VENEZUELA: Judocas criollos ya tienen su boleto a los Juegos Paralímpicos Londres 2012

0
9

avn.info.ve – Cuatro judocas venezolanos con discapacidad visual obtuvieron directamente su cupo a los Juegos Paralímpicos Londres 2012, informó el presidente de la Federación Polideportiva de Ciegos de Venezuela (FEPOCIVE), Alí Solano, durante el entrenamiento de los atletas en el tatami colocado en el Parque Naciones Unidas de El Paraíso, en Caracas.Solano aseguró que gracias al gran rendimiento, a los puntos conquistados durante las últimas competencias internacionales y la ubicación de nuestros deportistas en el ranking de la especialidad, los criollos representarán a Venezuela en el evento deportivo, a efectuarse del 29 de agosto al 9 de septiembre.

Dijo que ellos se han ganado su boleto a base de esfuerzo y entrenamiento, nadie les ha regalado nada. «Siempre han competido con atletas de su mismo nivel, con discapacidad, no debe haber malas interpretaciones, sus cupos se los han ganado con los puntos que han obtenido por su buen rendimiento, pues han escalado posiciones en el ranking», acotó.

Los venezolanos viajarán este martes a Japón para continuar el entrenamiento. Tentativamente saldrán a las 6:00 pm, harán escala en Francia y llegarán a Tokio el jueves.

La medallista de 2008, Naomi Soazo (B3 63 Kg), Mauricio Briceño ( B3 73Kg), William Montero (B1 100 kg) y Marcos Tovar (B2 66 kg) son los atletas que volarán a tierras orientales. Los acompañarán cuatro sparrings, quienes los ayudarán en la preparación.

«He evolucionado como atleta»

La joven Soazo saltó a la palestra hace cuatro años cuando se apoderó de la presea dorada en Beijing. Dueña de un gran espíritu ganador y un deseo enorme de dar alegrías a Venezuela, señaló que luego de ese extraordinario momento su vida ha cambiado radicalmente.

«La personas me saludan en la calle, me muestran admiración y me dan apoyo para que continúe ganando medallas. Me dicen ¡Hola, campeona!», y eso la enorgullece y le infla el corazón, aseguró. La compromete a dar el extra en cada competencia donde represente los colores patrios.

Soazo, quien desde los 11 años padece deficiencia visual leve (patología degenerativa), es una caraqueña que llegó a las artes marciales guiada por su padre y entrenador, Humberto Soazo, quien descubrió el talento de la pequeña para el judo.

Ella está agradecida de por vida con su papá, puesto desde que es judoca recuperó y fortaleció la confianza, que había perdido cuando conoció su discapacidad.

Ahora se siente feliz con sus logros y los retos que están por venir. «He evolucionando como atleta y siempre vengo a entrenar para estar al más alto nivel», explicó la actual número cinco del mundo en su especialidad.

La muchacha de 23 años reconoce que los aficionados venezolanos esperan verla levantar los brazos en señal de triunfo como hace cuatro años, pero es cauta y trata a sus adversarios con respeto. «No hay enemigo pequeño, todos son rivales duros, pero confío en mis capacidades, esa seguridad me da para luchar», enfatizó la única dama de la delegación, que además es la consentida del equipo por ser la más joven.

La medalla dorada que ganó para Venezuela, como ella mismo lo expresó, le dio el honor de ser hoy en día un ejemplo para los niños y jóvenes de la nación, por lo que ha dictado charlas motivacionales en escuelas, instituciones públicas y universidades, para retribuir el cariño y admiración que el pueblo le ha profesado.

En esos encuentros con niños, jóvenes y adultos relata su experiencia de ser una atleta de alto rendimiento con discapacidad visual y lo que tuvo que superar para cumplir sus sueños.

«Nunca podemos darnos por vencidos»

Para Mauricio Briceño lo principal no es sólo clasificar a Londres: «Lo que importa es el corazón y el deseo de ganar la medalla, esa es la meta fundamental», destacó el atleta que irá a su primera justa deportiva.

El joven de 25 años, que sufre deficiencia visual degenerativa, resaltó que para llegar a su mejor forma pasó por un ciclo muy duro, pues en 2009 sufrió una lesión en la espalda que requirió una operación de columna. Tres meses estuvo apartado de toda competencia.

Empero, el apoyo de su familia lo animó y pudo regresar al judo 7 meses después. «Nunca podemos darnos por vencidos ante cualquier adversidad. Nada es imposible», reflexionó.

Uno de los veteranos, Marcos Tovar, integrante de la selección nacional desde hace 6 años, sufre glaucoma desde los 23 (no ve por el ojo izquierdo), es uno de los líderes del equipo venezolano.

Con 30 años, 17 de ellos dedicado al judo, es el capitán del grupo y asume la responsabilidad de animar y motivar a los compañeros cuando decaigan, eso se lo ha dado la experiencia.

El atleta originario de Los Teques, que irá a sus segundas olimpiadas, lo hará con la misión de subirse al podio.

Hace cuatro años, en China, logró el séptimo lugar en su categoría (B3 66 Kg).»Puedes lograr tus objetivos, pese a que tienes discapacidad. Sé que tengo el nivel de los mejores, con inteligencia puedo lograr la medalla de oro», aseveró.

Puntualizó que naciones como Japón, Argelia y Cuba son las potencias a vencer.

Sobre la posibilidad de colgarse una medalla, Tovar, quinto en el ranking de su categoría, expresó que no hay «nada imposible».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here