La natación española abre el Mundial en Madeira con seis medallas

La aragonesa María Delgado, protagonista con un doblete de bronce. Marta Fernández y Miguel Luque logran la plata en 50 braza SB3. Nahia Zudaire en 400 libre S8 y Borja Sanz en 100 espalda S12, también bronces.

0
115

La selección española de natación ha deslumbrado en la apertura del Mundial de Madeira (Portugal) con un botín de seis medallas, lo que deja al alcance el objetivo de superar las 14 de la pasada edición de Londres 2019. La encargada de inaugurar el medallero fue María Delgado, la primera en subir al podio en la jornada matinal. Lo hizo en la prueba de 100 mariposa S12 con un bronce muy trabajado. La aragonesa, que en enero fue operada de una hernia en la espalda, logró un registro de 1:09.00, quedando por detrás de la brasileña María Carolina Gomes Santiago (1:07.00) y de la italiana Alessia Berra (1:07.17).

Henchida de confianza e insaciable, por la tarde la zaragozana volvió a enfundarse el gorro y las gafas para llevarse su segunda presea en la piscina portuguesa. Se colgó otro bronce en la prueba de 100 espalda S12 con un tiempo de 1:13.65, su sexto metal en mundiales. “Después de la temporada tan complicada que he tenido, estoy muy contenta de conseguir estas medallas de bronce. Esperaba poder hacer un poquito mejor la marca en mariposa, pero feliz por poder estar aquí y disputar otro campeonato del mundo”, ha recalcado.

Los Juegos Paralímpicos de Tokio la encumbraron con un oro, una plata y un bronce, y en su bautismo en un campeonato del mundo no ha defraudado. Marta Fernández ha vuelto a brillar en el agua tras conquistar la plata en 50 braza SB3, confirmando que va a más a pesar de que cada temporada es un reto por los problemas físicos derivados de su espasticidad. Tuvo meses complicados durante la preparación, pero llegó recuperada y ofreció un gran nivel para sumar un nuevo metal a sus vitrinas. La burgalesa se quedó a tres décimas de la estadounidense Leanne Smith (55.25) y batió dos veces en el día el récord de España, para fijarlo en 55.59 segundos.

En 50 braza SB3 masculino, Miguel Luque salpicó otra plata. El catalán es un valor seguro, nunca falla en su prueba fetiche -tiene seis medallas en los Juegos Paralímpicos- y ha exhibido una vez más su gen competitivo para conseguir un valioso botín. Cada curso se reinventa, pule la técnica y araña décimas al reloj, todo bajo la supervisión de Joan Serra, su entrenador. Se llevó la plata con 50.79 segundos y el italiano Efrem Morelli el oro con 48.88.

María Delgado con la medalla de bronce en el Mundial de Madeira. Fuente: IPC

El primer Mundial al que acudió Nahia Zudaire en Londres en 2019 le pilló “desprevenida”, con apenas 15 años, pero aprendió de aquella experiencia para curtirse. Ahora, más experimentada y formada, la nadadora vasca ha confirmado su talento para llevarse su primera medalla en este campeonato con un bronce en 400 libre S8, aderezado con un récord de España tras parar el crono en 5:05.40. El oro fue para la estadounidense Morgan Stickney (4:50.18) y la plata para la italiana Xenia Francesca Palazzo (5:02.54).

El pasado año, a las puertas del Europeo en Funchal, un desprendimiento de retina obligó a Borja Sanz a pasar por el quirófano, por lo que decía adiós a sus opciones de clasificarse para los Juegos de Tokio. Un año después, el madrileño ha visto recompensado su trabajo y perseverancia con un bronce mundial en 100 espalda S12 (1:09.52), por detrás del británico Stephen Clegg y del azerbaiyano Raman Salei.

Un bronce acarició en 100 espalda S6 el onubense David Sánchez, quien peleó hasta el final, pero en los últimos fue superado por el italiano Antonio Fantin y quedó cuarto con 1:20.39. Cuarta posición también para el donostiarra Iñigo Llopis en 400 libre S8 con 4:43.43, para David Levecq en 50 libre S10 con 25.18 y para el valenciano Kike Alhambra en 100 mariposa S13, dándole un buen mordisco al récord de España con 57.72 segundos.

Otro cuarto puesto firmó Toni Ponce en 50 libre S5 con 35.29 segundos. El catalán empieza a calentar motores y a entrar en competición ante el ramillete de pruebas que afrontará, con opciones a luchar por cinco medallas según el ranking, siendo favorito al oro en 100 braza SB5. En 50 libre el incombustible Chano Rodríguez fue sexto con 35.74 y el vallisoletano Luis Huerta, octavo con 37.40.

Sarai Gascón, que afronta su octavo Mundial, quedó quinta con 1:20.82 en 100 braza SB9, prueba en la que Ariel Schrenck fue octavo con 1:17.03. Marian Polo fue quinta en 100 mariposa S13 (1:11.20), también quinto José Ramón Quintero 50 libre S11 con 27.38 y Luis Huerta en 100 braza SB4 (1:48.43), séptima fue Eva Coronado en 200 libre S14 (2:18.76), mientras que en 50 braza SB3, Vicente Gil fue séptimo (56.73) y Manuel Martínez octavo (57.56).

Buen debut del joven Daniel Ferrer, octavo en 50 braza SB2, modalidad en la que batió dos veces el récord de España, uno de los más antiguos de la natación paralímpica española, que estaba en posesión de Jordi Pascual desde 1992 (1:19.95), y lo rebajó en más de cuatro segundos, dejándolo en 1:14.73.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí