Arranca la Liga MAPFRE con las seis mejores raquetas españolas

0
11

Este fin de semana vuelve la competición de tenis en silla de ruedas en Barcelona con la presencia de Dani Caverzaschi, Martín de la Puente, Quico Tur, Kike Siscar, Cisco García y Arturo Montes.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Más de 120 días después sin golpes de revés, voleas, dejadas o derrapes sobre la pista, regresa el tenis en silla de ruedas. Será el primer deporte paralímpico que vuelve a disputar una competición tras el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, el que detuvo todo hace casi cuatro meses. Y lo hace con la Liga MAPFRE, una bocanada de aire fresco, un campeonato ideado por la Real Federación Española de Tenis para que las mejores raquetas nacionales puedan foguearse tras el largo parón. Martín de la Puente, Dani Caverzaschi, Quico Tur, Kike Siscar, Cisco García y Arturo Montes son los seis participantes.

La primera cita, del 10 al 12 de julio, será en el Centro Municipal de Tennis Vall d’Hebron, que acogió los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. Ha sido la alternativa elegida por la RFET tras cancelarse la prueba en Lleida, la sede prevista inicialmente, por el confinamiento de la ciudad a causa de un rebrote de la Covid-19. Los jugadores volverán al ruedo bajo estrictas medidas de seguridad, entre mascarillas, geles desinfectantes y toma de temperaturas, además de someterse a un control PCR previo. En cuanto al formato, De la Puente y Caverzaschi, por ser números uno y dos del ranking español, respectivamente, pasan directos a semifinales. El resto se medirá en cuartos de final tras un sorteo puro.

El vigués Martín de la Puente. Fuente: Luis Ros

Uno de los favoritos para alzarse con el primer título poscovid es el tenista vigués, que se ha machacado en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat en el último mes a las órdenes de su entrenador, Fernando San Martín. “Me estoy encontrando muy bien, la vuelta tras el confinamiento no fue tan mala como me esperaba, estamos trabajando como si fuese una pretemporada, con dobles sesiones. El regreso al gimnasio es lo que más me está costando, pero me veo fuerte y preparado para afrontar este primer torneo”, explica De la Puente.

Antes de que estallase la pandemia, el número 13 del ranking mundial había ganado la prueba de dobles junto al sueco Stefan Olsson en Bolton (Gran Bretaña). Venía de firmar un gran 2019, siendo campeón en Biel-Bienne (Suiza), Be’er Sheba (Israel), San Petersburgo (Rusia), Varsovia (Polonia) y Sion (Suiza), además de conquistar el campeonato de España y el Master Nacional. “Llevo desde febrero sin competir y echo de menos esa tensión y responsabilidad. Ojalá el calendario internacional se abra cuánto antes, pero mientras tanto nos centraremos en estas pruebas, hay que aprovecharlas para rodar, jugar y dar a conocer nuestro deporte. No concibo salir a la pista sin dar lo máximo, así que voy a por todas, quiero ganar”, añade el gallego.

En la tierra batida de Vall D’Hebron podría reencontrarse en la final con su amigo Caverzaschi, con quien mantiene una bonita pugna por ser la mejor raqueta nacional. El madrileño, ya recuperado de su lesión cervical que le mantuvo varios meses en el dique seco en 2019, llega en buena forma tras prepararse con Ana Salas. “Estoy muy ilusionado y centrado a full en el torneo. Aunque tengo en mi mente que son épocas inciertas y estoy preparado para que haya miles de cambios este año, lo de Lleida me dio rabia cuando vi que se había cancelado. Mandé muchos mensajes para saber si lo podían cambiar de sede y estoy muy contento de que la RFET haya conseguido pasarlo a Barcelona, una ciudad que me encanta. Son tres torneos muy interesantes, he estado entrenando genial y estoy con ganas de competir y de ver a mis compañeros”, comenta.

El madrileño Dani Caverzaschi. Fuente: Luis Ros

Las instalaciones donde se disputará la primera cita de la Liga MAPFRE las conoce muy bien el veterano Quico Tur, que a sus 43 años sigue demostrando su buen nivel. “Después de este parón, el físico y el toque lo pierdes un poco. La primera semana estaba muy enfadado porque no me salían las cosas, pero con paciencia y entrenos ahora me encuentro bien y contento con el rendimiento. El calendario internacional está parado, así que disputar estos torneos en España es un aliciente más para nosotros, todo lo que sea jugar nos motiva”, dice.

El catalán, que pelea por estar en sus quintos Juegos Paralímpicos, asegura que tratará de “ponerles las cosas difíciles a Dani y a Martín, que está un peldaño por encima por lo que vi en los entrenamientos que compartí con él en San Cugat. Los cuatro primeros de España estamos en el Top 40 mundial y tenemos un buen nivel. Llevo más de 20 años jugando y me alegra mucho ver a jugadores con tanto talento y que haya una bonita rivalidad que nos hace mejorar a cada uno”.

Junto a Tur, Kike Siscar fue el último tenista español en participar en un campeonato -en Georgia, Estados Unidos- antes del estado de alarma. El de Torre Pacheco (Murcia) también empieza a sonreír y a recuperar sensaciones en su vuelta a las canchas. “No han sido meses fáciles, pero al fin podemos disfrutar de lo que más nos apasiona. En mi caso, por mi trabajo, he podido entrenar menos de lo que quería, pero en estas cuatro semanas me he sentido bastante cómodo. En el primer torneo estaremos todos muy lejos de nuestras mejores prestaciones ya que no tenemos ritmo de competición, pero lo importante es volver a jugar y que la cabeza empiece a pensar en ello. Estoy con ganas y soy ambicioso cuando entro en la pista, al que me toque enfrente voy a intentar ganarle sí o sí”, recalca.

El sevillano Arturo Montes.

En un principio iban a participar los cuatro primeros tenistas del ranking, aunque la RFET decidió ampliar a seis las plazas y rescató así a los andaluces Cisco García y Arturo Montes. Este último, diploma en vela en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, lleva poco más de tres años con la raqueta y su progresión ha sido notable. “Me estoy volcando con el tenis, aunque lo alterno con la vela. De hecho, el año pasado fui campeón de España y cuarto del mundo en categoría 2.4mR en Cádiz”, apunta.

“Llevo menos tiempo que el resto, pero ya les lucho los partidos a algunos de ellos, en alguna ocasión a Quico y a Kike les he puesto en dudas. Llevo un mes entrenando y me encuentro en buena forma, me han servido los partidillos de preparación en Córdoba con Cisco. Los cuatro primeros tienen muchas competiciones internacionales en su currículum y poder jugar ante ellos es un lujo para mí, ya que no suelen ir a pruebas nacionales. Quiero disfrutar y a ver si puedo dar alguna sorpresa”, apostilla el sevillano.

Su compañero Cisco también ha avanzado mucho en poco tiempo. En 2017, en su primera temporada en el circuito profesional ocupaba el puesto 507 del ranking mundial, ahora está el 64 y plantando cara a los mejores. “En enero empecé a entrenar en el CAR de San Cugat y al haber cambiado cosas sueles dar un pasito atrás en la competición para después dar dos hacia adelante. El confinamiento no me afectó mucho porque estuve entrenando el físico en casa y ya llevo mes y medio en pista. La forma la tengo recuperada, estoy al 100%, pero con los cambios te vienen dudas. Me tomo este torneo para crecer, disfrutar y seguir metiendo presión a los de arriba”, subraya el cordobés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here