wesolowski, Adrian Labedzki y Krzysztof Kozaryna.

España (83): Dani Stix, Pablo Zarzuela (11), Jordi Ruiz (24), Ignacio ‘Pincho’ Ortega (18), Manu Lorenzo (4), Julio Vilas, Fran Lara, Asier García (11), David Mouriz (11), Óscar Onrubia, Agustín Alejos (2) y Alexis Ruiz (2).

Parciales: 17-26, 16-10, 13-24 y 12-23

1ª Jornada: España suda la victoria ante Francia en el estreno del Europeo

2ª Jornada: Jordi Ruiz apaga la rebelión de Suiza a base de triples

3ª Jornada: España activa el modo apisonadora frente a la débil Lituania

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here