El piragüismo español mide su nivel con el Europeo y la Copa del Mundo en Poznan

0
48

Javier Reja, Inés Felipe, Adrián Castaño, Higinio Rivero, Juan Antonio Valle y Adrián Mosquera competirán en ambas pruebas en aguas polacas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El Mundial de piragüismo en Szeged (Hungría) en agosto repartirá seis plazas por categoría para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y los palistas españoles ya tienen su mirada fijada en esa cita. Para su puesta a punto, Javier Reja, Inés Felipe, Adrián Castaño, Adrián Mosquera, Higinio Rivero y Juan Antonio Valle afrontarán del 21 al 25 de mayo en Poznan (Polonia) el Europeo y una Copa del Mundo con la intención de lograr un buen resultado.

El sevillano Javier Reja. Fuente: RFEP

Uno de los referentes en España es Reja, campeón mundial y europeo en canoa. El andaluz, que en Río 2016 se convirtió en el primer español en participar en unos Juegos, buscará regresar al podio continental tras recuperarse de la epicondilitis que le obligó a pasar por el quirófano hace unos meses. «De vez en cuando tengo molestias, pero no son excusas para darlo todo. He bajado de peso, he cambiado la dieta, que era mi punto débil y estoy sorprendido con los tiempos que me han salido en los últimos entrenos, así que voy a pelear por las medallas», ha recalcado.

El deportista del Club Náutico de Sevilla competirá en VL3 200 metros ante rivales que pueden mover el tronco y las piernas parcialmente. «Me enfrento a palistas con menor lesión que la mía y soy el más perjudicado. Si me bajaran a VL2 tendría muchas más opciones en cada competición. En el camino hacia los Juegos me estoy encontrando con obstáculos, primero con la lesión y luego con el cambio de categoría, pero no me vengo abajo, estoy muy motivado», ha aseverado.

El extremeño Juan Valle. Fuente: RFEP

El mejor de los españoles en el pasado campeonato continental en Belgrado fue Juan Antonio Valle, que se quedó a las puertas del bronce en KL3. El extremeño del Iuxtanam Monteoro de Mérida ha asegurado que no llega en su «pico de forma ya que no he preparado lo suficiente estas pruebas porque no son un objetivo prioritario, las afronto como una regata más. Lo importante es el Mundial, ahí trataré de llegar a tope para luchar por una de las plazas para Tokio 2020. Mi expectativa es mejorar el nivel del año anterior y lograr la clasificación para los Juegos».

En aguas del Lago Malta también estará en KL3 Adrián Mosquera, a quien el piragüismo le sirvió de rehabilitación cuando a los 12 años tuvieron que amputarle la pierna derecha por encima de la rodilla tras ser arrollado por un camión en un paso de peatones. «Física y técnicamente me encuentro mucho mejor que hace un año. En la concentración con el equipo en Sevilla he bajado los tiempos y le he rascado un segundo y medio a lo que hacía la pasada temporada», ha explicado.

El gallego Adrián Mosquera.

El deportista del Club Piragüismo Rias Baixas-Boiro ha apuntado que el Europeo «es un test importante para practicar la salida y vivir la tensión de la propia competición. Aunque lo afronto con más tranquilidad, quiero conseguir un buen resultado. Después habrá que preparar el Mundial, en esa competición hay que llegar a pleno rendimiento porque nos jugamos mucho. Si allí no es posible conseguir una plaza para Tokio, lo intentaré en la repesca, lo voy a dar todo», ha añadido.

En VL2 y KL2 (deportistas que pueden mover los brazos, pero sólo parcialmente las piernas y el tronco) competirá Higinio Rivero, campeón del mundo en 2016 y 2017 en la modalidad de maratón. «He estado seis meses entrenando en el CEAR de Sevilla, he realizado una buena pretemporada y estoy con ganas de competir. En canoa es donde me siento más fuerte y estas dos pruebas nos servirán para conocer el nivel que tenemos y para saber qué errores hay que corregir de cara al Mundial. Siempre voy con ambición, el año pasado quedé quinto en el Europeo y mi objetivo es estar en las medallas, las sensaciones son buenas», ha aseverado.

La extremeña Inés Felipe.

En KL1 estará Adrián Castaño, que llega «con mucha ilusión, preparado y con buenos tiempos. Es un test para saber cómo estamos, el objetivo es meterme en las finales y después disfrutar y pelear por lo máximo. Pero lo importante es el Mundial, allí habrá que estar al 100% para cumplir el sueño de estar en unos Juegos Paralímpicos», ha subrayado el balear, que sufre artrogriposis múltiple congénita que le afecta a las articulaciones de las piernas y de los brazos.

Y la única representante femenina de la selección española será Inés Felipe, que apenas lleva dos años en este deporte. «En el Club Piragüismo Badajoz me apunté a un curso de 15 días y me gustó tanto que me enganchó. Ya estuve en el Mundial y ahora me encuentro cada vez mejor y más preparada, he progresado mucho», ha comentado. La extremeña, que un principio estaba inscrita en KL3, finalmente participará en categoría KL2 tras pasar la revisión médica: «Competía con rivales que tienen más movilidad. Ahora en la que me corresponde tengo más opciones de estar en puestos altos ya que pelearía en igualdad de condiciones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here